lunes, 4 de febrero de 2013

La película nominada al Premio Oscar por Chile titulada "No" de Pablo Larraín llega a la cartelera española...

El próximo Viernes 8 de Febrero se estrena en la cartelera española la película que representará a Chile, por primera vez en su historia, en la próxima ceremonia de los premios Oscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa titulada "No", dirigida por Pablo Larraín.


"No" está protagonizada por uno de los mejores actores mexicanos del panorama actual cinematográfico Gael García Bernal (visto en exitosas películas como "Amores Perros" y "Babel", ambas de Alejandro González Iñárritu; "También la Lluvia" de Iciar Bollaín; o también en la premiada con un Oscar "Diarios de Motocicleta" de Walter Salles). En "No" Gael García Bernal interpreta a René Saavedra, todo un símbolo de su época, a lo que el actor mexicano nos dice que... "René es un personaje inherente al contexto en que vivía, pero a la vez también es eterno; simboliza el despertar político de una persona aparentemente apolítica. Es la consecuencia de la política que vivieron sus padres en el exilio, de la persecución, de la sensación de ser un extranjero. En algún momento de la historia busca inconscientemente una forma de reconciliarse con su lado político, al que recurre para cambiar su entorno más inmediato. Creo que el rito de paso a la madurez es recurrente en el ser humano; surge siempre y cuando nos demos cuenta de que podemos cambiar las cosas".

Con "No", el realizador chileno cierra así su trilogía dedicada a la dictadura chilena de Augusto Pinochet, tras "Tony Manero" (2008) y "Santiago 73, Post Mortem" (2010), a lo que Larraín afirma que... "He cerrado un ciclo. Ahora solo queda esperar que las películas generen un vínculo entre sí. "Santiago 73, Post Mortem" habla de los orígenes de la dictadura; "Tony Manero", de la época más violenta, y "No" del fin de la misma. Quizá lo que más me interese es realizar un balance, volver a visitar el imaginario de la violencia, de la destrucción moral, de la destrucción ideológica, no para entenderla, sino para dejar constancia de que existió. Puede que con el tiempo estas tres películas den una visión de un periodo lleno de laberintos oscuros y tristes, de alegrías torpes y a menudo forzadas".

Gael García Bernal con el realizador chileno Pablo Larraín.
Pinochet es el único dictador de la historia reciente que ha dejado el poder mediante un referéndum democrático, a lo que Gael García Bernal nos comenta que... "Creo que lo que se consiguió en aquel momento fue uno de los actos de fraternidad más importantes y más puros que ha vivido la democracia. A pesar de saber que las elecciones eran en gran parte fraudulentas desde el principio, confiaron en que el sacrificio valía la pena y que debían dar la cara de una vez por todas; por ellos mismos, sus padres y sus hijos. Es aquí donde René Saavedra, en mi opinión, se convierte en un ser creíble y heroico".

Pablo Larraín, director de la película, cuenta que para darle mayor realismo a las escenas filmó en el soporte de video U-matic 3:4, que se usaba a finales de la década de 1980. Así consigue que la textura y los colores de los documentales de la televisión chilena de ese entonces se confundan con las escenas de ficción. "Yo crecí en los años 80, durante la dictadura. Lo que veíamos en la televisión, ese vídeo de baja definición, era un imaginario sucio que no se podía registrar de manera prístina. La memoria colectiva está llena de esos recuerdos de oscuridad, de impureza", señala Larraín. Para el director, el usar las modernas cámaras no fue una opción: "Filmar en cine o con las cámaras digitales de alta definición actuales hubiese generado una distancia con la imaginería de la época. Era importante esa fusión y ahora al verla no sé bien cuál es el material nuestro y cuál el de la televisión".



Larraín reconoció que en la cinta "hay mucha nostalgia; el plebiscito del 5 de octubre del '88 es una fecha vértice, una fecha bisagra; está todo el pliegue de la historia chilena metida ahí, de la reciente al menos. Para el director, la "clave" de la cinta está en "cómo un grupo de personas toman las herramientas creadas, impuestas por la dictadura, esas herramientas sociales e incluso políticas, y las utiliza para crear un discurso que permite finalmente derrotar a Pinochet". Además, agrega, que aún quedan consecuencias del plebiscito: "Ahora, ¿es sólo la derrota de Pinochet o es también la victoria del modelo de Pinochet? Esa ambigüedad creo que es la concepción de la película".


Fuentes:
http://www.image.net
http://es.wikipedia.org/wiki/No_(pel%C3%ADcula)
http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Larra%C3%ADn
http://www.filmaffinity.com/es/film824376.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario