lunes, 22 de abril de 2013

Recordando la Música de los '60s (Parte 1)

La década de 1960 se podría afirmar que ha sido la más prolífica, musicalmente hablando. Grandes grupos como The Beatles o The Rolling Stones sentaron cátedra influenciando genuinamente a multitud de grupos y artistas musicales durante décadas.

Aunque huelga decir que, aparte de los anteriormente citados, y otros como The Jimi Hendrix Experience, The Doors, Bob Dylan, Janis Joplin o The Who; existieron una gran cantidad de grupos y artistas que no fueron tan conocidos, pero también dejaron su impronta y que bien merecen ser reivindicados.

Estos nuevos especiales que empezamos aquí y ahora, y que continuaran durante todo este año, rescatará del olvido grandes álbumes clásicos de la música como Abbey Road, o el Aftermath; y también todas esas joyas ocultas que hicieron rica y muy prolífica esta gran década de los sesenta.

Para empezar rescataremos cinco álbumes. Así que no lo dudes y déjate embriagar de la mejor música de los sesenta...

PINK FLOYD - The Piper at the gates of dawn 1967

Unos años antes de triunfar con el histórico "Dark Side of the Moon", los Pink Floyd abanderados por el carismático cantante Syd Barret, lograron crear una de las piezas básicas de la psicodelia británica con su álbum de debut "The Piper at the gates of dawn".

Envolventes trabajos de guitarra, incisivas lineas de bajo, atmosféricos y etéreos teclados, hipnóticos e insólitos efectos de estudio y líricas de basamento estelar, onírico, infantil y ácido para compactar un Lp en el que la psicodelia alcanza su máximo apogeo sin menospreciar el poder de la melodía pop (con construcciones vocales similares al estilo Who de "Sell Out") en canciones como "Lucifer Sam", "Matilda Mother" o "The Gnome". La excepcional "Astronomy Domine" y el largo instrumental space-rock "Interstellar Overdrive" define a la perfección el sonido particular de los Pink Floyd liderados por ese genio llamado Syd Barrett.




CREAM - Disraeli Gears 1967

Eric Clapton era un reconocido bluesman por ese entonces, pero es aquí  en su segundo Lp, donde se deja impregnar por los matices psicodélicos junto con sus dos compañeros de grupo: el excelente bajista y cantante Jack Bruce y el fenomenal e incandescente Ginger Baker tocando la batería. A este equipo debemos unir a Peter Brown, responsable de alguna de las letras del disco.

Piezas potentes y pegadizas como "Strange Brew", o el archiconocido "Sunshine of your love" en el cual donde Clapton deja surgir su personalidad más bluesera creando un riff para la historia.

En definitiva, este Disraeli Gears es un trabajo de enorme impacto desde la portada hasta la nota final... Un disco que merece ser catalogado como una obra maestra imprescindible para entender todo lo que ocurrió después.





KING CRIMSON - In the court of Crimson King 1969

Definido por Pete Townshend como "una misteriosa obra maestra", "In the court of King Crimson " es una de las grandes joyas y piezas clave del rock progresivo.

De abatida tonalidad y hermosa imaginería lírica, su emulsión básica entre rock y jazz, claves psicodélicas y eclécticos ritmos, deparan algunos de los mejores tramos que ha conocido el estilo, en una demostración de cómo emplear sin jactanciosa pomposidad el mellotron, la guitarra, la batería, el bajo o los instrumentos de viento.

"21st Century Schizoid Man" es uno de los temas más importantes en la carrera de King Crimson, quizá el que mejor defina su capacidad para conjugar el hard-rock con el jazz, en un tránsito distorsionado y lleno de pujanza ácida, de espíritu acérbico y enfoque pesimista sobre la naturaleza humana, marcada por la violencia y la avaricia.

También se puede destacar la hermosa balada "I talk to the wind", la sublime "Epitaph", o el inolvidable tema que da nombre al álbum, que cierra de forma brillante esta gran obra maestra que sentó las bases del rock progresivo.




CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL - Willy & The Poor Boys 1969

“Willy & The Poor Boys” es una rotunda obra maestra, una joya atemporal, un discazo de los que hacen época, uno de los mejores trabajos de los esenciales Creedence Clearwater Revival, banda capitaneada por el gran John Fogerty, el lúcido autor, tanto en textos como en música, de la mayoría del material grabado por el grupo de El Cerrito.

El disco contiene estupendas canciones de rock clásico, con aromas sureños y emocional ejecución, confluyendo en su composición herencias country, blues y folk, en las que la guitarra solista y la desgarrada voz de John están secundadas con maestría por la rítmica de su hermano Tom, la batería del fenomenal Doug Clifford y el bajo de Stu Cook.

Todos estos elementos son el fundamento de las combativas piezas que componen este LP, magistrales canciones como "Down On The Corner", rítmica pieza rock con lucimiento para Stu al bajo y armonías en el contagioso estribillo, el animoso rock’n’roll "Don't Look Now (It Ain't You Or Me)", o "Fortunate Son", potente rock con esa inolvidable guitarra, la aspereza vocal de John y la fortaleza rítmica que aportan en conjunto.

Una de las mejores piezas del álbum es la apocalíptica "Effigy", un hechizante y sensacional tema de folk-rock psicodélico que arremete, al igual que la gloriosa "Fortunate Son", contra la guerra del Vietnam, conflicto bélico que en el momento de la grabación de este LP estaba en uno de sus momentos más álgidos.




13th FLOOR ELEVATORS - Psychedelic Sounds of... 1966

Empapados de elevadas cuantías de ácido y dispuestos a exhibir sin adulteración las consecuencias del mismo en los surcos de un vinilo de cubierta que denota su raíz lisérgica, los 13th Floor Elevators, liderados por Roky Erickson, Stacy Sutherland y Tommy Hall, construyeron un narcótico paraje sonoro dominado por una atractiva mezcla entre garaje y psicodelia.

La increpante y a veces gemebunda voz de Erickson, y el extraño sonido omnipresente conseguido por Hall con el jug, convierten a este sugerente recorrido musical en un característico y máximo ejemplo pionero de acid-rock con dosis pop y folk-rock.

Sensacionales canciones como "You're gonna miss me", "Roller Coaster", la gran balada "Splash 1", "Fire Engine", "Don't fall down" o "Reverberation", no pueden dejarte indiferente y a buen seguro crecerán a cada nueva escucha.



2 comentarios:

  1. Grande Oscar esperando ansioso la 2 parte de los 13th floor elevator no habia tenido la ocasion de escuchar nada perfecto para darles una oida ya que me ha parecido una cancion estupenda. Un abrazo y continua asi Amigo mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alex: Me alegro de que te haya gustado la entrada. La verdad es que ya hacía algún tiempo que la tenía en mente para realizarla... Durante todo este año iré desgranando, a través de entradas como esta, los grandes discos y aquellas joyas ocultas de esta genial década de los sesenta... Ese disco de los 13th floor elevator es uno de los álbumes clave de la década y la psicodelia, una obra maestra imprescindible...

      Un abrazo amigo... Nos vemos! :D

      Eliminar