jueves, 12 de abril de 2012

Cold Mountain (2003) Una Película de Anthony Minghella

Cold Mountain es una película realizada en 2003 por el malogrado cineasta británico Anthony Minghella. Está protagonizada por Jude Law, Nicole Kidman, y una inconmensurable Renée Zellweger, interpretación que le hizo ganar multitud de premios incluidos un Globo de Oro, y un Óscar.

Está basada en una novela de título homónimo escrita por Charles Frazier.

SINÓPSIS:

1860, Norteamérica. La historia sigue los caminos de tres personajes que dependen entre sí para su supervivencia física y espiritual. Por un lado, el soldado confederado Inman quien, herido en la batalla, cruza el país para volver con la mujer que ama. En su camino hacia Ada, Inman se encuentra con esclavos y rebeldes, soldados desertores, cazadores de recompensas y amigos y enemigos en cada esquina. Paralelamente, no menos peligros ofrece el camino que ha de emprender Ada, una mujer acostumbrada a una vida acomodada, que debe enfrentarse a un mundo exterior que desconoce para proteger la granja de su padre de la ruina y la guerra. La ayuda inesperada le llega a Ada de una mujer tosca y primitiva llamada Ruby quien se convierte en una parte fundamental de su vida al enseñarle lo que es la fortaleza, la confianza y un increíble mundo real que Ada nunca había conocido. Ahora, a medida que se acercan unos a otros, Inman, Ada y Ruby nos cuentan una historia sobre la añoranza del hogar después de haber estado en el lado más salvaje, de la necesidad de paz tras la brutalidad de la guerra y en definitiva el anhelo por el amor y la familia.

Esta notable película habla del amor, la amistad, y las consecuencias de una guerra civil retratados a través de los tres personajes de esta historia. Por una parte tenemos a Inman, interpretado por un sólido Jude Law, un soldado confederado herido en una de las últimas batallas de la guerra civil, y que vive una auténtica odisea para volver a casa al lado de la mujer que ama Ada, interpretada por Nicole Kidman. A través de ese viaje va encontrándose con gente bastante dispar, que va desde otros soldados confederados renegados, pasando por cazarrecompensas, mujeres solas y desesperadas, un pastor mujeriego y caradura, e incluso una curandera; que hacen que el protagonista vaya superando todas las adversidades con forme pueda y con lo puesto. 


Jack White.
Gracias a ese viaje, el director británico Minghella, nos da una visión de un país americano devastado por esa estúpida guerra civil, en el que se ve gente que ha perdido sus valores, otros que se aprovechan del conflicto para malear a su antojo, como por ejemplo el malvado personaje interpretado por un genial Ray Winstone; mostrando imágenes duras y poderosas a través de una factura técnica excepcional, apoyándose en una excelente ambientación, y en una serie de pequeños papeles y cameos de grandes actores de la talla de Natalie Portman, Cillian Murphy, Giovani Ribisi, Phillip Seymour Hoffman, y hasta incluso el rockero Jack White, líder de la banda The White Stripes, que realiza un curioso e interesante rol, y en el que también interpreta algunas de las canciones populares que constan en la excelente banda sonora.


Por otra parte tenemos la historia de Ada Monroe, interpretada por Nicole Kidman, una mujer acomodada y poco acostumbrada a afrontar las adversidades que se presentan a lo largo de la vida; y tras perder a su padre (interpretado por Donald Sutherland), junto con el estallido de la guerra, tiene que afrontar las tareas que concierne la granja donde vive, y el desconsuelo de su corazón; con ayuda de una ruda mujer llamada Ruby (interpretada por una impresionante Renée Zellweger), que enseñará a Ada a ser una mujer fuerte y autosuficiente.

La verdad es que me gustó bastante esta película, y eso que es bastante larga, sobrepasando las dos horas y media de metraje, pero no se hace para nada pesada gracias a una poderosa historia, contada desde dos puntos de vista distintos, y a través de algunos flashbacks bastante acertados.

Aunque por contra podría decir que el último tercio del film pierde algo de fuelle, con un final bastante convencional.

En definitiva se trata de una película muy recomendable, hecha con mimo y buen gusto por su realizador Anthony Minghella, que huelga decir que a mediados de los años noventa del siglo XX fue galardonado con todo merecimiento con el premio Óscar por "El Paciente Inglés (The English Patient)" (1996), película de la que tiene algunos puntos en común con esta que nos concierne. Un film muy entretenido, divertido, y arrebatador a partes iguales, y que tras su visionado deja huella; porque pese a ser adaptación de una novela, la historia que nos cuenta es auténtica y verosímil.

Muy Buena. 
 

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Anthony_Minghella 
http://es.wikipedia.org/wiki/Cold_Mountain
http://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=director&stext=Anthony+Minghella
http://www.filmaffinity.com/es/film314546.html
http://www.imdb.com/title/tt0159365/ 


No hay comentarios:

Publicar un comentario