miércoles, 29 de junio de 2011

Especial Mejores Bandas de la Historia: Queen (3ª Parte) 1990 - 2009

Después que los fans se informaron de la última aparición pública de Mercury durante 1988, comenzaron a extenderse los rumores que Mercury estaba padeciendo sida. Por razones aún no confirmadas, Mercury lo negó abiertamente aquel tiempo, insistiendo que estaba realmente "exhausto" y demasiado ocupado para proporcionar entrevistas. Sin embargo, la banda decidió continuar haciendo álbumes libre de conflictos internos y diferencias, comenzando con The Miracle y siguiendo con Innuendo, el cual fue grabado durante 1990 pero no fue publicado hasta principios de 1991, debido a que la salud de Mercury se constituyó en un factor predominante en el retraso. 

Este trabajo fue producto de la avidez que Freddie sentía por publicar discos en esta época, cuando era consciente de que el sida iba minándole cada vez más deprisa. Esa avidez pudo justificar que, junto a un grupo de canciones nuevas, se incluyese alguna inédita de etapas anteriores con el fin de completar el nuevo álbum y publicarlo cuanto antes. Éste podría ser el caso de la canción "All God's people", la cual, tanto por su estilo como por la participación de Mike Moran en su composición y grabación, parece proceder de la época de "Barcelona" (1988). La canción "Innuendo", que contiene un memorable solo de guitarra española a cargo del virtuoso guitarrista de Yes, el británico Steve Howe, sencillo que fue todo un éxito, y el álbum en si, fueron aclamados por una parte de la crítica mencionando que Queen se habían superado a sí mismos. El álbum logró muy buenas posiciones en las mediciones de venta en diferentes países del mundo. Los otros sencillos de apoyo fueron "Headlong", "I'm Going Slightly Mad" (curiosamente llegó al número 1 en Hong Kong), "These Are the Days of Our Lives" (con este sencillo grabaron su último video mostrando a un Freddie totalmente absorbido) y la legendaria "The Show Must Go On", compuesta por Brian May, con una letra que reflejaba el momento que estaba viviendo el vocalista.

Innuendo... Para Escuchar, Click en Play






A pesar de su salud deteriorándose, Mercury continuó contribuyendo. La banda publicó su segunda compilación de grandes éxitos, Greatest Hits II, en octubre de 1991.

El 23 de noviembre de 1991, en una declaración preparada en su lecho de muerte, Mercury confirmó que tenía sida. A casi 24 horas de la emisión de la declaración, Freddie Mercury falleció de una bronconeumonía, ocasionada por el deterioro físico que le provocó el VIH. Su funeral fue de carácter privado, en concordancia con la fe zoroástrica, religión profesada por su familia.

"Bohemian Rhapsody" fue re-lanzado como sencillo poco después de la muerte de Mercury, con "These Are the Days of Our Lives" como doble lado A. El sencillo logró el número n.º 1 por segunda vez en el Reino Unido. La recaudación inicial del sencillo –aproximadamente £1.000.000– fueron donados a la fundación Terrence Higgins Trust.

La popularidad de Queen se incrementó nuevamente en Estados Unidos después que "Bohemian Rhapsody" fuera presentado en el filme comedia Wayne's World, ayudando a la canción a alcanzar el número n.º 2 por cinco semanas en las listas estadounidenses en 1992. La canción fue hecha un vídeo musical en Wayne's World, con el cual la banda y representación estuvieron encantados.

El 20 de abril de 1992, se realizó el Concierto en Tributo a Freddie Mercury en el estadio de Wembley, Londres. Entre los artistas invitados estuvieron Annie Lennox, David Bowie, Def Leppard, Elizabeth Taylor, Elton John, Extreme, George Michael, Guns N' Roses, Ian Hunter, Lisa Stansfield, Liza Minnelli, Metallica, Mick Ronson, Robert Plant, Roger Daltrey, Spinal Tap, Tony Iommi y Zucchero, junto a los tres miembros restantes de Queen, interpretando varios de los éxitos más grandes de la banda. El concierto está registrado en el Libro Guinness de Récords como "El concierto benéfico con más estrellas de rock". Se recaudaron más de £20.000.000 destinados a obras caritativas para el sida.



La banda también terminó su contrato con Capitol Records y firmó con Hollywood Records como su nueva discográfica en Estados Unidos.

Queen como banda nunca se disolvió oficialmente, aunque su último álbum de material inédito, titulado Made in Heaven, fue publicado en 1995, cuatro años después de la muerte de Freddie Mercury. Fue producido a partir de las últimas sesiones de grabación de Mercury en 1991, agregando material desechado de sus álbumes de estudio anteriores. Además, se incluyó material re-grabado obtenido del primer álbum solista de Mercury, Mr. Bad Guy, y una canción originalmente publicada en el primer álbum de The Cross, la banda paralela de Roger Taylor. May y Taylor estaban involucrados en proyectos relacionados con la recaudación de fondos para ayuda contra el sida. 





La última participación de John Deacon con la banda fue en 1997, cuando grabaron la canción "No-One but You (Only the Good Die Young)". Fue la última canción grabada por Queen, y fue publicada como bonus track en el álbum compilatorio Queen Rocks a finales de ese año. Debido a la demanda por parte de los fans de Queen, la canción posteriormente fue publicada como un sencillo alcanzando el puesto n.º 13 en las listas británicas.



Varios proyectos Queen + fueron apareciendo en los años siguientes, siendo algunos de ellos simples remezclas sin ninguna participación artística de la banda. En 1999, el álbum compilatorio Greatest Hits III fue publicado. Este álbum presentaba, entre otros, a "Queen + Wyclef Jean" en una versión rap de "Another One Bites the Dust"; una versión en vivo de "Somebody to Love" por George Michael y una versión en vivo de "The Show Must Go On", interpretada en 1997 junto a Elton John.



