martes, 15 de enero de 2013

Estreno Destacado de la Semana: Lincoln de Steven Spielberg

El próximo Viernes 18 de Enero se estrena en la cartelera española la última película dirigida por Steven Spielberg titulada Lincoln, que parte de un guión escrito por el ganador del Premio Pulitzer Tony Kushner, basado parcialmente en el libro "Team of Rivals: The Political Genius of Lincoln", de Doris Kearns Goodwin; y protagonizada por Daniel Day-Lewis, que recientemente ha sido galardonado con un Globo de Oro por está fantástica interpretación. Junto con Day-Lewis podemos encontrar a Sally Field, David Strathairn, Joseph Gordon-Levitt, James Spader, Hal Holbrook y Tommy Lee Jones.

Esta nueva película de Spielberg ha encandilado a la crítica y público en su estreno en Estados Unidos, y encabeza las principales candidaturas de todos los premios cinematográficos como los pasados Globos de Oro, siendo galardonada con uno de siete candidaturas para Daniel Day-Lewis; además de conseguir 10 nominaciones a los BAFTA, incluyendo mejor película y actor; y 12 nominaciones a los premios Oscar, incluyendo mejor película y director, siendo la gran favorita.

SINOPSIS:
En 1865, mientras la Guerra Civil Americana se acerca a su fin, el presidente Abraham Lincoln propone la instauración de una enmienda que prohíba la esclavitud en los Estados Unidos. Sin embargo esto presenta un gran dilema: si la paz llega antes de que se acepte la enmienda, el Sur tendrá poder para rechazarla y mantener la esclavitud; si la paz llega después, cientos de personas seguirán muriendo en el frente. En una carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios, Lincoln se enfrenta a la mayor crisis de conciencia de su vida.

Steven Spielberg comenta sobre Lincoln que... "Siempre he tenido el interés en contar una historia acerca de Lincoln. Es una de nuestras figuras más fascinantes de toda la historia y de mi vida. Recuerdo haber tenido cuatro o cinco años cuando vi por primera vez el Monumento a Lincoln y haber estado terriblemente asustado por el tamaño de la estatua en esa silla, pero entonces me fui acercando poco a poco y quedé completamente cautivado por su rostro. Nunca olvidaré ese momento. Me dejó preguntándome acerca de ese hombre sentado muy arriba de mí en esa silla".
 
"Lincoln guió a nuestro país a lo largo de sus peores momentos y permitió que los ideales de la democracia norteamericana sobrevivieran, además de haber asegurado el fin de la esclavitud. Pero también quería hacer un filme que mostrara cuán multifacético era el hombre. Fue estadista, líder militar, pero también padre, esposo y hombre que siempre estaba en un absoluto estado de introspección. Quería contar una historia acerca de Lincoln que evitara los errores tanto del cinismo como de la pleitesía al héroe, y serle fiel a la inmensidad de quién era y a la intimidad de su vida, así como a los ángulos más delicados de su naturaleza." —afirma el realizador de "La Lista de Schindler".

Le tomaría a Spielberg y al guionista Tony Kushner, quienes colaboraron previamente en "Munich", una década en encontrar la historia precisa para contar, y la manera en cómo querían narrarla. Y cuando lo hicieron, sorprendentemente, era una historia que se centraba en unos cuantos meses breves e intensos de la vida de Lincoln. Aquellos pocos meses iluminarían la esencia del hombre —como genio político, como un angustiado padre de familia y, por sobre todo, como un defensor valiente de los Estados Unidos de América.


Spielberg comenta... "Nos enfocamos en los últimos cuatro meses de la vida de Lincoln, porque lo que consiguió en aquella época fue verdaderamente monumental. Sin embargo, queríamos mostrar que él mismo era un hombre, y no un monumento. Sentimos que nuestra mejor oportunidad para hacerle justicia a esta persona inmensamente compleja era representarlo en medio de su batalla más difícil: la autorización de la Enmienda 13 en el piso de la Cámara de los Representantes".
"Mis películas se cuentan con mayor frecuencia a través de imágenes, no palabras. Pero en este caso, las imágenes pasaron a un segundo plano ante las increíbles palabras de Abraham Lincoln y su presencia", explica Spielberg. "Con Lincoln estaba menos interesado en un flujo de imágenes que en permitir que los momentos más humanos de la historia se desarrollaran frente a nosotros".

Al desnudar los últimos días de Lincoln hasta sus momentos más emocionantes, pero descarnados, llenos de debate, con maquinaciones políticas, sus vínculos familiares y sus miedos y esperanzas personales, Spielberg y Kushner descubrieron la naturaleza fascinante —e impredeciblemente humana— de la más grande batalla de una democracia. "La película tiene un poco de suspense", señala, "y podría, a ratos, hasta verse como un tipo de thriller político".


Spielberg comenta... "Me parece que Daniel, al igual que Tony Kushner, entendieron a Lincoln en un nivel subatómico, uno que va más allá de cualquier cosa que pueda articular. Nunca le pregunté a Daniel cómo fue su proceso, nunca lo cuestioné; a caballo regalado nunca se le ve el colmillo. Simplemente lo recibí con una tremenda gratitud. Con Daniel y Tony sentí que estaba en medio de dos figuras gigantes en un paisaje teatral y de interpretaciones, y me estaba diciendo constantemente,
—No te metas en el camino; festeja esas palabras, captura esas actuaciones y hazlo de la mejor manera que sabes. Y deja que los actores proyecten sus largas sombras."

