jueves, 27 de septiembre de 2012

Crimen en Directo (2011) Una Novela de Camilla Läckberg

Crimen en Directo (Olycksfågeln en su título original en sueco), es una novela escrita por la novelista sueca Camilla Läckberg. Esta novela es la cuarta parte de su afamada saga dedicada a sus personajes Erica Falk y Patrik Hedström, tras su genial opera prima "La princesa de hielo (Isprinsessian)" (2002), la solvente segunda parte titulada "Los gritos del pasado (Predikanten)" (2004), y la impresionante tercera parte titulada "Las hijas del frío (Stenhuggaren)" (2005).

En esta nueva entrega, ambientada en la bella Fjällbacka, pueblo natal de la escritora, nos cuentan como Patrik y Erica, acompañados por su bebe, la pequeña Maja, se mantiene ocupada con los preparativos de su boda. Mientras tanto, el alcalde reune al pleno del ayuntamiento para anunciar la llegada a la localidad de Tanum de un equipo de televisión que va a grabar un escandaloso "Reality Show" titulado "Fucking Tanum".

Poco después, Patrik debe investigar la muerte de una mujer fallecida aparentemente en un accidente de tráfico. Muy pronto descubrirá una misteriosa relación entre esta muerte y unos asesinatos perpretados en distintos lugares en Suecia años atrás.

La bella localidad de Fjällbacka, Suecia.
Mientras tanto, el productor del programa televisivo, consciente de que a mayor escándalo mayor límite de audiencia, alimenta los conflictos entre los participantes del "reality show".

Tengo que decir que me ha gustado bastante esta novela, porque al igual que las anteriores, la escritora describe muy bien a los personajes, tanto a los dos principales que son Patrik y Erica, como todo ese gran elenco de secundarios como son con compañeros de trabajo de Patrik, también Anna la hermana de Erica, el amigo de Erica y Patrik llamado Dan, e incluso todo esos personajes del "reality show" como son los extravagantes concursantes, como los productores, etc. 

La verdad es que es una novela que mantiene muy bien el suspense, con un ritmo regular en el que en ningún momento decae, que se lee de forma un tanto sencilla, para nada pesada, con un enmarañado de situaciones y personajes bien trazados al más puro estilo deudor de Agatha Christie, y que te mantiene siempre enganchado a la novela con sus tramposos pequeños macguffins ya típicos en las novelas de Läckberg, en el que el personaje sospecha de "algo" pero no se acuerda en ese momento de que, y luego unas veinte, treinta, o incluso más páginas adelante te lo desvela para hacer avanzar la trama. Además que también realiza una ácida crítica a los "reality show" y la manipulación que los directivos de los dichosos programas realizan con los concursantes, meras marionetas de la función, en el que cuanto más fuerte sean las discusiones entre ellos, y sean más cutres y patéticos, más audiencia consigue el programa, sacando todas las cosas de contexto haciendo todo lo posible para que haya morboso escándalo; perfectamente equiparable a muchos programas que actualmente inundan la parrilla televisiva española.

Aunque no todo va a ser alabanzas para esta notable novela de suspense de la escritora sueca, por contra tengo que decir que con esta, Läckberg baja el pistón en referente con su anterior novela, la impresionante "Las hijas del frío", haciendo que esta carezca de su gran impacto en los asesinatos y en la historia paralela ambientada en el pasado del asesino, algo que sí tenía esa anterior maravilla, aunque para nada hacen desmerecer el resultado general del libro, que aunque algunos puedan tacharlo de ser el más flojo de la saga, para mi gusto este es bastante mejor que el segundo de la saga "Los gritos del pasado" que sí se hace bastante largo y pesado y no te llega a enganchar hasta la mitad de la novela.

En definitiva, es una novela que recomiendo, solvente, para pasar un buen rato entretenido, y aun más disfrutable si te has leído las tres anteriores entregas de esta gran saga escrita por la estupenda y popular novelista sueca Camilla Läckberg.

FRAGMENTO DEL LIBRO:


El sol primaveral entraba a raudales por las ventanas de la comisaría de policía de Tanumshede, revelando, implacable, la suciedad de las ventanas. La humedad del invierno aparecía adherida a los cristales como una membrana y Patrik se sentía como si a él le ocurriese otro tanto. Había sido un invierno muy duro. Cuando se tenían hijos, la vida era infinitamente más divertida, pero también infinitamente más trabajosa de lo que nunca imaginó. Y aunque las cosas funcionaban mucho mejor que al principio con Maja, Erica seguía insatisfecha con su vida de ama de casa. Aquella certeza atormentaba a Patrik cada segundo y cada minuto que pasaba en el trabajo. Por si fuera poco, todo lo sucedido con Anna les había supuesto una carga más que soportar.

Unos golpecitos en el marco de la puerta vinieron a interrumpir su lúgubre reflexión.

—¿Patrik? Acaba de llegar una emergencia, un accidente de tráfico. Un solo vehículo, en la carretera hacia Sannäs.
—Vale —dijo Patrik al tiempo que se levantaba—. Oye,
¿no era hoy cuando empezaba la sustituta de Ernst?
—Sí —respondió Annika—. Pero es que aún no son las ocho en punto.
—Bueno, en ese caso, le pediré a Martin que me acompañe. Había pensado llevarla conmigo un tiempo, hasta que adquiriera algo de rodaje.
—Ya, pues que sepas que la pobre me da lástima —
respondió Annika.
—¿Por salir de servicio conmigo? —preguntó Patrik.
dedicándole en broma una mirada llena de indignación.
—Por supuesto —confirmó Annika—. Sé cómo conduces No, en serio, no creo que Mellberg se lo ponga nada fácil.
—Pues, después de haber leído su currículum, creo que nadie mejor que Hanna Kruse para manejar al jefe. Parece una chica dura, a juzgar por sus méritos, por su hoja de servicio y por las palabras de recomendación que trae.
—Sí, y por eso no acabo de explicarme que haya pedido un destino como Tanumshede...
—Ya, claro, en eso no te falta razón —admitió Patrik mientras se ponía la cazadora—. Le preguntaré por qué se rebaja a trabajar en este callejón sin salida profesional con un puñado de policías aficionados... —dijo guiñándole un ojo a Annika. que le dio un golpecito en el hombro.
—¡Anda ya! Sabes que no me refería a eso.
—No, ya lo sé, era por hacerte rabiar... Por cierto,
¿tienes algún dato más sobre el lugar del accidente? ¿Hay heridos; ¿Algún muerto?
—Según la persona que llamó para dar el aviso, parece que sólo había un ocupante en el vehículo. Y está muerto.
—Mierda. Bueno, voy a buscar a Martin y nos ponemos en marcha, a ver qué hay. No creo que tardemos mucho en volver. Entretanto, enséñale a Hanna la comisaría.

En ese preciso momento se oyó una voz de mujer en la recepción.
—¿Hola?

Fuentes: 
http://es.wikipedia.org/wiki/Camilla_L%C3%A4ckberg
Sinopsis y Fragmento extraidos de la proia novela.


P.D.: Si queréis podéis votar a La Taverna del Mastí para los Premios Bitácoras 2012 en las categorías de cultural y personal. Puedes hacerlo a través de una cuenta de facebook o de twitter. A continuación os dejo el enlace para votar y un enlace con un pequeño y sencillo tutorial que explica como votar:

Para Votar AQUÍ

Sencillo TUTORIAL


MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!

1 comentario:

  1. Hi, Nice post thanks for sharing. Would you please consider adding a link to my website on your page. Please email me back.

    Thanks!

    Madison
    maddie0147@gmail.com

    ResponderEliminar