Brian May y Roger Taylor se presentaron juntos como Queen en varias ocasiones (ceremonias de entrega de premios, conciertos benéficos y, mayoritariamente, compartiendo voces con distintos cantantes invitados. También han grabado covers de éxitos de Queen con vocalistas invitados, incluyendo "We Will Rock You", con Five y posteriormente, Britney Spears, Beyoncé Knowles, John Farnham y Pink) y "We Are the Champions" (con Robbie Williams). 

En 2003, cuatro nuevas canciones fueron grabadas por Queen para la campaña 46664 contra el sida de Nelson Mandela. Las versiones de estudio de Invincible Hope (Queen + Nelson Mandela, junto a Treana Morris), 46664 - The Call, y Amandla (Anastacia, Dave Stewart y Queen) aún no han sido publicadas en un álbum.

Además, desde 2002, May y Taylor han colaborado con Ben Elton para hacer un musical basado en los grandes éxitos de Queen, llamado We Will Rock You. Estuvo en cartelera hasta noviembre de 2009 en el Dominion Theatre, Londres y presenta muchas versiones renovadas. 


A finales de 2004, el guitarrista Brian May y el baterista Roger Taylor anunciaron que ambos se reunirían y volverían a salir de gira en 2005 junto a Paul Rodgers (cantante fundador de las bandas Free y Bad Company). El sitio web de Brian May también estableció que Rodgers estaría 'presentándose con' Queen como Queen + Paul Rodgers, sin reemplazar al desaparecido cantante Freddie Mercury. El bajista John Deacon (retirado de la banda), declinó en participar, siendo reemplazado por el bajista Danny Miranda (miembro de Blue Öyster Cult). Otros miembros de la gira fueron el tecladista Spike Edney, quien tocó teclados y ocasionalmente guitarra en los conciertos en vivo de Queen desde 1984, y el guitarrista adicional Jamie Moses, quien comenzó a trabajar con Brian May en sus proyectos solistas a principios de los '90.

Un doble álbum en vivo, Return of the Champions, fue publicado el 19 de septiembre de 2005. Fue grabado en vivo el 9 de mayo del mismo año durante la gira en el Sheffield Arena en Sheffield, Inglaterra. También se publicó un DVD del concierto.



En marzo de 2006, Queen + Paul Rodgers extendió la gira hacia Estados Unidos y Canadá. Durante esta parte de la gira, el grupo estrenó su primera canción en colaboración, llamada "Take Love". Un segundo DVD en vivo, Super Live in Japan, fue publicado en 2006 exclusivamente en Japón; el concierto había sido grabado en el Saitama Super Arena, Tokio, Japón el día 27 de octubre de 2005.

El 15 de agosto de 2006, Brian May confirmó a través de su sitio web y club de fans que Queen + Paul Rodgers comenzarían a producir su primer álbum de estudio en octubre, para ser grabado en un "lugar secreto". El álbum, titulado The Cosmos Rocks, fue publicado en Europa el 12 de septiembre de 2008 y en Estados Unidos el 28 de octubre. Después de esto, la banda realizó su gira Rock The Cosmos,18 comenzando el 12 de septiembre con un concierto benéfico por la causa del sida en Kharkov, Ucrania ante una audiencia superior a las 350.000 personas. La gira recorrió Europa y finalizó en Sudamérica el 30 de noviembre de 2008 en Río de Janeiro, Brasil.



Queen y Paul Rodgers se separaron oficial y amistosamente el 12 de mayo de 2009. Rodgers dijo: "Pienso que hicimos un gran éxito, de verdad. Hicimos dos giras mundiales y un par de grabaciones en vivo, y... hicimos un álbum de estudio histórico [para Brian May y Roger Taylor] porque ellos no habían entrado al estudio con nadie y grabado algo así por mucho tiempo. Fue un gran acontecimiento, creo".


Sin embargo, Rodgers no descarta la posibilidad de trabajar juntos nuevamente. "Es una especie de libro abierto. Si ellos se acercan a mí para hacer algo benéfico, por ejemplo, o algo así... yo estaría muy interesado en hacerlo, seguro".

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Queen#.C3.81lbumes_finales_y_la_muerte_de_Mercury_.281990.E2.80.931997.29
http://es.wikipedia.org/wiki/Queen#Innuendo
http://es.wikipedia.org/wiki/Queen#Proyectos_.22Queen_.2B.22_.281998.E2.80.932003.29
http://es.wikipedia.org/wiki/Queen#Queen_.2B_Paul_Rodgers_.282004.E2.80.932009.29

martes, 28 de junio de 2011

Breves Comentarios sobre dos películas: Un Ciudadano Ejemplar (2009) y El Último Verano (2009)

Hoy voy a comentaros brevemente las dos últimas películas que he visto, y que son completamente distintas entre sí.

Una es "Un Ciudadano Ejemplar (Law Abiding Citizen)" (2009), dirigida por el estadounidense F. Gary Gray, responsable del remake de "The Italian Job" (2003), la interesante "Negociador (The Negotiator)" (1998), entre otras. Está protagonizada por Gerard Butler, Jamie Foxx, Bruce McGill, Regina Hall, Colm Meaney, Michael Gambon, Leslie Bibb, Josh Stewart, Viola Davis,y Annie Corley.

