lunes, 12 de septiembre de 2011

Especial Cine de Zombies... 3ª Parte: El Zombie Moderno: Los Spaghetti-Zombies & La Década de 1990

Hasta ahora, en las dos entradas anteriores, habíamos denominado dos tipos de zombies según la época de aparición y sus características, los “clásicos” (para ver esa entrada, haz click AQUÍ)  y los “modernos” (para ver esa entrada, haz click AQUÍ). Digamos que los “spaghetti-zombies” forman parte de los “modernos”, aunque su origen italiano es suficientemente distintivo como para que los consideremos como una nueva subcategoría. 

Todo empezó cuando George A. Romero estrenó en el año 1978 "Zombi / El Amanecer de los muertos", que se convirtió en un relativo éxito y en una película de culto. Producida por Dario Argento y rodada en Italia, la continuación de "La noche de los muertos vivientes" ofrece más violencia y más gore que su predecesora. La industria cinematográfica italiana, tan proclive a realizar explotaciones de cualquier éxito del momento toma buena nota del trabajo del americano y se propone, con un presupuesto irrisorio y mucha casquería, saciar el apetito del público de carne putrefacta. 



Pero haciendo una comparación muy apropiada, se puede decir que si el "Zombi" de Romero es una película cerebral, donde se articula una metáfora del mundo actual y de las contradicciones del sistema capitalista, con unos zombis tercermundistas que quieren entrar al paraíso capitalista que representa el centro comercial donde se han refugiado los humanos, en el caso de estos zombis latinos, se trata de unos seres más viscerales, sin tanto trasfondo, y con más casquería y ánimo exploit. 

Y efectivamente la explotación de la cinta de Romero iba a tardar poco en llegar. El romano Lucio Fulci, con la cara dura y desparpajo habitual en él, estrena en 1979 "Zombi 2" (conocida también como "Nueva York bajo el terror de los muertos vivientes"), una continuación bastarda y nada oficial de la cinta de Romero. Se podría decir que esta película fue la más importante del subgénero de los "Spaguetti-Zombies", la que abrió el camino a la explotación. 

LOS ZOMBIES DE LUCIO FULCI:

Lucio Fulci (1927 – 1996) fue un director, guionista y actor italiano. Después de estudiar medicina, optó por una carrera cinematográfica, trabajando en una gran variedad de géneros en Italia. A principios de los años 1970 eligió el área de los thrillers, dirigiendo películas de Cine Giallo que fueron un éxito comercial y bastante polémicas por su violencia y manera de ver a la religión.

En 1979 filmó su primer gran éxito llamado "Zombi II", una película excesivamente sangrienta de zombies, tratando de igualar la popularidad de "El Amanecer de los Muertos" (1978) de George A. Romero, la cual fue titulada en Italia como "Zombi" (aunque no hay conexión entre la película de Romero y Fulci). Le siguieron varias películas de horror y lo sobrenatural, la mayoría incluían zombies. Sus obras han sido catalogadas por algunos críticos como las películas más violentas y gore jamás hechas.


Muchas de sus películas fueron censuradas o catalogadas para adultos debido a su contenido violento. Esto las hizo populares entre adolescentes amantes del cine de horror. Las películas de Fulci eran ignoradas o mal vistas por los críticos.

Después de la mitad de los años 1980 el estilo de Fulci empezó a declinar. Además tenía problemas personales y de salud, lo que empeoró su situación. Su muerte ocurrió al no inyectarse la insulina para tratar su diabetes. Algunos conocidos dicen que fue en parte un suicidio, pero no se ha podido confirmar.

En 1998, su película "El Más Allá" fue reestrenada en los cines por Quentin Tarantino, quien ha citado a la película, y al propio Fulci como fuente de inspiración.


Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Lucio_Fulci

NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES [Zombi 2] (1979)

"Cuando los muertos salen de la tumba, su vida será tu sangre"

Un velero aparentemente sin tripulación aparece bajo el puente de Brooklyn en Nueva York. Dos guardacostas lo abordan para descubrir el porqué de todo, pero a uno de ellos lo ataca lo que parece ser un muerto viviente, destrozándole el cuello de un mordisco. Después de que su compañero abata
a tiros al monstruoso ser, la policía se hace cargo del caso. Ann, la hija del desaparecido dueño del velero, y Peter West, un atrevido periodista, se embarcaran en una peligrosa aventura tropical a la búsqueda del padre de ella, un científico que intenta descifrar el secreto de una peligrosa enfermedad relacionada con los ritos aborígenes y el vudú, que hace que los muertos se levanten de sus tumbas para saciar su hambre de carne humana. La película de Fulci se ha convertido con el paso de los años en un clásico y un referente para los seguidores del cine de zombies.
 

El título en castellano hace referencia al final de la película, ya que el resto de la cinta transcurre en una isla remota del archipiélago de las maldivas. Las escenas que abren la película y el epílogo de la misma se añadieron en el montaje final gracias al éxito de la película Zombi de Romero, por eso este título también es conocido como Zombi 2. El diseño de los zombies es notable y algunas escenas gore están muy bien resueltas. La película cuenta con una especie de imitación bastante mala llamada Holocausto Zombi en la que podemos encontrar al actor Dakkar, que interpreta a Lucas en el film de Fulci. 

La edición que ahora comercializa Vellavisión se estrena con el título Nueva York Bajo el Terror de los Zombies. El film de Lucio Fulci no es la secuela de ninguna película, pero por motivos de marketing se estrenó con el título de Zombi 2 (en España también es conocida por Nueva York Bajo el Terror de los Zombies), recordemos que en España Dawn of the Dead se tituló Zombi. El film se desarrolla básicamente en una isla y solamente al final de la cinta los muertos llegan a Nueva York, en una imagen bastante impactante. Aunque la producción adolece la falta de medios puede resultar un film de terror competente, desde luego es una visita ineludible para los seguidores del género zombie.

MIEDO EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS VIVIENTES [Paura Nella Cittá Dei Morti Viventi] (1981)

"Ellos vinieron de las entrañas de la tierra... para volver a la vida"

Lucio Fulci, nos volvía a mostrar su mejor cine y su particular visión dentro del subgénero de los muertos vivientes, con ésta peculiar historia que posee una trama más que interesante. Con este film Fulci se reafirmaba como uno de los grandes directores del género fantástico y de terror, poniendo las bases de lo que sería su filmografía a partir de ese momento, firmando una de sus mejores películas, donde disfrutaremos de un entramado correcto y efectivo, en el que se maneja a la perfección el misterio, el horror y el gore más explícito, ofreciendo imágenes y situaciones que pondrán los pelos de punta a más de uno.

En "Paura Nella Cittá Dei Morti Viventi", título original del film, que sería su segunda incursión en el mundo de los zombies tras la notable "Nueva York bajo el terror de los zombies" de 1979, encontraremos una estupenda combinación entre ésta última y el cine que venía haciendo el director italiano hasta entonces, con títulos como "Una lagartija con piel de mujer" y "Angustia de silencio" ambos thrillers de asesinatos y entramado policial o "7 notas en negro", una historia con tintes sobrenaturales, creando así, un film mucho más completo y entretenido.

Con una sesión de espiritismo que acabará con terribles consecuencias comienza el film, que en estos primeros instantes alterna imágenes del misterioso pueblo con la cara de terror de la protagonista, la actriz Catherine McColl, auténtica musa para Fulci, que aquí realiza un estupendo papel durante todo el film, protagonizando una de las escenas más angustiosas de éste, cuando despierta dentro de un ataúd después de ser dada por muerta, con el correspondiente ataque de pánico, gritando y rascando la tapa con las uñas. La actriz es salvada y acompañada durante todo el film por el conocido actor italiano Christopher George, un actor con buena planta adecuado para la historia, que ayudará a averiguar todo el misterio que esconde las visiones de Mary.

En el escenario principal de la película, el pueblo maldito de Dunwich, comienzan a suceder extraños y brutales asesinatos, justo el momento en que podemos comenzar a disfrutar de los muertos vivientes del film, unos zombies muy diferentes a los de "Zombie 2", éstos aparecen y desaparecen como espectros en la noche para atrapar a sus víctimas arrancándoles el cerebro. Fulci no tiene reparo a la hora de mostrarnos primeros planos de éstas sangrías espontáneas y de otras mucho más desagradables y fuertes, como una escena que por exagerada y salida de tono tiene su gracia, como es el taladramiento que sufre un joven a manos del padre de la chica con la que está tonteando.

El maquillaje y las caracterizaciones son correctas para la época con rostros desfigurados y sangrientos que en ocasiones aparecen entre la oscuridad sobresaltándonos, efectos especiales que esta vez no estuvieron a cargo de Gianetto de Rossi.

Lucio Fulci va más allá en esta historia, ya que el peligro de los muertos resucitados por el suicidio del sacerdote, no solo acecha a los habitantes del pequeño pueblo, sino que propone un mal a escalas mayores como revela el argumento, un posible final fatídico y apocalíptico para la humanidad que añade tensión a las escenas finales que trascurren en las cuevas bajo el cementerio.
 

Entre tanto momento bueno, tenso y desagradable, destacar la escena en que a una joven comienzan a sangrarle los ojos y a vomitar sus propio intestinos y demás órganos vitales, una secuencia realmente desagradable y bizarre. Y como curiosidad huelga decir que el final original de la película era un final mucho más optimista, en él, la joven protagonista tenía que despertar de una pesadilla, pero lamentablemente, el negativo quedó destruido supuestamente al producirse un incendio. Así que la película quedó con el final que tiene, abierto a cualquier opinión, aunque más rodeado de pesimismo si cabe.

Fuente: http://www.klownsasesinos.com/peliculas/m/487-miedo-en-la-ciudad-de-los-muertos-vivientes-1981.html

EL MÁS ALLÁ [L'Aldilà] (1981)

"Los muertos vivientes han tomado posesión del Más Allá"

Magnífica y aterradora obra que reúne toda la esencia del cine de uno de los grandes maestros del horror como fue Lucio Fulci. El film cuenta con una lograda atmósfera de misterio lúgubre y oscuro, que narra la historia de las siete puertas del infierno, unos portales que situados en diferentes lugares de la tierra, se abren para permitir el regreso de los muertos al mundo de los vivos. Hay quien asegura que esta, junto a otros dos títulos del director italiano como fueron, 'Miedo en la ciudad de los muertos vivientes' (Paura nella città dei morti viventi, 1980) y 'Aquella casa al lado del cementerio (Quella villa accanto al cimitero, 1981), las cuales fueron realizadas prácticamente al mismo tiempo, forman parte de una trilogía que Fulci quiso llevar a cabo en referencia a estas puertas del infierno, aunque nunca fueron confirmadas como tal.

La cinta ofrece una historia de misterio entorno a un viejo hotel de Nueva Orleans donde años atrás, el mal hizo presencia abriendo una de esas malditas puertas. Este momento abre el film en forma de prólogo donde Fulci ya nos ofrece detalles del especial trato que hará de la historia, así como algún morboso detalle con sus particulares primeros planos que siempre resultan impactantes. Partiendo de esa premisa, Fulci continua con la historia unos cuantos años después, cuando todo comienza a brotar de nuevo, recreando como el bien sabe hacer, situaciones cargadas de tensión y violencia. Unos escenarios fríos y lúgubres, donde comienzan a aparecer cadáveres que vuelven a la vida, que protagonizan secuencias cargadas de tensión. Estas escenas van siempre acompañadas de una explicitad morbosa, y van desde la obsesión del director por las extracciones oculares, ojos arrancados o aplastados, hasta recreadas secuencias de desagradables líquidos corroyendo caras humanas, así como destripamientos, y aquí en especial, la memorable escena de las arañas en la biblioteca. Una larga escena donde vemos el sufrimiento y el ataque de un grupo de arácnidos comiéndose la cara de un tipo, siendo indudable, el gusto por lo macabro a la hora de llevarlas a cabo.

El cine de Fulci nunca ha buscado una obra impune de calidad estética o argumental, y tampoco aquí lo busca, el film posee diferentes lagunas y quizás se pierda en determinados momentos tras situaciones o diálogos incoherentes. En ella hay secuencias que rozan el ridículo o el poco cuidado en los detalles, que son suplidos por secuencias que logran llamar la atención por lo desagradables e impactantes que resultan, que es en definitiva, lo que principalmente buscaba el director italiano en su cine, transmitir y mostrar sensaciones malsanas e incomodas, envueltas en una trama oscura, que hicieran pasar un mal rato al espectador. Es por eso que 'L'Aldilà' titulo original de la cinta, fue prohibido en gran cantidad de países el año de su estreno, dando injustamente o no, la etiqueta de obra más violenta de Lucio Fulci.

Personajes misteriosos, como la médium ciega acompañada de su perro, la niña pelirroja de mirada perversa y melancólica, o los sirvientes del hotel, quienes parecen saber lo que se esconde en el sótano del lugar, componen un grupo de personajes habituales en las historias del director, que junto a los muertos vivientes y el buen afear de la protagonista, la actriz Katherine MacColl, componen una de las típicas y estupendas historias que Lucio Fulci acostumbraba a rodar.

El momento: El final directo y sin andarse por las ramas, que llega casi sin avisar y en pleno ataque de los muertos, donde los protagonistas, se ven contemplando un escenario desalentador que termina por sentenciar una obra realizada para transmitir malas sensaciones.


