miércoles, 5 de junio de 2013

Recordando la Música de los '60s (Parte 4)

Seguimos con los especiales que, a lo largo de todo este año 2013, rescataremos del olvido grandes discos conocidos o no, de la prolífica década de los sesenta.

THE BEACH BOYS - Pet Sounds 1966
Obra maestra de la música moderna. Uno de los discos de pop más influyentes de todos los tiempos.

Los Beatles quedaron anonadados después de su escucha y muchos rastros de su sonido se pueden escuchar en su laureado "Sgt Pepper's Lonely Hearts Club Band". 

Utilizando más de cincuenta músicos (en estos penosos tiempos modernos casi todo lo hace una máquina), su principal hacedor, el genial Brian Wilson, crea una obra perfecta en su producción y en su ejecución con los habituales y mágicos ejercicios vocales del grupo junto a un extraordinario sentido melódico y un innovador uso de la orquestación e instrumentación, por no hablar de su emocional apartado lírico (en su mayoría de Tony Asher bajo inspiración de Brian). 

A McCartney aún le cae una lagrimilla cuando escucha "God Only Knows" (tema con una divina intervención de Carl).

Obligatorio para los amantes del pop con mayúsculas que mejora con cada escucha debido a su tremenda complejidad en arreglos y producción, fruto de la creatividad sublime de un joven de veintipocos años.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article395.html



LOVE - Forever Changes 1967
Este disco es una de las grandes obras maestras de la historia del pop-rock en la que el líder del grupo californiano Love, Arthur Lee, muestra su peculiar y surrealista visión del mundo y del amor con magistrales canciones de trémulas texturas acústicas folk-rock/jangle pop y psicodélicas con tramos de eléctrico acid rock. Las hechizantes melodías pop se subliman por la sensible voz del inestable genio.

El cantante y guitarrista Bryan MacLean escribe dos bellas composiciones ("Alone Again Or" quizá sea la canción más popular del disco) que no desmerecen para nada el conjunto de un trabajo clave en el desarrollo del pop. 

Maravillosamente arreglado y orquestado, se trata de un disco sin desperdicio, al igual que el anterior LP del grupo, "Da Capo" y el posterior "Four Sail".

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article628.html



THE BAND - Music from big pink 1968
Es 1968 un año crucial en el desarrollo de la música rock, quizá más determinante que 1967; de buenas a primeras esto parecería un despropósito. No lo es. En 1967, año de una prolificidad admirable, se constata el cenit de un proceso experimental iniciado a fines de 1965 con bandas como Yarbirds, Great Society, Who, Byrds, los mismísimos Beatles y otros tantos.


Así bien, 1968 es un período convulso, tumultuoso que requirió nuevas directrices para paradigmas musicales que corrían riesgo de estancamiento: las cintas invertidas, los sítares y los clavecines, apóstoles instrumentales de la sustancia aérea de gran parte de la vanguardia psicodélica debían dar paso a un sentido más terreno, verista y límpido: llegó la hora de las músicas tradicionales, de las raíces recuperadas, de lo vernáculo. 
En esta nueva orientación de los derroteros que debía andar el rock, nadie estuvo a tan gran altura como The Band en su disco debut, "Music From Big Pink", publicado en abril de 1968.
A diferencia de otras agrupaciones cultoras desde el '68 del llamado country rock, la apropiación de estos canadienses -a excepción de su baterista Levol Helm- no se circunscribió a un estilo determinado sino que absorbió toda la anchura de las músicas estadounidenses tradicionales desde una sensibilidad nueva, fresca y versátil. 

Por tanto, "Music From Big Pink" es, como muchos han dicho, unas línea divisoria de aguas. Todo lo que fue y será el rock estadounidense en su línea más comprometida está en los surcos de este debut lúcido y transgresor: gospel, hillbilly, country, diexeland, rock& roll, soul, rhythm & blues y dosificadas gotas de psicodelia y pop, adornan un álbum bellísimo y profundo. 
Destacar canciones es inoficioso pero vale la pena escuchar hasta el hastío temas como "In The Station", "Chest Fever", "We Can Talk", "Lonesome Suzie", "The Weight" y la grandísima versión para "I Shall Be Released" de su compañero de ruta, Bob Dylan.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article391.html



LEONARD COHEN - Songs of Leonard Cohen 1968
Songs of Leonard Cohen es el álbum de debut del cantautor canadiense Leonard Cohen, lanzado originalmente en 1967 y reeditado en 2007 con 2 temas extra. Está considerado como uno de los mejores trabajos de Cohen y de la historia del rock.

Leonard Cohen era un cantante atípico para su época. Tenía 33 años cuando debutó, y venía del mundo de la literatura (había publicado ya 2 novelas y 4 libros de poemas cuando grabó este disco). Sin embargo, no tardó en integrarse en las nuevas generaciones de cantautores, junto a otros como Tim Buckley, Neil Young y Joni Mitchell.

La canción "Suzanne", una de las más emblemáticas del canadiense, había sido grabada anteriormente por Judy Collins.

Todas las canciones del disco están compuestas por Leonard Cohen.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article4983.html



APHRODITE'S CHILD - End of the World 1968
El grupo más importante surgido en Grecia en los años 60 fue este trío de pop psicodélico y rock progresivo, significado por incluir entre sus filas a dos de los principales personajes de la música helénica: el cantante y guitarrista Demis Roussos (nacido el 15 de junio de 1946 en Alejandría) y el compositor y teclista Vangelis Papathanassiou (nacido el 29 de marzo de 1943 en Volos), futuro ganador del Oscar de Hollywood por la banda sonora de "Carros de Fuego".

El alma mater del grupo era Vangelis, un instrumentista muy dotado que había pertenecido con anterioridad al grupo de pop The Forminx.

En 1967 dejó el proyecto de The Forminx y formó Aphrodite's Child junto a Roussos, vocalista procedente del grupo We Five, el batería Lucas Sideras (nacido el 5 de diciembre de 1944 en Atenas) y el guitarrista Anargyros Koulouris.

Koulouris tuvo que dejar la banda cuando fueron invitados por el sello Philips para grabar su primer sencillo en París, ya que no podía abandonar Grecia a causa de estar cumpliendo el servicio militar.

Ese single debut sería un éxito en toda Europa, tomando como referencia el famoso Canon de Johann Pachelbel, grabaron "Rain and tears", una preciosa composición con una excepcional ejecución vocal de Demis Roussos que llegó al número 1 en muchos países del continente, a excepción del Reino Unido.

En 1968 publicaron su primer Lp titulado "End of the world" (1968), un estupendo disco pop psicodélico que además de incluir el sencillo "Rain and tears", contenía temas destacados como "Don't try to catch a river" o el plañidero y soberbio single homónimo.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article21.html



Fuentes:
Imágen de la portada extraida de Psychedelic Mermaid de Jenjen_bunny  (Adaptada por Oscar Vela).
http://www.fanpop.com/clubs/jenjen_bunny/images/30718479/title/psychedelic-mermaid-photo

2 comentarios:

  1. De todos ellos, me quedó con Beach Boys, sin duda. ¡Qué música tan genial!.... "Surgin USA"...por una vez...je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Félix: Los Beach Boys eran un grandísimo grupo, que componía hermosas canciones llenas de lirismo y muy buen gusto... Que gran época los sesenta para la música... Saludos!

      Eliminar