Un Ciudadano Ejemplar narra la historia de Clyde Shelton (Gerard Butler) un hombre que lo ha perdido todo: hace diez años su mujer y su hija fueron brutalmente asesinadas, y, sin embargo, los criminales no han sido condenados. El responsable de esta injusticia es Nick Rice (Jamie Foxx), el ambicioso ayudante del fiscal del distrito, que hizo un pacto con el abogado de uno de los asesinos. Clyde descubre ese acuerdo, y durante diez años prepara su implacable venganza.

A decir verdad, esta película me gustó bastante, empieza fuerte, brutal la presentación del protagonista (un notable Gerard Butler) y lo que le pasó a la mujer y la hija. Luego está el juicio, y el pacto de los abogados. 

Acto seguido salta diez años en el tiempo, y ves la brutal ejecución por inyección letal del único imputado por el asesinato de la mujer e hija. Luego Butler se carga brutalmente a el otro criminal responsable, y se entrega a la justicia, ingresando en la cárcel.

Después de un buen planteamiento de la historia viene lo mejor de la película, que es esa crítica a esa justicia injusta que, por desgracia, deja sueltos a la mayoría de los criminales por tecnicismos, trucos de abogado, tratos, etc; y encierra a gente inocente (genial el discurso de Butler en el juzgado ante la juez).

La película va avanzando, y el prota ejecuta su venganza de forma meticulosa, mientras él esta encerrado en la carcel, poniendo en jaque a toda una ciudad (jueces, abogados, fiscales, policia, funcionarios y hasta el mismísimo alcalde).

Donde el director mete la pata y estropea una película, que con ese planteamiento y buenas ideas que tiene, podría haber sido bastante mejor y dando más de sí, es en el desenlace, que huelga decir que es bastante torpe, simplón y poco creible. La verdad que es una verdadera lástima ese patinazo final, que en manos de otro director, llamese Quentin Tarantino o Martin Scorsese, esta película hubiera pasado de entretenida sin más a peliculón, o incluso obra maestra. 

Fuentes:
http://www.filmaffinity.com/es/film565861.html
http://www.imdb.com/name/nm0336620/ 

La otra película que voy a comentaros es "El Último Verano (36 vues du Pic Saint-Loup)" (2009) dirigida por el octogenario director francés Jacques Rivette, que junto con Jean-Luc Godard, es considerado uno de los directores más curiosos e influyentes de la nouvelle vague.

Esta protagonizada por dos grandísimos actores europeos, el impresionante Sergio Castellito, actor italiano visto en la maravillosa "Deliciosa Martha" (2000), "No te muevas" (2004) que protagonizó junto con Penelope Cruz y también la dirigió, "El hombre de las estrellas" (1995), o "Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspián" (2008)  haciendo de Rey Miraz; la otra protagonista es la genial actriz veterana británica, pero afincada en Francia, Jane Birkin, vista en "Muerte en el Nilo" (1978), la española "La Miel" (1979) de Pedro Masó, y protagonizada junto con el gran Jose Luis Lopez Vazquez, o "Muerte bajo el sol" (1981), entre otras.

La película narra la historia de Kate (Jane Birkin), que después de la muerte del propietario y fundador de un circo, la compañía decide recurrir a ella, que es la hija del fallecido, y hace quince años que se marchó. No tienen muchas esperanzas de que acepte su ofrecimiento, pero Kate, finalmente, regresa con ellos. Vittorio (Sergio Castellito), un italiano que se siente atraído tanto por la personalidad de Kate como por el mundo del circo, decide también unirse a ellos. Cuanto más se familiariza con ese mundo más curiosidad siente por saber las razones que llevaron a Kate a dejar la compañía y después a volver a ella.

La película de Rivette está rodada al natural, carente de banda sonora, y llena de números circenses entre secuencias, que podría ser lo único decente en esta floja película, que no se puede coger ni con pinzas, debido a su guión inexistente, al desaprovechamiento de un actorazo como Castellito, que hace lo que puede en su desdibujado personaje. Pese a su hora y veintidos minutos de duración, la película se hace larga y pesada; esperando a que arranque la historia, que por cierto nunca lo hace. 

Como he dicho antes, lo único salvable son los números circenses, verdaderamente espléndidos, sobretodo el de los payasos, que es bastante divertido, y a lo largo del metraje, Rivette te lo va desgranando, y en cierta medida hace un homenaje al mundo del circo. También me gustaría destacar el personaje de Jane Birkin, bastante mejor construido que el de Castellito, con su ambigüedad y matices; e interpretado de forma magistral por Birkin, que aporta veteranía y mucho oficio.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Jacques_Rivette
http://www.filmaffinity.com/es/film121012.html
http://www.imdb.com/name/nm0144812/
http://es.wikipedia.org/wiki/Jane_Birkin

martes, 21 de junio de 2011

Falling Skies (2011)... Los Extraterrestres invaden las Series de Tv de la mano de Spielberg

Tras sufrir el devastador ataque de un ejército alienígena que ha invadido el planeta, la gente normal y corriente se ve obligada a comportarse de forma extraordinaria con el único objetivo de sobrevivir en la nueva serie Falling Skies, de TNT. Este título es una producción de DreamWorks Television protagonizada por Noah Wyle ('Urgencias') con Steven Spielberg en la producción ejecutiva. TNT estrena esta serie el viernes 24 de junio a las 22:15 horas.

lunes, 20 de junio de 2011

Especial Mejores Bandas de la Historia: Queen (2ª Parte) 1980 - 1989

Queen comenzó los '80 con The Game. Presentaba los sencillos "Crazy Little Thing Called Love" y "Another One Bites the Dust", los cuales alcanzaron el número #1 en Estados Unidos. El álbum vendió más de cuatro millones de copias. También fue el único álbum en llegar simultáneamente a la cima de las listas de rock, dance y R&B de Billboard. El álbum además marcó la primera aparición de un sintetizador en un álbum de Queen. Anteriormente a esto, sus álbumes mostraban una nota aclaratoria en sus carátulas que decía "Ningún sintetizador fue utilizado en este álbum". La nota es ampliamente asumida por la banda para reflejar una situación pro-"hard"-rock sin sintetizar, pero después fue revelada por el productor Roy Thomas Baker para clarificar que los solos multi-capas de los álbumes fueron creados con guitarras en vez de sintetizadores, de tal manera que los ejecutivos de la compañía discográfica lo siguieron aceptando hasta entonces.

