viernes, 1 de julio de 2011

Shameless (2004 - Actualidad)... Una Desvergonzada Serie de Paul Abbott

Shameless es una de las mejores series que se emiten actualmente en el Reino Unido y con siete temporadas a sus espaldas (se acaba de estrenar la octava, y ha renovado para una novena) ha cautivado a los espectadores y a la crítica con su retrato excéntrico, desvergonzado y no exento de humor de una familia desestructurada de clase obrera, los Gallagher. Desde el primer minuto, la serie nos introduce en un mundo de aventuras sexuales, triunfos, amor, chanchullos y algún que otro encontronazo con la ley que se desarrolla en un barrio ficticio de Manchester en el que los coches sin ruedas son la norma y los que aún funcionan acaban siendo robados. Incontrolables pero entrañables, y absolutamente desvergonzados, los Gallagher destrozan los mitos y convenciones de los dramas familiares.





Frank (David Threlfall) es el cabeza de familia. Al menos lo es en teoría, porque en la práctica este borracho patético y pintoresco, que se autocompadece constantemente y no tiene oficio ni beneficio, no es para nada un padre modelo. En realidad, el peso de todo lo lleva la hija mayor, Fiona (Anne-Marie Duff), de 20 años, que se hizo cargo de todo desde que su madre los abandonó y su padre se dio a la bebida. La familia la completan Lip (Jody Latham), de 16 años, un adolescente guapetón que va de listillo y que tiene como objetivo perder la virginidad; Ian (Gerard Kearns), de 15 años, que vive activamente su homosexualidad, aunque a escondidas; y los pequeños Debbie (Rebecca Ryan) y Carl (Luke / Elliot Tittensor), además del bebé Liam.


A Fiona le parece increíble que alguien se pueda enamorar tanto de ella como para no salir huyendo al ver el panorama familiar. Pero la aparición de Steve (James McAvoy), un rey del trapicheo, demuestra que sus temores eran infundados. Otros de los extravagantes personajes de la primera temporada de la serie son los vecinos Veronica y Kev (Maxine Peake y Dean Lennox), capaces de apuntarse a una fiesta en casa a las tantas de la madrugada; Sheila (Maggie O'Neill), la amante agorafóbica de Frank; y Kash (Chris Bisson), el encargado musulmán del colmado del barrio, que engaña a su mujer con el jovencito Ian.

 

El creador de la serie es Paul Abbott, uno de los guionistas de televisión más reconocidos del Reino Unido. De su imaginación han nacido producciones de éxito como Coronation Street, Cracker o Shameless, con la que consiguió un BAFTA de televisión en 2005 a la mejor serie dramática, entre otros galardones. Abbott se crió en Manchester, y en los guiones de la serie se nota la huella de sus vivencias personales, su afinidad con los personajes y su manera de expresarse. Sabe aportar un toque de humor a sus guiones que provocan situaciones de lo más genuinas.


En 2010, la cadena estadounidense por cable Showtime, responsable de series como Dexter, Weeds, Los Tudor o Californication, realizó un sugerente remake de esta magnífica serie, contando con un excelente elenco actoral entre los que destaca William H. Macy como Frank Gallagher, y una sorprendente Emmy Rossum como Fiona.






Fuentes:
http://www.mundoplus.tv/zonaseries/series/ficha?shamelessuk
http://criticasenserie.blogspot.com/2011/02/shameless.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario