lunes, 21 de enero de 2013

Crítica de Django Desencadenado (2013) de Quentin Tarantino

El pasado Viernes 18 de Enero se estrenó en la cartelera española la última película dirigida por el realizador estadounidense Quentin Tarantino titulada "Django Desencadenado", en el que el director de "Pulp Fiction" nos trae por primera vez en su carrera un western.


SINOPSIS:
Dos años antes de estallar la Guerra Civil Americana (1861-1865), King Schultz (Christoph Waltz), un cazador de fugitivos alemán que le sigue la pista a unos asesinos, le promete al esclavo negro Django (Jamie Foxx) dejarlo en libertad si le ayuda a atraparlos. Terminado con éxito el trabajo, Django prefiere seguir al lado del alemán y ayudarle a capturar a los delincuentes más buscados del Sur. Se convierte así en un experto cazador de recompensas, pero su único objetivo es rescatar a su esposa Broomhilda (Kerry Washington), a la que perdió por culpa del tráfico de esclavos. La búsqueda llevará a Django y a Schultz hasta Calvin Candie (Leonardo DiCaprio), el malvado propietario de la plantación "Candyland".
Y lo ha vuelto a lograr. Tarantino ha vuelto a realizar otra gran película, un gamberro divertimento con espectaculares escenas de acción y violencia, donde la sangre corre y salpica la pantalla, con el estilo inconfundible "Made in QT".

El gran actor Christoph waltz repartiendo estopa.
Me ha gustado mucho este nuevo film de Tarantino, rodado de manera exquisita, con una ambientación perfecta, con un amplio reparto encabezado por un (otra vez) impresionante Christoph Watz, que grande es este actor, muy merecido el globo de oro que ganó por este rol; seguido por unos notables Jamie Fox, Leonardo DiCaprio, y Samuel L. Jackson; y un gran elenco de secundarios y cameos típicos del realizador de Tennessee, como James Remar (conocido por ser el padre de Dexter Morgan en la exitosa serie de Showtime "Dexter"), Don Johnson (conocido por protagonizar la mítica serie ochentera de Michael Mann "Corrupción en Miami (Miami Vice)"), Bruce Dern (mítico actor que ha trabajado con John Fankenheimer, Walter Hill, o Alfred Hitchcock), Franco Nero (mítico actor italiano que protagonizó "Django" (1966) de Sergio Corbucci), Jonah Hill (visto en Moneyball), RZA (famoso músico de hip hop que debutó como director este pasado año 2012 en "El hombre de los puños de hierro"), y Tom Savini (mítico especialista de maquillaje que ha trabajado en las mejores películas de zombies de George A. Romero).

Jamie Fox junto con el gran Franco Nero.
A destacar también la impagable y descacharrante escena donde se mofa de las capuchas del "Ku Klux Klan"; y esos delirantes y sangrientos últimos 45 minutos de la película, en el que el realizador de "Reservoir Dogs" da rienda suelta a la oleada de muertes, tiros, sangre, y violencia; que hace que valga la pena pagar la entrada del cine (en los tiempos que corren), que no es poco.

Como es habitual en el realizador estadounidense, con este film Tarantino rinde homenaje a ese casi desaparecido cine western (sobretodo al spaghetti western), con guiños que se agradecen como el mismo título del film antes citado "Django" y su tema principal, además del pequeño rol que interpreta su protagonista Franco Nero, además de otros varios homenajes a grandes del western como Sergio Leone, John Ford, Lucio Fulci, Enzo Barboni, Enzo G. Castellari, o Sergio Corbucci, entre otros muchos.

Por contra se puede decir que quizás le sobren treinta minutos de metraje, sobretodo en el primer acto del film, demasiado alargado que hace que esta película no sea una obra maestra y que da razón al dicho "Lo bueno, si es breve, dos veces bueno", pues eso. Aunque pese a su excesiva duración, la película no es aburrida para nada, siendo bastante entretenida. También dos o tres temas de la banda sonoras que no me acaban de gustar demasiado.



En definitiva, la última de Tarantino es una notable película western, que sin duda la recomiendo mucho, y que es muy disfrutable si se ve como un mero divertimento gamberro, sin tomarse muy enserio la simple (pero efectiva) historia de venganza.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Spaghetti_western
http://es.wikipedia.org/wiki/Django_(1966)
http://es.wikipedia.org/wiki/Quentin_Tarantino
http://www.filmaffinity.com/es/film929558.html
http://peliculas.labutaca.net/django-unchained


10 comentarios:

  1. Un suculento western, amigo Oscar.
    No es de lo mejor de QT, pero se nota que este fistro está madurando de una forma sublime.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy toda la razón, no es de lo mejor que ha hecho, ya que para mi Malditos Bastardos está un punt por encima de esta, pero si que es verdad que Tarantino sabe realizar películas, ya que Django posee momentos realmente muy brillantes...

      Un Abrazo amigo!

      Eliminar
  2. para mi esta pelicula tiene momentos brillantes, es sobretodo un homenaje a todos aquelllos que crecimos con el Spagetti Whester no solo por la banda sonora donde se pueden apreciar temas muy conocidos, sino tambien por los exteriores(llenos de arbustos y polvo como la pelis de Almeria), los tiroeos de uno contra muchos, e incluso los títulos de crédito. Pero ademñas de eso hay que reconocer el estido de Tarantino en todo ello, con dialogos que no conducen a ningun sitido,y de repente una escena rápida e impactante.Además los actores están muy bien sobre todo es Christoph Waltz que llena la pantalla y te hace apreciar a un personaje que es un cazarecompensas. Haciia tiempo que no me lo pasaba tan bien en el cine y la entrada merece la pena con creces. Saludos a Todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Tarantino, como ya hiciera en las afamadas Kill Bill, rinde homenaje al género, en este caso el spaghetti western. La película tiene sus grandes momentos y es bastante divertida, sobretodo en su delirante tramo final. Ademá que me gustó mucho el rol de Christoph Waltz, que bueno es este actor, sin duda un gran descubrimiento (una vez más) del señor Tarantino.

      Gracias por pasarte y comentar... Salu2!

      Eliminar
  3. Hola Oscar, cuando salga en alquiler la veré, tiene muy buena pinta!! Aunque esos 30 min que dices que sobran, no se si me voy a aburrir. Ya te comentaré que me ha parecido cuando tenga la oportunidad de verla!! Una buena reseña!! Saludos y besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina. Aunque sea un poco larga, no es para nada aburrida; además que merece la pena verla, ya que su último tramo bien merece el precio de la entrada, en el que Tarantino demuestra todo su potencial como director. Para que tengas una especie de referencia, este film se asemeja a Malditos Bastardos (salvando las distancias, obviamente), pero es un poco inferior, aunque si disfrutaste con los "bastardos", seguro que lo harás con esta; ya que sin duda es una gran película.

      Ps.- Ya me dirás que tal...

      Gracias por pasarte y comentar...

      Un Abrazo!

      Eliminar
  4. Hola Oscar,
    en primer lugar FELICIDADES por el premio!!!
    Todavía no he visto Django, pero la veré seguro. En Malditos Bastardos (me encantó) la primera escena tb es larga pero me mantuvo atentísimo, no pasa lo mismo en esta?

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias!!! Esta también tiene sus grandes momentos, sobretodo en el último tercio de la película, donde Tarantino demuestra de que pasta está hecha... Yo la verdad que la disfruté mucho, aunque podría haber acortado un poco, sobretodo en la parte central. Pero muy recomendable, si te gustó Malditos Bastardos, esta también te gustará.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo, es una grandísima película, pero pierde ejemplo rango de obra maestra por no haber recortado unos cuantos minutos.
    Salí del cine pensando que le habían sobrado unas cuantas escenas, no se si 30 minutos o un poco menos, pero está claro que sobran cosas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Esperaba que fuese magnifica pero no me lo pareció. Sinceramente no puedo decir que me ha gustado, es una película de drama o Wéstern dramático que tuvo expectativas muy altas las cuales no logró cumplir. Aún con todas sus desprolijidades, Django Sin Cadenas tiene sus momentos inspirados y disfrutables. Pero hay problemas de tono y el director es muy indulgente consigo mismo. El corazón de la historia es simplemente brutal, y la visión de la esclavitud es tan salvaje como descarnada; pero, por otro lado, toda esa crudeza contrasta con la liviandad de los pasos de comedia. Yo creo que aquí se precisaba un editor con sangre fría, alguien dispuesto a poner a Tarantino en vereda cortándole buena parte de los adornos y apretando los nudos del relato; como ello no ocurre, lo que tenemos es algo muy dispar, que siempre es disfrutable pero que carece de la precisión y efectividad que todos estábamos esperando de un director del calibre de Tarantino.

    ResponderEliminar