Fuente: http://www.klownsasesinos.com/peliculas/e/748-el-mas-alla-1981.html

AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO [Quella villa accanto al cimitero] (1981)

"Nadie puede sobrevivir a los dementes zombis  que merodean en aquella casa al lado del cementerio"

Se ha hecho un lugar común en decir que los films de Lucio Fulci carecen de una narrativa contundente, quizás ésta cinta sea el símbolo de todo ello, de hecho cuando terminé de apreciarla, recordé una frase de Johnny Rotten cantante de Sex Pistols, aquella que decía: ¨¿Alguna vez se sintieron estafados?¨ pero con el correr de los días e incluso semanas empecé a recordar cada momento de Aquella casa... como único, aquí Fulci se filtra bajo la piel del espectador con efecto retardado, su ambientación, sus muertes brillantes, las sombras que parecen ganar de manera soberbia a nuestra luz, el enfoque tétrico que es cuidado hasta el más mínimo detalle, hacen de éste film un verdadero clásico de terror y de los buenos.

Tras ver toda su filmografía de Terror, me arriesgaría a afirmar que es la oscuridad más brillante del italiano, la que más miedo provoca.


Los supuestos baches argumentales de la presente, pueden ser absolutamente entendibles, todos conocemos gente inocente, gente que tropieza dos veces con la misma piedra pero cuidado, que Fulci lo hace a propósito, nos engaña, juega con nuestra mente, nos vende pistas falsas, es ahí cuando se ve la genialidad del director, un valiente que se atrevió al menos en ésta oportunidad a apartarse de lo convencional, con el riesgo que eso conlleva, y digo riesgo porque el público ¨común¨ difícilmente haya salido contento de las salas y ésto debido a que Fulci se les escapa de las manos y los provoca de manera siniestra.

Creada por alguien que ha influído de manera definitiva en personas como Quentin Tarantino es sin dudas una de las mejores películas de terror de la historia. 


Fuente: http://www.muchocine.net/criticas/14409/Aquella-casa-al-lado-del-cementerio

ZOMBI 3 [Zombi 3] (1988) de Lucio Fulci & Bruno Mattei

Lucio Fulci, uno de los más importantes directores del llamado Giallo, nos mostraba aquí un interesante y aceptable film con el que retomaba el género y la continuidad de su particular saga de muertos vivientes. No se trata de una película del todo correcta ya que contaba con algunos puntos negativos, uno de ellos fue el rodaje, que parecía maldito, ya que tuvo que ser pausado varias veces por diversos motivos. Primero por problemas de salud del propio director y más tarde por desavenencias de Fulci con actores y productores, cosa que lo llevó a tener que dejar el rodaje, del que se ocuparía semanas más tarde Bruno Mattei, un importantísimo director de películas gore y un fanático del mundo de los zombies, realizador de "Hell of the living dead". El film no perdió demasiado ritmo después de aquello y se terminó el rodaje con buenas expectativas, aunque por lo contrario Lucio Fulci renegó de él y no estuvo satisfecho con el resultado final.

Zombie 3, nos ofrece un disparatado ritmo lleno de secuencias angustiantes dotadas de mucha tensión, como podemos ver en las persecución que un grupo de zombies hacen a un tipo en el agua, el ataque a una joven en una gasolinera abandonada o en los momentos finales. En este film, Fulci no quería dejar la causa del contagio en el aire y ésta viene dada con una explicación de lo ocurrido, ya que el virus experimental que unos científicos realizan precisamente para reanimar a los muertos, es robado y debido a un accidente el contagio es inevitable.
La película que Fulci tuvo que compartir con Bruno Mattei, quizás no esté a la altura de uno de sus mejores films como fue "Nueva york bajo el terror de los zombies", también llamada como "Zombie 2", ya que presenta muchas carencias en cuanto a la trama se refiere, un guión bastante simple, unos diálogos en ocasiones absurdos y algunos de los actores de ellos pésimos. Pero el film tiene muchos atractivos que lo hacen imprescindible a la hora de valorarla como film de terror, como son las caracterizaciones de los zombies, con maquillajes muy logrados o escenas trepidantes que quedaron como momentos clásicos dentro de este subgénero.

Los zombies que Fulci nos propone aquí son temiblemente rápidos y peligrosos, trasmitiendo miedo al espectador, también podemos encontrar imágenes curiosas, como una cabeza en un frigorífico que salta al cuello de un chico, la escena de un parto muy doloroso o al locutor de radio que va informando durante todo el film, convertido en zombie justo antes de los créditos finales, un festín gore que te hará disfrutar de un buen film de muertos vivientes. Una escena muy destacable es el momento en que los únicos supervivientes, unos jóvenes que se hallan escondidos en un destrozado hotel, son sorprendidos por cientos de zombies que aparecen por todas partes, siendo acorralados y teniendo que huir del lugar no sin antes acabar con alguno de ellos, escena que filmaría ya Bruno Mattei.

Fuente: http://www.klownsasesinos.com/peliculas/z/30-zombie-3.html

LOS OTROS SPAGHETTI-ZOMBIES:

NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS [Non si Deve Profanare il Sonno dei Morti] (1974) de Jorge Grau 


Magnífica coproducción hispano italiana que allí llevó el título de "Non si Deve Profanare il Sonno dei Morti". Impresionante alegoría de los peligros que puede conllevar la contaminación ambiental. Fue una de las primeras películas de zombies españolas que se rodaron y posiblemente una de las mejores, junto con [REC] (2007) de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Se basa principalmente en "The Night of the Living Dead" (1968) de George A. Romero, el director crea terror puro desde los parajes de una campiña inglesa, con unos muertos que se desperezan al compás de los ultrasonidos de una máquina infernal.

Se trata de una decente película española de zombis con unos fx gore bastante logrados. Aqui los zombis son mas inteligentes de lo normal (utilizan las lápidas para lanzarlas a los humanos o para derribar puertas). El inspector de policía interpretado por Arthur Kennedy es un c......, no hace caso de lo que les cuenta la pareja protagonista sobre los zombis y la película hace una crítica feroz contra la contaminación industrial, la radioactividad y demas basura... A los de Greenpeace seguro que les encanta esta película".

Fuente: http://blogdealimana.blogspot.com/2010/06/0115-no-profanar-el-sueno-de-los.html


HOLOCAUSTO ZOMBI [Zombi Holocaust] (1980) de Marino Girolami

Un médico loco vive en una isla habitada de caníbales. Sus experimentos giran en torno a la reanimación de cadáveres por medio de la conversión en zombies. A esta isla arriba una expedición que pronto es perseguida por caníbales y zombies por igual. Poco holocausto y menos zombies es lo que ofrece esta pobre producción italiana. Sin duda el estreno un año antes de Holocausto Caníbal propició en parte el rodaje de esta serie Z, casi un calco del film dirigido por Ruggero Deodato, aunque en esta ocasión el viaje de los antropólogos a la selva se ve aderezado por la presencia de un científico loco, creador de unos abominables zombies. Cutrez extrema tanto en el argumento como en las demás facetas de la producción. Resulta hasta divertida de lo mala que es, las incongruencias narrativas son numerosas y la cinta nos regala la posibilidad de contemplar los malísimos efectos gore y los numerosos desnudos de la rubia protagonista.