No había estipulación alguna de que no tendríamos sintetizadores, pero la nota 'Sin sintetizadores...' fue impresa en las portadas de los álbumes debido a la carencia de intelecto en los oídos de la gente. Mucha gente no podría escuchar la diferencia entre una guitarra multi-capas y un sintetizador. Nosotros pasaríamos cuatro días grabando un solo de guitarra en capas múltiples y luego algún imbécil de la compañía discográfica vendría y diría: "¡Me encanta ese sintetizador!". Roy Thomas Baker.



1980 también vio la publicación de la banda sonora que Queen había grabado para la película Flash Gordon. 
Flash Theme... Para Escuchar, Click en Play
En 1981, Queen se convirtió en la primera gran banda de rock que tocase en estadios de Latinoamérica. Queen se presentó ante una audiencia total de 479.000 personas en su gira sudamericana, la cual incluyó 5 conciertos en Argentina y 2 en Brasil; en este último país tocaron ante más de 130.000 personas la primera noche y más de 120.000 asistentes en la noche siguiente, ambas en el Estadio Morumbi de São Paulo. El 9 de octubre del mismo año, Queen se presentó ante más de 150.000 fans en el Estadio Universitario de Monterrey y los días 17 y 18 en el Estadio Zaragoza, Puebla, México.

También en 1981, Queen trabajó junto a David Bowie en el sencillo "Under Pressure". La colaboración fue espontánea, ya que Bowie había pasado a visitar el estudio mientras Queen grababa. La banda quedó inmediatamente conforme con los resultados, pero Bowie por su parte no tocó la canción en vivo por muchos años. Una vez publicada, la canción fue bastante exitosa, alcanzando el número #1 en Gran Bretaña. La línea de bajo característica de la canción fue utilizada posteriormente para el éxito "Ice Ice Baby" de Vanilla Ice en 1990, lo que impulsó una posible demanda judicial por el uso del sample. La demanda no llegó a la corte y fue resuelta mediante una indemnización cuyo monto no fue revelado.

El cantante Vanilla Ice.
Under Pressure... Para Escuchar, Click en Play
A finales de ese año, Queen publicó su primer álbum recopilatorio, titulado Greatest Hits, el cual presenta los mayores éxitos de la banda entre 1974 y 1981. Fue altamente exitoso, y hasta la fecha, es el álbum más vendido en el Reino Unido. Simultáneamente, el baterista Roger Taylor se convertía en el primer miembro de la banda en publicar su propio álbum en solitario, llamado Fun In Space.

En 1982 la banda publicó el álbum funk Hot Space. Después de su gira Hot Space Tour, la banda finalizó la gira en Norteamérica, debido al poco éxito del álbum, aunque se presentarían en la televisión estadounidense por primera y única vez durante el programa estelar de Saturday Night Live. Queen abandonó Elektra Records, su casa discográfica en Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelandia, y firmó con EMI/Capitol Records. 

Después de trabajar intensamente por más de 10 años, en 1983 Queen decidió no presentar ningún concierto en vivo ese año. Durante este tiempo grabaron un nuevo álbum, y los miembros de la banda exploraron proyectos paralelos y trabajaron en solitario. El guitarrista Brian May publicó un mini-álbum titulado Star Fleet Project, hecho en colaboración con Eddie Van Halen. Un compositor de música electrónica, Kevin Chamberlain, ayudó con voces y música de fondo para un proyecto solista de Freddie Mercury, pero después fue cancelado debido a diferencias creativas.
Caratula del Ep y componentes de izq a dech: Brian May, Van Halen, Phil Chen, y Allan Gratzer.


En 1984, Queen publicó el álbum The Works, el cual incluyó los exitosos sencillos "Radio Ga Ga" y "I Want to Break Free". A pesar del éxito de estos sencillos, el álbum no tuvo mucha repercusión en Estados Unidos. "Radio Ga Ga" fue el último éxito original de la banda en American Top Forty hasta "I Want It All, de 1989.

Durante 1984 Queen se embarcó en una serie de fechas en Bofutatsuana y Sun City, Sudáfrica, dentro de su gira The Works Tour. Al regresar a Inglaterra, la banda fue objeto de críticas por haber tocado en dicho lugar en plena época del apartheid y violación de derechos económicos mundiales. 


La banda respondió a las críticas afirmando que estuvieron tocando música para los fans en ese país, y también subrayaron que los conciertos fueron realizados ante íntegras audiencias.

A finales del año, Roger Taylor publica Strange Frontier, su segundo álbum solista.


 Radio Ga Ga... Para Escuchar, Click en Play


En enero de 1985, la banda encabezó dos noches en el primer festival Rock in Rio en Río de Janeiro, Brasil. Fueron la atracción principal en las actuaciones del 11 de enero y 18 de enero. En cada noche, tocaron ante más de 180.000 personas. Una selección de lo mejor de ambas presentaciones fue publicada en VHS el mes de mayo con el título Queen Live in Rio.

En abril, Freddie Mercury publicó su primer álbum en solitario, Mr. Bad Guy.

 I Was Born to Love You (F. Mercury)... Para Escuchar, Click en Play

El 13 de julio de 1985 se realizó en el estadio de Wembley de Londres el concierto benéfico Live Aid. En aquel evento, Queen presentó algunos de sus más grandes éxitos, lo que hasta la fecha ha sido considerado como su mejor presentación. La banda, ahora revitalizada por la respuesta del público en Live Aid y el consiguiente incremento en ventas de discos, finalizó 1985 con la publicación del nuevo sencillo "One Vision". La canción fue utilizada en el filme Iron Eagle. También, una colección de edición limitada que contenía todos los álbumes de Queen a la fecha fue publicada bajo el título de "The Complete Works". El paquete incluyó además material inédito, destacándose el sencillo publicado por Queen en la Navidad de 1984, Thank God it's Christmas.

A principios de 1986, Queen grabó el álbum A Kind of Magic, conteniendo varias canciones escritas para el filme "Los Inmortales" (Highlander) de Russell Mulcahy. El álbum tuvo bastante aceptación, produciendo una serie de éxitos como la canción que da título al álbum "A Kind of Magic", la cual contiene la frase clave 'There can be only one' (Sólo puede haber uno), una referencia al lema de la película; también destacan "Friends Will Be Friends", "Who Wants to Live Forever" y "Princes of the Universe".

A mediados del año, Queen comenzó la gira de soporte de A Kind of Magic, la gira más grande de la banda con todos sus conciertos agotados. El punto más alto de la gira Magic Tour fue dos noches en el estadio de Wembley de Londres y resultó en un doble álbum en vivo, Queen: Live at Wembley '86, publicado en CD, en VHS y posteriormente en formato DVD. La banda no pudo realizar una tercera noche en Wembley porque el estadio no estaría disponible, así que decidieron tocar en Knebworth Park. Las entradas se agotaron a las 2 horas de ser puestas a la venta y más de 120.000 fans repletaron el parque para lo que vendría a ser la presentación final de Queen con Freddie Mercury. Más de 1 millón de personas vio a Queen durante la gira; 400.000 personas sólo en el Reino Unido, un récord en aquella fecha. 



Después de trabajar en varios proyectos solistas durante 1988 (incluyendo la colaboración de Mercury con la soprano española Montserrat Caballé, el álbum Barcelona y la banda paralela del baterista Roger Taylor, The Cross), Queen publicó el álbum The Miracle en 1989. El álbum continuó la línea musical de A Kind of Magic, usando un sonido pop-rock mezclado con algunos matices pesados. Del disco se desprenden los éxitos "I Want It All", "Breakthru", "The Invisible Man", "Scandal" y "The Miracle".





 The Miracle también comenzó un cambio de dirección en cuanto a la filosofía de composición de Queen. Desde los comienzos de la banda, casi todas las canciones habían sido escritas por y acreditadas a un miembro específico, con aportes mínimos de los otros miembros. Sin embargo, con The Miracle, la composición se volvió más colaborativa, y convinieron en acreditar el producto final solamente a Queen como grupo.



Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Queen#Nuevo_sonido_y_sintetizadores_.281980.E2.80.931984.29
http://es.wikipedia.org/wiki/Queen#Live_Aid_y_.C3.BAltimos_a.C3.B1os_.281985.E2.80.931989.29

¿Que te ha parecido la Entrada? Vota Aquí...

viernes, 17 de junio de 2011

TOP 100 Los Mejores One-Hit Wonders 5ª Parte (Del 20 al 1)

Última entrega del Top 100 de los mejores One-Hit Wonders de la Historia, según la opinión del Blog. Aquí os dejo las 20 canciones comentadas anteriormente en la cuarta parte, si queréis ver el post completo, CLICK AQUÍ...

Si queréis ver la primera parte, CLICK AQUÍ...

Si queréis ver la segunda parte, CLICK AQUÍ...  

Si queréis ver la tercera parte, CLICK AQUÍ...

jueves, 16 de junio de 2011

Más allá de la vida (2010)... Una Película de Clint Eastwood

Más allá de la vida es una película de Clint Eastwood en la que narra tres historias paralelas, una trata sobre una famosa reportera francesa que sobrevive a un tsunami, otra es la historia de un niño inglés que pierde a su hermano, y la otra es de un joven solitario que contacta con los espiritus de los fallecidos. Estas tres historias, todas ellas diferentes, se irán desgranando a lo largo del metraje hasta cruzarse entre si.

Eastwood realiza una película sólida y muy inteligente donde trata el tema sobre el más allá, la vida después de la muerte, de forma muy coherente, con un espléndido guión de Peter Morgan, responsable de los excelentes guiones de La Reina (The Queen) (2006) de Stephen Frears, El último rey de Escocia (The Last King of Scotland) (2006) de Joe Wright, o Frost contra Nixon: El Desafío (Frost/Nixon) (2008) de Ron Howard.



Con dos o tres buenísimos golpes de efecto (como el tsunami, que quita el hipo por su espectacularidad) -que como curiosidad huelga decir que fue retirada de las carteleras de Japón por coincidir con el tsunami que azotó a las tierras niponas-; y unas historias que derrochan sentimiento y sensiblidad, todo ello gracias al buen hacer del elenco actoral, en el que sobresale una impresionante Cecile De France como reportera francesa, un excelente (como siempre) Matt Damon que borda el papel de parapsicologo, dotando el personaje de ambigüedad, como por ejemplo cuando su hermano, interpretado por Jay Mohr, intentaba aprovecharse del don de Damon para comunicarse con los muertos y así lucrarse a su costa, él le decía, -Yo no tengo un don, esto es una maldición-, frase que muestra que ese don le privaba de tener una vida ordinaria, sintiendo fustración y soledad; también destaca el trabajo de los hermanos George y Frankie McClaren, simplemente geniales; y también destacar el papel secundario de Bryce Dallas Howard, impresionante la manera en que dota de sensibilidad a su personaje, y la notable química entre ella y Matt Damon.

También hay que destacar la dirección impecable y sobria de Clint Eastwood, todo un maestro en dirijir actores, sacandoles lo mejor de ellos (como por ejemplo a Hillary Swank en Million Dollar Baby (2004), o a Tim Robbins y Sean Penn en Mystic River (2003)); y realizar grandes películas, destilando mucho oficio por todos sus poros a sus casi ochenta años, algo que ya les gustaría tener a muchos de los jovenes cineastas que inundan el panorama cinéfilo actual, entrando en ese selecto grupo de directores muy experimentados y en plena forma, como los Woody Allen, Roman Polanski, o Martin Scorsese.



Quiza su único punto flaco es la banda sonora, también realizada por el própio Eastwood, a veces inadecuada y bastante plana; pero sin duda un  mal menor para una película bastante notable, y sin duda muy recomendable.







FICHA TÉCNICA:
  • TÍTULO ORIGINAL: Hereafter
  • DIRECTOR: Clint Eastwood
  • GUIÓN: Peter Morgan
  • REPARTO: Matt Damon, Cécile de France, George McLaren, Frankie McLaren, Lyndsey Marshall, Bryce Dallas Howard, Jay Mohr, Thierry Neuvic, Richard Kind, Rebekah Staton, Declan Conlon, Stéphane Freiss, Marthe Keller, Derek Jacobi.
  • MÚSICA: Clint Eastwood
  • FOTOGRAFÍA: Tom Stern
  • PAÍS: Estados Unidos
  • AÑO: 2010, (2011 en España)
  • GÉNERO: Drama
Fuentes:
http://www.filmaffinity.com/es/film108067.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Peter_Morgan#Film


miércoles, 15 de junio de 2011

Grave Encounters (2011) Promo Trailer e Impresiones...

Grave Encounters nos muestra un equipo de cazadores de fantasmas en un show televisivo que ruedan un episodio dentro del abandonado hospital psiquiátrico Collingwood, donde durante años se han informado de fenómenos inexplicables. Cualquier cosa en nombre de la televisión vale, así que se encierran durante una noche dentro del lugar. Pero no tardarán en darse cuenta de que el edificio está más que maldito, está vivo, y no tiene la menor intención de dejarles salir de allí con vida. Se encuentran sumidos en un laberinto de pasillos interminables y aterrorizados por los fantasmas de antiguos pacientes. No tardarán en cuestionarse su propia cordura, descubriendo la verdad que esconde el oscuro hospital y grabando lo que será su último episodio.

Aun sin fecha  de estreno en España, aunque lo más seguro que llegue a las carteleras en verano, esta película está firmada por los hermanos Vicious, y dicen que tiene influencias de Paranormal Activity (2007) de Oren Peli y su secuela. A mi, después de ver el trailer me recuerda más a [REC] (2007) de Jaume Balagueró y Paco Plaza, y a la ya clásica El proyecto de la bruja de Blair (1999) de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez.

Lo poco visto en el trailer augura una película falso documental, con sustos efectístas y bastante logrados por lo que parece. Sin duda, una película que si da lo que promete, a buen seguro que será un film para pasar un buen mal rato.
Huelga decir que la película fue estrenada en el Festival de Cine de Tribeca en Nueva York y recibió buenos comentarios.



Fuentes:
http://www.filmaffinity.com/es/film165289.html
http://www.imdb.com/title/tt1703199/
http://cine3.com/2011/05/08/grave-encounters-el-terror-visto-con-otros-ojos/

Web Oficial: http://www.grave-encounters.tv/
Página de Facebook: http://www.facebook.com/graveencounters

martes, 14 de junio de 2011

El Rey de los Pleitos... Una Novela de John Grisham

A pesar de su juventud, Clay Carter ve su futuro con cierto cinismo. Hace años que ejerce de abogado de oficio y la situación no parece que vaya a cambiar. De ahí su resignación al abordar un nuevo caso que promete ser como tantos otros: debe defender a un adolescente acusado de asesinato, un hecho corriente en la ciudad de Washington. Sin embargo, cuando Clay empieza a indagar en el pasado de su cliente, se entera de que éste se hallaba bajos los efectos de un fármaco en fase de experimentación cuando cometió el crimen. El laboratorio creador del producto, ansioso de que el suceso no salga a la luz, le propone a Clay un pacto. La misión promete ser dura por el complejo entramado de poder e intereses en juego, pero la tentación es demasiado grande: de la noche a la mañana, Clay podría convertirse en el nuevo rey de los pleitos.

El Rey de los Pleitos es una novela del escritor norteamericano John Grisham, todo un especialista en plasmar thrillers judiciales, todo ello debido a que en el pasado fue abogado y político. Grisham ha vendido más de 250 millones de ejemplares en todo el mundo, y también se han hecho diversas adaptaciones cinematográficas destacando La Tapadera (1993) de Sidney Pollack, El Informe Pelícano (1993) de Alan J. Pakula, El Cliente (1994) de Joel Schumacher, Legítima defensa (1997) de Francis Ford Coppola, o El Jurado (2003) de Gary Fleder, entre otras.

La novela que nos abarca retrata la abogacia desde dos puntos, el de los defensores de oficio, y  por el otro lado los abogados multimillonarios especializados en demandas colectivas contra grandes empresas. 

El protagonista Clay Carter, es un abogado defensor de oficio, obligado a trabajar para el estado en la defensa de los más pobres, en oficinas minúsculas incrustadas en un cubículo, con recursos limitados y sueldos muy bajos, con ropas baratas y gastadas, trabajando largas jornadas, y acumulando pilas de expedientes en su escritorio.

Carter está obligado a defender a un chico afroamericano que acababa de matar a otro chico, después de haber salido de un centro de rehabilitación por su adicción a las drogas. Es un caso perdido en el que Carter tiene poco que hacer, además su novia Rebecca, una chica hija de una familia multimillonaria, le deja por falta de futuro.

Unos días más tarde Carter enlaza otro incidente casi idéntico que maneja uno de sus colegas e inicia las pesquisas de los dos casos. Entonces recibe la propuesta que cambiará su vida, le hacen una oferta dificil de rechazar, trabajar como abogado de demandas colectivas, con despacho lujoso propio, y toda clase de recursos ilimitados.

Pasa a ser el nuevo rey de los pleitos, y entra en un mundo lleno de peces gordos con lujosos yates, rubias despampanantes, carros deportivos, honorarios elevados, además de conceder entrevistas en los medios de comunicación más importantes.

Carter se encuentra en la cima de la abogacía, siente el poder de realizar casi cualquier cosa, puede destrozar empresas, su influencia en la gente es total, pero claro, todo lo que sube baja, y muy pronto se dará cuenta de las terribles consecuencias que tiene ser el rey de los pleitos.

John Grisham narra esta entretenida historia de forma agil en sus más de 300 páginas, con un ritmo que nunca decae, y que consigue engancharte desde el principio hasta el final.

FRAGMENTO DEL LIBRO:

Los disparos de las balas que penetraron en la cabeza de Pumpkin

fueron oídos por nada menos que ochenta personas. Tres de ellas

cerraron instintivamente las ventanas, comprobaron las cerraduras de

sus puertas y se retiraron a lugar seguro o, por lo menos, a la seguridad

de sus pequeños apartamentos. Otras dos, ambas con experiencia

en situaciones similares, se alejaron corriendo del lugar tan

rápidamente como el propio pistolero, si no más. Otra, el fanático del

reciclaje del barrio, estaba revolviendo la basura en busca de latas de

aluminio cuando oyó muy cerca de allí los fuertes sonidos de las

cotidianas escaramuzas. Se escondió de un brinco detrás de un

montón de cajas de cartón y una vez que cesaron los disparos salió

despacio a la calleja, donde descubrió lo que quedaba de Pumpkin.

Y dos lo vieron casi todo. Estaban sentadas sobre unas cajas de

embalaje de plástico de leche en la esquina de Georgia y Lamont

delante de una tienda de licores, parcialmente ocultas por un automóvil

aparcado, por cuyo motivo el pistolero, que miró brevemente

alrededor antes de seguir a Pumpkin al interior del callejón, no advirtió

su presencia. Ambas personas declararían más tarde ante la policía

que habían visto al chico de la pistola llevar la mano al bolsillo y

sacarla de éste, y también habían visto el arma, una pequeña pistola

negra, sin el menor asomo de duda. Un segundo después oyeron los

disparos aunque no llegaron a ver cómo las balas alcanzaban a

Pumpkin en la cabeza. Un segundo más y el chico de la pistola salió

precipitadamente del callejón y, de forma inexplicable, echó a correr

directamente hacia ellas. Corría agachado como un perro asustado,

revelando bien a las claras su condición de culpable. Calzaba unas

zapatillas de baloncesto rojas y amarillas que aparentaban ser cinco

números más grandes y golpeaban pesadamente el suelo mientras él

emprendía la huida.

Cuando el chico pasó corriendo por su lado, empuñaba todavía el

arma, probablemente del calibre 38, y se echó momentáneamente hacia

atrás al verlas y comprender que habían visto demasiado. Durante

un aterrador segundo, pareció levantar el arma como si quisiera eliminar

a los testigos, los cuales consiguieron apartarse de los embalajes

de plástico de leche y alejarse de espaldas, caminando a gatas en

un enloquecido revoltijo de brazos y piernas. Después, se esfumó. Uno

de los testigos abrió la puerta de la tienda de licores y pidió a gritos

que alguien llamara a la policía, pues acababa de producirse un

tiroteo.

Treinta minutos más tarde, la policía recibió una llamada, según la

cual un joven cuya descripción coincidía con la del que se había

cargado a Pumpkin, había sido visto en dos ocasiones en la calle

Nueve sosteniendo un arma en la mano a la vista de todo el mundo y

comportándose de manera más rara aún que la mayoría de los

transeúntes que circulaban por allí. Había intentado atraer por lo

menos a una persona hacia un solar abandonado, pero la presunta

víctima había escapado e informado del incidente.

La policía encontró al hombre una hora después. Se llamaba Tequila

Watson, varón de raza negra y veinte años de edad, con los habituales

antecedentes policiales relacionados con la droga. Sin familia ni

domicilio conocido. El último lugar en el que había dormido era un

centro de rehabilitación de la calle W. Había conseguido arrojar el

arma en algún sitio y, en caso de que hubiera desplumado a Pumpkin,

también se había deshecho del dinero, las drogas o lo que fuera. Sus

bolsillos estaban tan limpios como sus ojos. Los agentes estaban

seguros de que Tequila no se encontraba bajo los efectos de nada en

el momento de su detención. Tras interrogarlo, de manera rápida y

somera, en la misma calle, lo esposaron y lo metieron de un empujón

en el asiento trasero de un coche patrulla de la policía del Distrito de

Columbia.

Lo trasladaron de nuevo a la calle Lamont, donde improvisaron un

encuentro con los dos testigos. Tequila fue conducido al callejón en el

que había dejado a Pumpkin.

-¿Has estado aquí alguna vez? -le preguntó un agente.

Tequila no dijo nada, se limitó a contemplar el charco de sangre

fresca sobre el sucio hormigón. Los dos testigos fueron acompañados

al callejón y conducidos rápidamente a un lugar situado cerca de

Tequila.

-Es él -dijeron al unísono.

-Lleva la misma ropa, las mismas zapatillas de baloncesto, todo

menos el arma.

-Es él.

-No cabe la menor duda.

Tequila fue empujado una vez más al interior del vehículo y

conducido a la cárcel. Por experiencia, o sencillamente por temor, no

les dijo una sola palabra a los agentes mientras éstos lo aguijoneaban,

trataban de engatusarlo e incluso lo amenazaban. Nada que pudiera

inculparlo, nada que fuera útil. Ninguna alusión al motivo por el cual

había asesinado a Pumpkin. Ninguna clave capaz de revelar algo

acerca de la historia de ambos, en caso de que la hubiera. Un veterano

investigador incluyó en la ficha una breve nota en la que señalaba que

la muerte de Pumpkin parecía un poco más fortuita de lo habitual.

No se pidió permiso para efectuar una llamada telefónica. No se

mencionó ningún abogado o garante de fianza. Tequila parecía

aturdido, pero aceptó de buen grado el hecho de permanecer sentado

en el interior de una celda abarrotada, mirando al suelo.

Pumpkin no tenía ningún padre localizable, pero su madre trabajaba

como guardia de seguridad en el sótano de un gran edificio de oficinas

de la avenida New York. La policía tardó tres horas en averiguar el

verdadero nombre de su hijo -Ramón Pumphrey-, localizar su domicilio

y encontrar a un vecino dispuesto a decirles si tenía madre.

Adelfa Pumphrey estaba sentada detrás de un mostrador situado

justo en el interior de la entrada del sótano, observando, al parecer,

una serie de monitores. Era una alta y corpulenta mujer enfundada en

un ajustado uniforme caqui, con un arma remetida en la cinturilla y

una expresión de pura indiferencia en el rostro. Los agentes que se

acercaron a ella lo habían hecho centenares de veces. Le comunicaron

la noticia y después fueron en busca de su jefe.

En una ciudad en la que los jóvenes se mataban entre sí todos los

días, la carnicería había espesado los pellejos y endurecido los

corazones, y todas las madres conocían a muchas otras que habían

perdido a sus hijos. Cada pérdida acercaba la muerte un paso más, y

todas las madres sabían que cualquier día podía ser el último. Habían

visto a las otras sobrevivir al horror. Sentada junto al mostrador con el

rostro oculto tras las manos, Adelfa Pumphrey pensó en su hijo y en

su cuerpo exánime tendido en aquel momento en algún lugar de la

ciudad mientras unos desconocidos lo examinaban.

Juró venganza contra quienquiera que lo hubiese matado. Maldijo al

padre por haber abandonado a su hijo. Lloró por su niño. Y

comprendió que sobreviviría. De alguna manera, conseguiría

sobrevivir.

Adelfa acudió al juzgado para presenciar el auto de acusación. La

policía le dijo que el miserable que había matado a su hijo tendría que

comparecer por primera vez ante el tribunal, un rápido trámite de

rutina en cuyo transcurso se declararía inocente y solicitaría un

abogado. Estaba sentada en la última fila, flanqueada por su hermano

y un vecino, llorando sobre un pañuelo húmedo de lágrimas. Quería

ver al chico. También quería preguntarle por qué, pero sabía que

jamás se le ofrecería la ocasión de hacerlo. Guiaban a los delincuentes

como si fueran cabezas de ganado en una subasta. Todos eran negros,

todos vestían unos monos de color anaranjado e iban esposados, todos

eran jóvenes. Qué lástima.

Aparte las esposas, Tequila llevaba las muñecas y los tobillos

encadenados, pues su delito había sido especialmente violento, a

pesar de que su aspecto resultaba bastante inofensivo cuando entró en

la sala junto con la siguiente remesa de delincuentes. Miró rápidamente

al público para ver si reconocía a alguien, para comprobar si

había alguien que estuviera allí por él. Lo sentaron en una silla de una

fila y, como remate, uno de los alguaciles se inclinó hacia él diciendo:

-El chico que has matado... Aquélla del vestido azul de allí detrás es

su madre.

Con la cabeza gacha, Tequila se volvió muy despacio y contempló

directamente los llorosos e hinchados ojos de la madre de Pumpkin,

pero sólo por espacio de un segundo. Adelfa miró fijamente al

escuálido muchacho vestido con un mono demasiado grande para él y

se preguntó dónde se encontraría su madre en ese momento, cómo lo

habría educado, si tendría padre y, lo más importante, cómo y por qué

su camino se había cruzado con el de su chico. Ambos eran

aproximadamente de la misma edad que los otros, adolescentes o

veinteañeros. Los policías le habían dicho que, al parecer, por lo

menos en principio, la droga no había tenido nada que ver con el

asesinato. Pero a ella no la engañaban. La droga impregnaba todas las

capas de la vida callejera. Demasiado lo sabía Adelfa. Pumpkin había

consumido marihuana y crack, y había sido detenido una vez por

simple tenencia, pero jamás había sido violento. La policía decía que al

parecer se había tratado de un homicidio fortuito. Todos los homicidios

callejeros lo eran, solía decir el hermano de Adelfa, pero no había uno

solo que no tuviese un motivo.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/John_Grisham#Bibliograf.C3.ADa
Fragmento extraido del propio libro.


Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com