jueves, 3 de enero de 2013

Crítica de Warrior (2011) de Gavin O'Connor

Warrior es una película dirigida por Gavin O'Connor, un prometedor director estadounidense en el que con esta firma su quinta película, tras apuntar maneras con "Tumbleweeds" (1999) por la que fue galardonado como mejor director en el prestigioso festival internacional de cine independiente Sundance en 1999, y la interesante "El Milagro" (2004).

Esta película está protagonizada por Nick Nolte, que fue nominado en el 2011 a un premio Oscar en la categoría de mejor actor de reparto; Tom Hardy (conocido especialmente por interpretar al corpulento villano Bane en la tercera y última entrega de la saga del Caballero Oscuro de Christopher Nolan); Joel Edgerton (en el que próximamente lo podremos ver en "La hora más oscura (Zero Dark Thirty)" de Kathryn Bigelow); y Jennifer Morrison (conocida especialmente por trabajar en series como House o Erase una vez...).

 
Warrior nos trae la historia de un veterano de Vietnam (interpretado por Nick Nolte), que abandonó el boxeo para trabajar en una fundición de acero. Tras resolver sus problemas con el alcohol, que han destrozado a su familia, este arrepentido padre se pondrá a entrenar a su hijo más joven (Tom Hardy) para que participe en un torneo de artes marciales, durante el cual se enfrentará a su hermano mayor (Joel Edgerton).

Huelga decir que me ha gustado mucho esta película, que ha decir verdad, no tenía las espectativas muy altas, puede que quizás me esperaba encontrar la típica película de acción y artes marciales sin apenas argumento, aunque ni mucho menos es este el caso. Ya que Gavin O'Connor dirige la película con mano firme, sacando el máximo partido a un guión (aunque algo previsible) bien escrito y honesto, deudor de filmes como los de la saga "Rocky" o la más reciente "The Fighter" de David O'Rusell; que cuenta con dos partes bien diferenciadas, la primera en la que Gavin nos presenta a los personajes, profundizando en sus personalidades, y sus motivaciones personales; con gran carga dramática, enfatizada por el excelente trabajo de los actores, encabezado por un impresionante Nick Nolte, que busca la redención de sus hijos; y seguido por unos notables Tom Hardy y Joel Edgerton, sendos hijos de Nolte, enfrentados por su pasado; y la segunda que es el torneo en sí, que hace que la carga dramática baje dejando paso a la acción y adrenalina de los combates, destacando las semifinales y el impresionante épico combate final.

Por contra no puedo destacar nada, ya que la película cumple con su cometido, desgranando una historia emotiva, dramática, y con sus buenas dosis de acción; con una factura técnica bastante buena.

En definitiva, Warrior es una gran película; sin duda una de las mejores de este año 2012 pasado, en el que es necesario decir que es lamentable que una película de este calibre no se haya estrenado en los cines españoles, viendo la cantidad de estrenos mediocres e insulsos que de vez en cuando inundan la cartelera, siendo esta relegada al mercado del dvd y bluray; lo dicho, lamentable.

Warrior es, posiblemente una de las mejores películas sobre boxeo y artes marciales, que cuenta con una historia con enjudia, muy recomendable, y sin duda imprescindible para amantes del género, y del buen cine en general. 

Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Gavin_O%27Connor_%28director%29
http://www.filmaffinity.com/es/film120328.html
http://www.filmaffinity.com/es/film629411.html
http://peliculas.labutaca.net/warrior
http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-138673/

1 comentario:

  1. INTERESANTE LA RESEÑA Y TU BLOG TAMBIEN, SALUDOS
    TRAFFIC CLUB
    CUENTOS DE TERROR Y PROFECIAS

    ResponderEliminar