Fuente: http://www.filmaffinity.com/es/film237860.html

APOCALÍPSIS CANIBAL [Virus / Hell of the living dead] (1980) de Bruno Mattei & Claudio Fragasso

Situándonos en el contexto de la película, como siempre se debe hacer, hay que tener en cuenta donde estamos al visualizar este film. Una película de Serie B, italiana, exploitation y gore…además de ahondar en el subgénero de zombies-infectados.

La película es como una extravagante mezcla de “aventuras selváticas exploit”….que mama de la célebre “Holocausto Caníbal” realizada en 1979 por Ruggerio Deodato, y del cine fantástico y de terror de donde podemos extraer conceptos de las conocidas y anteriores a esta “La Noche de los Muertos Vivientes” (1968) o “Zombie” (1978) ambas de George A. Romero.

El filme, sin embargo, y creyendo al principio que se iba a tratar tan solo de italianada más del género para ver sin pretensiones (solo hay que ver ese comienzo con la central química y la música electrónica de Goblin), encierra algo más que al menos yo, he creído presenciar…pero no nos adelantemos.
En primer lugar, hay que reconocer que hay escenas y situaciones que dan vergüenza ajena…sobre todo en las primeras escenas del asalto a la embajada americana…se nota que los actores no ensayaron realmente como actúa un equipo Swat; y que varias escenas (esto durante varios momentos de la película) no se repitieron ni se pulieron..y quizá se rodaron a la primera…dejándolas tal cual.

La película entra más tarde en la etapa por la selva guineana, donde sí consigue muy buenos momentos, paisajísticos con recortes de documentales de animales…(o tal vez rodados por ellos mismos y luego entrelazados). Todo dentro eso sí, del formato de la serie b italiana.
Aunque adolece en esta parte de cierta irregularidad y de situaciones mal rematadas en algunas secuencias…e incluso algunos momentos un poco como si no vinieran a cuento (la conversación de la chica con el miembro de las fuerzas especiales que quiere coquetear con ella es como metido ahí con calzador…muy forzado; o cuando uno de los swat se disfraza en la casa antes de que lo ataquen los zombies…espantosa secuencia)

No faltan los momentos gore…con tripas, mordidas, sangre…por cierto, que no entiendo muy bien como les costaba tanto entender que a los infectados-zombies se les mataba con dispararles a la cabeza…la cantidad de balas que gastan es alucinante…¿no se acordaban en ningún momento que uno de los miembros (el loco) descubrió que se les mataba acertándoles en la cabeza?

Y tal vez, vienen los momentos que pudieran ser más serios y más reflexivos del film (aunque la película ciertamente hay que verla sin pretensiones). Como la humanidad es incapaz de hacer frente a la crisis mundial que se avecina…como se insultan unos a otros y como se recriminan echándose en cara con cualquier excusa para culparse entre todos de la situación creada. El momento en que el presidente de Guinea se queda solo en el hemiciclo de la ONU, mientras el presidente americano le dice: “tranquilo, todo se arreglará…vámonos ya, es tarde”, es desolador….pasmoso….el parlamento vacío, con algunos papeles sobre los escritorios….abandonado, apocalíptico….como lo va a estar el mundo.

El peligro de una central química experimental (aunque casi se podría pensar en una central nuclear…como metáfora contaminante), situada en un país tercermundista (el mundo industrializado utiliza y destruye al tercer mundo), no es sino el peligro del mundo consumista, moderno, industrializado…que busca artificialmente reducir la población para reducir el coste…el gasto.

En la película, el ser humano se autodestruye, se devora a sí mismo…como realmente hace en la vida real…cuando en el día a día todo es una batalla para acabar con el de al lado y ocupar su lugar .

Las últimas secuencias son también muy significativas…mientras la televisión anuncia cosas extrañas que están pasando, la gente parce no preocuparse y no darle importancia…en el mundo occidental interesa egoístamente nuestro entorno cotidiano..tomar una cerveza en un pub y ligar con la chica que nos gusta…hasta que quizá, ya sea demasiado tarde… porque el hombre se destruye, se devora a sí mismo…

Un film que encierra más de lo que parece mostrar, y que el gore y el formato exploit de la cinta, esconde quizá un mensaje mucho más oscuro y siniestro que el simple hecho de ver a un zombie comiéndose a un hombre.

Por cierto, y como toque final… Margit Evelyn Newton cumple en su papel bastante más que el resto del pobre reparto…no solo por la exuberante belleza que muestra, sino por la expresividad de su rostro, que parece vivir de verdad la historia que la envuelve, en contrapeso de los demás…que a momentos dan la sensación de estar en otra película.


Fuente: http://www.abandomoviez.net/db/criticas.php?film=705

LA NOCHE DEL TERROR / MASACRE ZOMBIE [Le Notti Del Terrore (Burial Ground: The Nights of Terror)] (1980) de Andrea Bianchi
Planteada como un exploit romeriano, saquea a Fulci a lo bestia pero con una torpeza tan inaudita que hasta despierta sus simpatías. Bianchi ha hecho una regular película gore y una horrenda película de terror.
La historia tampoco es que se entienda mucho. Un gordo con barbas descubre algo en los subsuelos de una mansión y los muertos salen de sus tumbas dispuestos a dar guerra. Luego llegan al lugar tres mujeres de buen ver casadas con tres señores feos, todos de pasta. Una de ellas tiene un hijo con pinta de Galindo que anda siempre como cabreado. Es el que pone la nota de mal rollo, con un complejo edípico a cuestas bastante gracioso (esa teta...). Y eso, a aguantar la acometida de los zombies y poco más. En cierto modo esta simplicidad narrativa es lo mejor de la película, pues nos ahorra estúpidas subtramas y demás morralla explicativa. Entra al lío con admirable decisión.

El resto: pésimos actores (pero pésimos de verdad), paupérrimos efectos especiales, nulo interés estético (algún plano aislado, quizás) y el dudoso honor de ser la única película de zombies en la que los personajes humanos son más idiotas que los muertos (estos al menos cooperan entre ellos). Si buscáis gore verdaderamente repulsivo, quedáos con Girolami y su (también penosa) Holocausto zombi. Si buscáis un gore con mayor sustancia cinematográfica e igualmente incómodo recurrid a Fulci. Si lo que queréis es pasar el rato y echaros unas risas, entonces La noche del terror puede valer. ¡Es tan ridículamente divertida!