Al igual que mucha gente, Day-Lewis conocía en un principio a grandes rasgos a Lincoln, gracias mayormente a sus discursos, como el de Gettysburg. "Pero como ser humano, sabía muy poco de él, hasta que comencé a aprender”, comenta.  Con el guión dio inicio ese proceso de aprendizaje. “De una manera muy profusa, Tony propuso al hombre a través de su intelecto, su humor y su melancolía, tanto en casa como en su oficina. El contraste entre esas dos cosas es algo que es como el agua y aceite para mí. En el guión de Tony ves a un hombre en esa extraña paradoja de ser tanto público como privado".
Otro clave para Lincoln se convirtió en lo que Day-Lewis llama "el ritmo del hombre". Explica... "Hizo todo a su propio ritmo y sólo lo pudo haber hecho a su propio ritmo. Necesitaba llegar a sus conclusiones decisivas a través de un proceso lógico en el que confiaba. Lo que para otros podía parecer inacción o parálisis, era solamente la impresión física que daba. En su propia mente estaba viajando como lo necesitaba hacer, a través de cada paso del proceso, después del cual podía ver las cosas claramente".

Un lado diferente en el ritmo de Lincoln se encontró en la manera en como disfrutaba contar una historia ante una variedad de efectos —para darle ligereza a un momento difícil o provocar a la gente en formas que no veían venir. "Tuve a alguien muy querido que ya no vive, pero que tenía una virtud similar para contar historias, y he conocido a unos cuantos narradores, pero yo mismo no soy uno de ellos", comenta Day-Lewis. "Eso es algo que me preocupó bastante; encontrar esas virtudes. Había una agudeza inmediata en el ingenio de Lincoln, que era muy bella. Era algo que me encantaba de él".

Después estaba el físico escalofriantemente delgado, de facciones muy marcadas, y su voz, que no era el barítono que con frecuencia se ha imaginado, sino que se dice que tenía una voz de tenor más aguda, especialmente conforme se apasionaba más. Day-Lewis personificó ambas, al darle al personaje una humanidad tosca y austera, que lo hacen sentir verdaderamente accesible. "Daniel representa el físico de Lincoln de una manera sobresaliente", comenta Kathleen Kennedy, productora del film, "pero también profundizó para llegar a un lugar en el que sintieses que podías tener acceso a quien era Lincoln como hombre. Y la compenetración que él y Steven desarrollaron en el set fue insuperable. Nunca antes he visto a Steven trabajar con alguien tan de cerca y tan íntimamente".
Esa compenetración se centró en un respeto compartido por Lincoln, comenta Day-Lewis. "Me provocó una sensación de inconmensurable placer el que Steven y Tony me hayan permitido explorar la vida de este hombre. Nunca antes ha existido un ser humano a quien haya querido tanto y no creo que lo llegue a haber".

De la relación laboral con Spielberg, Day-Lewis dice... "Es muy abierto. Lo mejor que alguien puede ser en un ambiente laboral creativo es que sea abierto. Y tener ese grado de abertura junto con un sentido de estructura es una combinación poderosa. También tiene mucha confianza en sí mismo. Pero su confianza considera las necesidades y energías de todo aquel que lo rodea".


Fuentes:
http://www.filmaffinity.com/es/film588950.html
http://peliculas.labutaca.net/lincoln
http://nodo9.com/2012/11/22/notas-de-produccin-lincoln/
http://www.thecinemasource.com/blog/interviews/steven-spielberg-interview-for-lincoln/attachment/steven_spielberg-lincoln-7/

4 comentarios:

  1. Hola Oscar, esta película la veré sin duda, pero tendré que esperar a que salga en alquiler!! Siempre me han gustado este tipo de películas históricas y Abraham Lincoln me parece un persona fascinante y muy admirable!! Tiene pinta se ser una buena película, Spielberg ha hecho una película con un tema muy acertado e interesante!! Saludos y besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina: puede que también tenga que esperarme a que salga en alquiler para verla (maldita crisis). Steven Spielberg es un grandísimo director, y cuando se pone serio y deja de lado las películas familiares (que también son estupendas)sin duda es cuando ha realizado sus mejores películas, valga como ejemplo "La Lista de Schindler" o "Munich".

      Gracias por pasarte y comentar. Saludos!

      Eliminar
  2. Un gran personaje, en su faceta política y personal, pero demasiado charleta, en esta versión, un vara, sermoneador, y a ratos incluso un tanto lunático. Y todo en esa manera tan Spielberg, de resaltar emociones de forma descarada a través de la música, de abrazos del 'todosjuntosporfin', tan impositivo en sus sentimientos... Pero un personaje como Lincoln no puede producir una mala película y de estas tampoco Spielberg sabe hacerlas. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no pasa nada extraordinario, casi seguro que vaya a verla este finde... ya que puede que esta sea la gran triunfadora de los oscars de este año... y es que Spielberg, como bien dices, no hace película mala, pero cuando se pone serio es cuando hace sus mejores películas, valga como ejemplo La lista de Schindler, Salvar al Soldado Ryan, o Munich...

      Gracias por pasarte y comentar... Saludos!

      Eliminar