martes, 26 de marzo de 2013

Grandes Esperanzas (2012) de Mike Newell, la nueva adaptación de la obra de Charles Dickens...

Desde que, en diciembre de 1860, apareció por primerísima vez “Grandes Esperanzas” en el semanario ‘All The Year Round,’ del propio Charles Dickens, la novela ha demostrado ser una obra inmortal. Tras disparar las ventas del fallido semanario del autor hasta los cien mil ejemplares, Grandes Esperanzas se publicó en formato de novela en 1861, que en tan sólo algunas semanas después de la primera edición, llegó a alcanzar la cuarta. 

Aunque en su tiempo los críticos evidenciaron estar lejos de mostrarse unánimes en la valoración de la novela, ésta –-con su desorientado héroe, Pip, y la ristra de inolvidables personajes, entre los que se hallan la bella pero desafecta Estella, el enigmático convicto Magwitch, la inolvidable Miss Havisham, y el fornido Joe Gargery— se ha ido convirtiendo en la obra de su autor más leída e internacionalmente más reconocida. 

No debe sorprender, en consecuencia, que Grandes Esperanzas haya disfrutado de una vibrante trayectoria en la pantalla grande. Los cineastas Elizabeth Karlsen y Stephen Woolley creyeron que era el momento de narrar la historia una vez más en la gran pantalla. «Ha habido decenas de excelentes adaptaciones para televisión» —puntualiza Karlsen—, «pero en 60 años no se ha hecho una adaptación cinematográfica fiel al original.» 

«Dickens es un escritor magnífico» —continúa—. «La lectura de sus libros proporcionan un placer absoluto, y Grandes Esperanzas, obviamente, es el clásico más grande de todos ellos. Esa novela todavía resuena con claridad hoy en día con todos sus temas: niños maltratados por los adultos, gente procurando recuperar trozos de sus vidas tras haber sido heridos severamente, gente que busca venganza, gente abandonada ante el altar, que cree conocer a otro para descubrir luego que es alguien muy distinto, gente marginada por la sociedad, pobreza, mujeres vendidas como si de un mercado de ganado se tratara, o mostradas en sociedad igual que si de joyas se tratara. La estratificación social permanece todavía, aunque sea en una versión más artera que la del siglo XIX.»


Para adaptar el libro a la pantalla, los productores recurrieron al autor y guionista David Nicholls, con quien ya habían trabajado en (“And When Did You Last See Your Father?”). Nicholls afirma que... «Grandes Esperanzas siempre ha sido mi libro favorito, al que he vuelto una vez y otra. Lo he leído un millón de veces, y lo he adorado siempre, desde que tenía trece años. Aunque no es algo que esperara adaptar nunca.»

Al volver al libro, que hacía una década que no releía, Nicholls se sintió  impresionado por lo intrincado de la trama y la habilidad de Dickens como escritor de misterio. «Cuando me ofrecieron el trabajo, llevaba sin leer el libro unos diez años» —recuerda—, «así que me tomé tiempo para releerlo. Una cosa que me impresionó fue lo brillante que era la trama. En la última parte de la novela, Pip deviene casi un detective. Me encanta la idea de Pip desvelando la verdad.» 

Fue la calidad del guión de Nicholls lo que inmediatamente hizo incorporarse al proyecto al director Mike Newell, quien cuenta en su impresionante currículum con películas como “Cuatro bodas y un funeral”, “Donnie Brasco”, “Harry Potter y el cáliz de fuego, “El amor en los tiempos del cólera” y “Prince of Persia. Las arenas del tiempo”. 

«Lo que más me atrajo fue que David Nicholls había tenido el atrevimiento de narrar la historia desde distintos puntos de vista» —comenta Newell—. «No se limitó a hacerlo desde la exclusiva perspectiva de Pip. El modo en que la historia continúa refractando es algo que ha contribuido a que David haya hecho una gran película de su adaptación.»

En tiempos de su primera publicación, Grandes Esperanzas fue vista como una de las más radiantes novelas tardías del escritor, aunque al lector moderno puede que le parezca más melancólica. Ciertamente, la mayoría de críticos opinan que se trata de una novela muy personal. «Para mí, es una de las más personales de entre toda su obra» —comenta Newell—, «y creo que se trata de una historia que en muchos sentidos está impregnada con toda suerte de sentimientos de culpabilidad. Pienso que una de las preguntas que con toda legitimidad podemos formular acerca del libro es por qué defrauda tanto como persona el protagonista principal. Que lo hace. «Pip es traicionero, pues arrojará a un lado a amigos que le quieren lo mejor. No verá que su personaje es más adecuado a un determinado tipo de vida que a la que aspira, y rechaza tajantemente escuchar a la gente que trataría de enseñarle de otra manera. Y tiene un comportamiento horrible para con su amigo más sincero en toda su vida, Joe Gargery, el herrero.» 

Newell dice que la naturaleza de Pip le parece fascinante y que le interesa «el tipo de penetración psicológica que ha de ir con ella. Además» —añade—, «Dickens escribió una agitada historia dramática, que resulta absolutamente maravillosa, que al tiempo también resulta un retrato de dos niños maltratados, Pip y Estella.» 

El director británico Mike Newell en pleno rodaje.

Y son los adultos quienes deberían albergar sus mejores intenciones para con esos niños, en lugar de utilizarlos. «Miss Havisham es quien educa a Estella para convertirla en alguien fría y altanera, una rompecorazones horrenda, en tanto que  Pip se ve tentado por el dinero que le convierte en alguien para el que su naturaleza no encaja en absoluto: un caballero» —añade Newell.  «No es bueno en absoluto como caballero. De hecho se estropea y la fastidia con todos quienes le rodean al no escuchar a la gente que procura decirle eso; de tal modo que ambos jóvenes sufren una horrible distorsión a manos de la ambición egoísta de esos adultos.» 

Newell también quería que la historia estuviera llena de pasión. Como a Nicholls, le emocionó ese amor que Pip y Estella abrigan, por más que arda con poco ímpetu en la última. «Hay muchas versiones de esta historia, que he visto, y no puedo decir que alguna de ellas sea muy sexy» —opina el director.  «Ahora tenemos la oportunidad de preguntar: ¿Qué siente un joven acerca de una chica absolutamente confundida no sólo en lo referido al amor sino también al ardor sexual? Ese lado de la historia raramente se toca.»

Esta nueva adaptación cinematográfica de la afamada novela de Charles Dickens llega a la cartelera española esta semana.


Fuentes:
http://www.image.net
http://peliculas.labutaca.net/great-expectations
http://www.filmaffinity.com/es/film636498.html

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La verdad es que pinta muy bien! Gracias por pasarte y comentar... Saludos! :D

      Eliminar
  2. Hola Oscar, me gusta esta historia, he visto solamente la versión moderna, pero creo que esta puede estar muy bien, me tengo que mirar el libro también!! Gracias por la información!! Saludos y besos!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina: La verdad es que pinta muy bien... La novela no me la he leído, pero sí que he visto la adaptación cinematográfica que hizo en 1998 Alfonso Cuarón con Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow, y me gustó bastante.

      Me alegro de que te haya gustado el post...

      Gracias por pasarte y comentar. Un Abrazo! :)

      Eliminar