Crítica de Nachete: http://www.filmaffinity.com/es/review/27082743.html


LA INVASIÓN DE LOS ZOMBIES ATÓMICOS [Incubo Sulla Città Contaminata (Nightmare City)] (1983) de Umberto Lenzi

Umberto Lenzi, que años después dirigiría la interesante Black Demons, plagia a su manera el Zombie de Romero con unos infectados/zombis (en la peli los llaman zombis, parecen infectados que se comportan como en la posterior 28 Días Después de Danny Boyle) que invaden una ciudad en ¡¡¡avión!!!.

Las interpretaciones de los ¨zombies¨ son tan malas como absurdas... y aún así divierten. Es impagable ver zombies con metralletas, que parecen más guerrilleros que muertos vivientes. Así que los zombis corren, usan armas, pilotan aviones... y hasta planifican.


Así que estamos ante un exploit en toda regla, con ¡¡¡Paco Rabal!!! en uno de los papeles principales... una ciudad de Madrid de 1980 pasando por una ciudad de EEUU. Impagable el momento en que un cirujano interrumpe la operación para lanzarle el bisturí a un zombie que irrumpe en el quirófano (homenajeada veladamente por
Robert Rodríguez en "Planet Terror").

Un delirio muy entretenido, hoy en día nostálgico, para cualquier amante de los zombies... y del cine italiano de terror. En resumen, una peli a la altura de cualquier ¨clásico¨ de Fulci de la época, con más ritmo, secuencias de acción, y F/X tan desagradables como malos (y es que los maquillajes son de lo peor de la peli... y eso es decir mucho).


Fuentes: 
http://www.abandomoviez.net/db/criticas.php?film=216 
http://www.freekmagazine.com/index.php?module=public&section=main&action=articles_details&id_category=13&id=2202 

LAS NOCHES ERÓTICAS DE LOS MUERTOS VIVIENTES [Le Notti Erotiche dei Morti Viventi] (1979) de Joe D'Amato

"Las noches eróticas de los muertos vivientes", de Joe D'Amato (más conocido por dedicarse después al porno con Rocco Siffredi como protagonista), es una sexplotation con insertos porno donde Laura Gemser (la Emanuelle negra, sin doble "m" para evitar problemas con los derechos de autor) llegaba a una isla infestada de zombis... o de caníbales, no queda muy claro. Por cierto, la acompaña el inquietante George Eastman, que ese mismo año pasaría a los anales del otro cine por devorar un feto en "Gomia, terror en el Mar Egeo", también a las órdenes del zetoso D'Amato.

Fuentes:
http://www.freekmagazine.com/index.php?module=public&section=main&action=articles_details&id_category=13&id=2202
http://abandomoviez.net/db/pelicula.php?film=1731

DEMONS [Demoni] (1985) de Lamberto Bava

Demons es una obra maestra. Y raro es que haya salido de la cámara de Lamberto Bava, el hijo aprovechado del maestro Mario Bava. Tanto ésta como, algo menos, Demons 2 (Demoni 2: l´incubo ritorna, 1986), son piezas imprescindibles para todo aficionado al terror y al gore italianos. Ya desde el comienzo la historia apunta maneras. Varias decenas de personas, a cada cual más pintoresca, acuden a un misterioso cine al que han sido invitados. Se proyecta una película de terror que habla del comienzo del fin del mundo a manos de los demonios. Pronto, lo que sucede en la película también sucederá en la sala de cine. Todos quedan atrapados, y la única salvación que tienen es luchar contra los seres del averno. Hay cinco razones para tener Demons en la cabecera de cualquier colección.

 5. La banda sonora, tanto la instrumental como la selección de grupos heavy, destacando Mötley Crue o los geniales Goblin (grupo predilecto de Dario Argento, no por nada productor de la película). Atención al tema inicial, en la secuencia del tren. Se trata de una de las composiciones más surrealistas que uno ha podido escuchar. No pega para nada, pero joder… ¡es mítica!
4. Las escenas gore son tan exageradas como divertidas. Desde la primera transformación en demonio de una prostituta, hasta desmembramientos y desgarros de piel varios, sin olvidarnos de la mala leche de algunas, como aquella en la que a un ciego se las hacen pasar verdaderamente putas. Además, no solo hay sangre, sino litros de babas verdosas y demás fluidos corporales.

3. El momento Deus ex machina. Un helicóptero se carga el techo del cine cuando los protagonistas más lo necesitan. Un momento apocalíptico e hilarante a partes iguales. Para terminar de redondear la escena, tenemos la aparición sorpresa de un joven y malvado Michele Soavi, que se lleva un buen escarmiento por parte de los protagonistas. Esto es, que le meten de lleno en el ojo en una punta de acero. Ahí es nada.

2. La memorable escena del protagonista en moto rebanando, con una katana, cabezas y brazos de demonios. Todo aderezado con un temazo heavy. El tipo pasa en unos segundos de pijo de ciudad a una especie de action hero, con las mangas de la camisa recortadas para enseñar bíceps. Brutal.

1. ¡El negro de Demons! Quien no haya visto la película no ha conocido aún a uno de los personajes más icónicos del género. Este tío, un chulo putas, aparece más o menos hasta la mitad de la función, pero cada escena con su presencia elimina la atención en el resto. Tan mítica es su intervención que en Demons 2 vuelve a tener un papel secundario, con un personaje diferente. Y efectivamente, lo clava de nuevo.

Crítica de Carlos Cubo: http://www.muchocine.net/criticas/10601/Demons

DEMONS 2 [Demoni 2... L'Incubo Ritorna] (1986) de Lamberto Bava

Lamberto Bava dio en el clavo con esta saga de demonios ya que se dio cuenta que era imposible competir con la sombra de su padre, el que hoy en día es considerado uno de los maestros del terror y cuya obra se compone de varios clásicos y películas de gran calidad… pero Lamberto, marcado por el genio de su padre, se arriesgó en el mismo género que él, eso sí cambiando ciertos aspectos que lo ayudarían a tener un sello diferente y más comercial… es tal que con la saga de Demons, lo logró y con creces, ya que un año después de la primera entrega, realizó una segunda parte con gran éxito y con una propuesta llena de energía, con bastante acción, humor y gore. 

Demons 2 retoma lo mejor de la primera y lo multiplica, ya que a diferencia de la primera, que se desarrollaba en un cine, esta toma como escenario un edificio, donde los habitantes se ven invadidos por las fuerzas malignas a través de un programa de televisión el que habla sobre los demonios y proyecta una película sobre ellos… lo paradójico es que el zombie que aparece en la ficción es capaz de introducirse por la pantalla y morder a una jovencita, que en medio de su cumpleaños, se suelta contagiando a todos los asistentes… lo que viene es un desarrollo vertiginoso de la trama, la cual se centra en la proliferación de los demonios en todos los lugares del edificio, sin el mayor contrapeso… una mujer solitaria con su perro, un niño, una embarazada y su marido, una prostituta, un grupo de personas que asistían al gimnasio, todos… completamente todos, son víctimas de los demonios, pero como es lógico, nunca faltará la pareja que tomará el protagonismo y que claramente se transformará en el símbolo de supervivencia.

La dirección es dinámica y potente. Bava no se queda en darse vueltas buscando un guión “inteligente” sino que a través de su astucia y talento logra plasmar un filme entretenido y que cumple con lo que se espera de él… hay escenas bastante notables como cuando el zombie sale de la pantalla y ataca a la joven, cuando el niño se transforma en demonio y desde dentro de su cuerpo surge un “Gremlin” colocando la cuota de humor, cuando el grupo de parapeta en los estacionamientos, la pareja que queda atrapada en el ascensor… en fin, Bava guía la película con claridad, no olvidando aspectos técnicos que suman como la fotografía, la música ochentena, los efectos especiales y la truculencia del guión que aunque no es perfecto (deja varios cabos sueltos) está óptimo en cuanto a cinta de terror adolescente se refiere.


Fuente: http://fantasmatadero.blogspot.com/2009/04/demons-2-lamberto-bava-1986.html

BLACK DEMONS [Demoni 3] (1991) de Umberto Lenzi

Tres estudiantes norteamericanos, Dick, su hermana Jessica y Kevin, el novio inglés de esta, están de viaje en Brasil cuando Dick, tras asistir a una ceremonia vudú, desarrolla unos extraños poderes. Entonces su jeep los deja tirados cerca de una pequeña plantación en la jungla, donde tuvo lugar una revuelta de esclavos hace 150 años. Dick usa sus poderes para devolver la vida a seis esclavos negros ejecutados que perseguirán a los chicos y a los habitantes de la plantación, clamando venganza por sus muertes. 

Última película del subgénero "Spaghetti-Zombies".

Fuente: http://www.filmaffinity.com/es/film533291.html

LOS AÑOS 90:

LA NOVIA DE RE-ANIMATOR [Bridge of Re-Animator] (1990) de Brian Yuzna

Han transcurrido cinco años desde aquella terrible noche en el depósito de cadáveres del Hospital Miskatonic University, en Massachussets, donde los muertos resucitaron desencadenando su espeluznante furor contra los vivos y contra ellos mismos (en una increíble oleada de horror que fue conocida como la "Masacre de Miskatonic"). Aquella noche, los Doctores Herbert Wells y Dan Cain inyectaron a los cadáveres el increíble descubrimiento de Wells; un suero capaz de devolver la vida a los muertos. Ahora, un lustro después, el demente doctor West continúa perfeccionando su misteriosa fórmula para regenerar tejidos muertos. En esta ocasión West pretende crear un nuevo ser utilizando las distintas partes de varios cadáveres.

Secuela de la aclamada "Re-Animator" (1985) de Stuart Gordon, que si llegar a igualar la genialidad de la primera parte, resulta una película bastante divertida, y entretenida.

Fuente: http://www.filmaffinity.com/es/film125642.html

BRAINDEAD (TU MADRE SE HA COMIDO A MI PERRO) [Braindead] (1992) de Peter Jackson


Exacto, estamos hablando de Peter Jackson, el mismo director al que medio mundo puso en un pedestal gracias a su trilogía sobre ‘El Señor de los Anillos’. Sí, antes de convertirse en un aclamado y distinguido cineasta, el Sr. Jackson se movía por círculos mucho menos glamorosos. Así lo demuestran sus dos primeros largometrajes. ‘Bad taste (mal gusto)’ y ‘El delirante mundo de los Feebles’. Para hacernos a la idea, la primera trata sobre una invasión de alienígenas empeñados en construir en la Tierra una hamburguesería intergaláctica en la que se sirva carne humana. La segunda habla de los oscuros entresijos del mundo del espectáculo: miseria, sexo, drogas, muerte… todo ello contado a través de unas simpáticas marionetas.

Las dos primeras experiencias cinematográficas “serias” del director neozelandés no pueden considerarse completamente satisfactorias. Ambas acaban pagando la falta de medios y un aire excesivamente amateur, que las acaba acomodando en los peligrosos territorios de lo irritante. No obstante, se puede rescatar de ellas un incontenible espíritu gamberro y desenfadado, aparte de un innegable buen ofici dentro del género gore. Con ‘Braindead’, el en aquel entonces joven cineasta afrontó este nuevo proyecto no sólo con más recursos económicos, sino también -y esto es mucho más importante- sabiendo dónde falló en las anteriores ocasiones. Rectificar es de sabios, y Peter Jackson ciertamente lo es.

La coletilla en el título (que sólo se puso en España) puede echar para atrás a más de uno, pero a la vez es el mejor indicativo de por dónde van los tiros. Así que digámoslo bien, ‘Braindead (Tu madre se ha comido a mi perro)’ es una desternillante película que hace de las entrañas su única razón de ser. Pero eso sí, lo hace paradójicamente con una clase muy difícil de ver en este tipo de cintas. Buena parte del mérito es del tono auto-paródico que irradia la historia. La trama es absurda, pero en este caso es algo que juega a favor del filme. No hay que olvidar que el objetivo de Jackson es hacer pasar un buen rato a todo aquel que disponga de un estómago a prueba de balas. 

El transcurrir de los sucesos (a cada cual más disparatado y deliciosamente asqueroso), nos lleva a la inigualable recta final: apoteosis total del “splastick”. La fiesta en casa del protagonista acaba -como no podía ser de otra forma- en una orgía de intestinos bañada en sangre, en la que cualquier objeto y situación acaba convirtiéndose en la excusa perfecta para desmembrar al personal. Entre carcajada y carcajada, hay escenas -como la del cortacésped- que quedan para siempre en la memoria de los más entusiastas del “buen mal gusto”. Y no sólo estas determinadas y mágicas escenas, sino toda la película como conjunto. Respecto a ello, Peter Jackson afirmó que hasta que no se rodase una película más gore que ‘Braindead’, no volvería familiarizarse con el género. Obviamente, aún no lo ha hecho.

Crítica de Bad Taste 2.0: http://www.elseptimoarte.net/foro/index.php?topic=8466.0

EL EJÉRCITO DE LAS TINIEBLAS [Army of Darkness (Evil Dead 3)] (1993) de Sam Raimi


Lo que se inició como un proyecto entre amigos rodado durante fines de semana, considerado más tarde por Stephen King como "La película más espeluznante de todos los tiempos", se convirtió once años después en la trilogía más desternillante y malintencionada del genero. Tras Posesión Infernal y Terroríficamente Muertos, El Ejercito de las Tinieblas tomó el relevo con un sofisticado despliegue de efectos especiales y sin duda con un mayor presupuesto y apoyo. Atrás habían quedado esos años en los que un joven Sam Raimi tenía que mendigar de un estudio a otro para que alguien le produjera la película que quería rodar. 

De nuevo, el guión de esta entrega procedía de la imaginación de Sam, que esta vez contaba con la ayuda de Ivan Raimi, conservando el estilo de las predecesoras aunque el argumento se situase en un nuevo escenario. Nos encontramos en la Edad Media. Pero ni siquiera esta época está exenta de situaciones disparatadas, demonios por doquier, posesiones, el cinismo de Ash, el necronomicón... y por supuesto el humor macabro, tan característico de esta saga. Además de conservar todos estos elementos, es de agradecer que Raimi, en lugar limitarse a recurrir de nuevo a la cabaña en el bosque, traslade la historia a un lugar completamente distinto con lo que consigue aportar novedades, y así no caer en situaciones repetitivas, aunque en algunos momentos la parodia explicita gane terreno al terror. Los excesos sangrientos de Posesión Infernal y Terroríficamente Muertos dejan paso a una historia de aventuras terroríficas de las que el héroe Ash será protagonista en su búsqueda de El Libro de los Muertos, para poder así recuperar su vida anterior. 

El prólogo donde el propio Ash nos explica como ha llegado hasta allí, y por supuesto el disparatado final en el centro comercial, son todo un acierto. Lo mismo ocurre con la persecución en el bosque, el robo del necronomicon en el cementerio y con frases como: "Me llamo Ash. Electrodomésticos", "Nena, dame tu cariño"...

Divertida, desenfadada y sobretodo un aceptable cierre para esta trilogía.

Crítica de Dario García-Verdugo Vargas: http://www.aullidos.com/pelicula.asp?id_pelicula=285

MORTAL ZOMBIE [Return of the Living Dead 3] (1993) de Brian Yuzna





“Mortal Zombie” representa la tercera entrega de la saga “El Regreso de los Muertos Vivientes”. En su día viajo por diversos festivales de cine fantástico y el icono de su protagonista zombificada perdura aún hasta nuestros días.

En ella se nos cuenta cómo se realizan experimentos con los “restos zombies” (venidos de la anterior entrega de la saga) para resucitar a los muertos y crear los soldados perfectos e invencibles. El hijo del científico a cargo del proyecto curiosea las instalaciones y tras el inevitable accidente de turno, su novia fallece. El joven no duda en aplicar en ella las investigaciones realizadas por su padre y volverla a traer a la vida. Los problemas no tardan en llegar cuando la joven zombi comienza a tener hambre, mucha hambre, y de carne humana.

Muchas de sus escenas y situaciones son absolutamente inverosímiles y surreales, pero en general, el film resulta muy ameno de ver (despierta más de una carcajada entre los amantes del género) y, como decía al principio, posee varias escenas inolvidables. Entre ellas a destacar aquella en que la joven zombie, tras descubrir que palia su hambre auto infligiéndose dolor, se clava por todo el cuerpo cristales, hierros y todo lo que encuentra, quedando salvajemente “tuneada” como si hubiera salido directamente de los infiernos de “Hellraiser”.

No es ni por asomo de las mejores de su clase, ni resulta inolvidable dentro del género de zombies, pero pienso que es lo suficientemente entretenida como para invertir una hora y media en ella y pasar un buen rato.

Crítica de Ravenheart: http://www.filmaffinity.com/es/review/74141007.html


MI NOVIA ES UN ZOMBIE [Dellamorte Dellamore] (1994) de Michelle Soavi


Extraña y simpática película sobre muertos vivientes dirigida por Michelle Soavi en 1993. Basado en una novela de Tiziano Sclavi (creador del cómic "Dylan Dog"), el film parte de una premisa ciertamente curiosa. En un cementerio de Buffalora, Italia, los muertos resucitan a los pocos días de ser enterrados, por lo que el encargado del camposanto debe encargarse de devolver a los muertos a sus tumbas. Lo original de la propuesta viene del planteamiento mismo de la cinta, empezando la historia tiempo después de que el enterrador descubra el levantamiento de los muertos. Así, nada más empezar la película, se nos presenta al personaje principal (el Dellamorte del título original, interpretado por Rupert Everett antes de ser encasillado en papeles de entrañable gay) como implacable asesino de muertos vivientes, dando el hecho de la resurrección como algo normal, como parte de un trabajo mal pagado. De ahí surgen la mayor parte de los efectos visuales, ya que el único modo de acabar con los zombies es abriéndoles la cabeza. Con ello, la consabida ración de gore está servida.


Sin embargo la trama no se queda anclada en la manida lucha de vivos contra muertos vivientes, siendo la película un compendio de terror, sátira, comedia, crítica social más o menos velada e incluso algo de erotismo injustificado. Todo ello regado con mucho surrealismo, nota predominante durante todo el metraje. Hacia el final de la película el argumento da un giro tremendo que hace que el espectador pierda interés, aunque ciertas ideas resulten filosóficamente interesantes (el viaje final a través del túnel) o abiertamente cómicas (la escena pasada de rosca en el hospital). Todo esto hace que pierda en cuanto a coherencia argumental, llegando a límites de surrealismo que rayan en lo incongruente.
Hay escenas visualmente geniales, como la aparición de la mismísima Muerte a partir de las pavesas de una guía telefónica en llamas, o el afinado recurso de las alas de las estatuas del cementerio. En cuanto a las escenas de género puramente dicho, son dignas de mención las apariciones del grupo de scouts muertos atacando a los protagonistas.


Llama la atención en una película de este tipo la participación de un actor como Rupert Everett, aunque borda su papel de tipo desencantado con la vida. Su rol de pistolero perturbado resulta muy divertido.
El mayor problema de esta película proviene de la traducción al castellano del título original. "Mi novia es una zombie" nos trae a la mente una comedia disparatada, tal vez una película paródica del género de terror. En otros países se tradujo el título como "Cemetery man", recalcando quizás el elemento terrorífico como anzuelo comercial. Sin duda es mucho más sugerente el título original que hace referencia directa al nombre del protagonista de la película: "Dellamorte Dellamore".


Crítica de Miguel Martín: http://www.aullidos.com/pelicula.asp?id_pelicula=883




Hasta aquí ha llegado esta tercera parte del amplio especial sobre el cine de zombies, próximamente tendremos la cuarta y última entrega con los "Zombies Infectados" & La década del 2000...

3 comentarios:

  1. Existe un video que no encuentro que parece suceder a la NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBI, donde el policia muerto comienza a contaminar la ciudad, hay desordenes y un un grupo SWAT huye de la ciudad, se refugian en un gran MOLL,donde llegan millares de zombies que finalmente matan civiles y parte del comando, que huye de nuevo en helicoptero ¿ como se llamaba ese filme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. COMO ES MUY LARGA MI RESPUESTA, LA VOY A DIVIDIR EN DOS COMENTARIOS.

      COMENTARIO Nº1:

      Ahora mismo no se a que película te refieres. Hasta donde yo sé, la única secuela (entre comillas) que tiene el delirante peliculón de Fulci que me citas, es la titulada como "Zombi 3" (también conocida como "Las noches de terror").

      Lo que viene a continuación es un articulo extraído de la página ¨biografías¨, concretamente de ¨Lucio Fulci: Mas Allá del Terror¨. En ella se comentan detalles de la producción y el rodaje de ¨Zombie 3¨.

      AVISO: Se incluyen detalles sobre el argumento de la película... SPOILERS!!!

      Durante años, Fulci había planeado hacer una secuela de su gran éxito ¨zombi 2¨(¨Nueva york bajo el terror de los zombies¨), la cual quería filmar en 3D. Cuando en 1988 finalmente lo hizo (aunque solo se vio en 3D en Italia) el resultado fue terriblemente decepcionante.

      Filmada en las Filipinas, la historia y la creación de ¨Zombie 3¨ es compleja y confusa, siendo muy posible que nunca sepamos la completa verdad acerca de lo sucedido. Fulci dijo acerca de la motivación de realizar ¨Zombie 3¨:¨Hice la película porque necesitaba el dinero...entonces y ahora, tengo que comer¨. No es que se hubiera desinteresado por el género de terror, o no quisiera hacer una secuela de su célebre película. Lo cierto es que el proyecto fue mal concebido desde el principio.

      El presupuesto era terriblemente bajo, el plan de rodaje bastante corto, varios actores tenían un muy bajo nivel, y el guion de Claudio Fragasso y su mujer copiaba vergonzosamente elementos de una serie de películas exitosas del momento (el regreso de los muertos vivientes, zombie, el día de los muertos). Consciente de estos fallos (incluido el guion, el cual Fulci odiaba) el director aceptó comenzar la filmación aún sufriendo un delicado estado de salud agravado por el insoportablemente caluroso clima filipino. La filmación debía detenerse varias veces hasta que Fulci se recuperara y el presupuesto, que ya era escaso, fue bajando cada vez más. Fulci pidió más tiempo y dinero, los cuales no le dieron. Entonces comenzó a reescribir y modificar el guion junto a su hija Camilla para poder cumplir con el plan de rodaje, lo cual fue imposible.

      Existieron, además, otros hechos que demuestran el bajo nivel y poca seriedad del equipo de producción. Según Fulci:¨Estaba enfermo por los idiotas de la producción. El director de producción, todos los días, al mediodía, mandaba a todos a casa para poder acostarse con una chica oriental que recién había conocido. Cuando me quejé, amargamente,! la chica me llamó mentiroso!¨. Tras cinco insoportables semanas de rodaje, Fulci abandonó la dirección de la película, siendo reemplazado por Bruno Mattei y Claudio Fragasso. Es casi imposible saber cuántos minutos dirigió cada uno.

      Eliminar
    2. COMENTARIO Nº 2 (Continuación del de arriba):

      Fulci siempre declaró que:¨muy, pero que muy poco del producto terminado es mío¨, pero también dijo que:¨en la pantalla pueden verse solo cincuenta minutos dirigidos por mi¨. Por otro lado, Fragasso afirma que, junto a Bruno Mattei, dirigió ¨escenas adicionales¨ agregando que, por su parte, también filmó las escenas con zombies, muertes truculentas, ataques y militares. Entretanto, sostiene que Fulci rodó el resto del filme y las partes con los actores. Lo cierto es que lo que filmó Fulci no alcanzaba por completar la película. Entonces Fragasso eliminó varios minutos de su trabajo y pegó de manera más o menos coherente nuevas escenas filmadas por él y Mattei.

      Este caótico collage de escenas se nota claramente en la película: mientras que, por momentos, los zombies se desplazan lentamente mirando hacia el suelo con los ojos cerrados al mejor estilo Fulci, en otras ocasiones corren velozmente, pegan trompadas, arañan y portan machetes. Si bien reconocemos que no se sabe exactamente cuantos minutos y que escenas filmó cada director, la verdad es que ¨Zombie 3¨ se parece mucho a ¨Apocalipsis Caníbal¨, dirigida por Mattei y Fragasso, y nada a ¨Zombi 2¨(¨Nueva york bajo el terror de los zombies¨).

      En toda la película, prácticamente no se ve ni una sola escena que remita a los films de zombies de Fulci: No hay planos detalles de los ojos y los rostros, no hay agresiones oculares, no hay elementos sobrenaturales o místicos, no hay ni un solo cameo del director (médico forense en ¨Zombi 2¨,inspector en ¨miedo en la ciudad de los muertos vivientes¨),como si solía hacerlo en casi todos sus films de horror. El explotativo argumento de pseudo ciencia ficción es inhallable en los films de Fulci, como también las aparatosas escenas de acción y explosiones, bien al estilo Mattei. A pesar de su caótica realización, ¨Zombie 3¨ consiguió ser un film de zombies realmente divertido y por momentos bastante brutal. Los efectos especiales, si bien demuestra el bajo presupuesto del film, son acertadamente repulsivos. La divertida música, aunque escasa, de Stefano Mainietti, la neblinosa y colorida fotografía, las muy bien filmadas escenas de acción sangrienta y algún detalle curioso (el DJ zombie que anuncia la llegada de un armonioso mundo de zombies) ,hacen que ¨Zombie 3¨ sea una fiesta para los amantes del gore y los zombies. Ahora bien, si se la compara con las buenas películas de Fulci, sale perdiendo, y por mucho.

      Desgraciadamente Fulci no pudo evitar que su nombre apareciera en los títulos de crédito (su contrato le obligaba a figurar como director sin seudónimo posible), haciendo que Mattei y a Fragasso no salieran acreditados (para no ser culpables de su realización).

      Lo que podía haber sido y no fue...

      De todas maneras, indagando un poco sobre el tema, hay otras películas que están (de algún modo) relacionadas con "NY Bajo el terror...", como por ejemplo:

      - "Zombi holocaust": Cinta de terror Italiana protagonizada por Ian McCulloch y Alexandra Delli Colli, dirigida por Frank Martin, y que en la cual se utilizaron casi los mismos lugares que la película "Zombi 2" de Lucio Fulci.

      - "El hedor de la carne": Dirigida por Scott Phillips, en el que hay un personaje llamado Matool, que tiene gran similitud con la isla de Matul.

      - "La invasión de los zombies atómicos": película italiana de 1980, también con ayuda de España, protagonizada por Hugo Stiglitz. Según los críticos, esta película tiene varias similitudes con la de Fulci.

      Espero que haya podido serte de ayuda toda esta información.

      Mil perdones por las parrafadas!!!

      Saludos!

      Eliminar