miércoles, 26 de junio de 2013

Recordando la Música de los '60s (Parte 5)

Seguimos con los especiales que, a lo largo de todo este año 2013, rescataremos del olvido grandes discos conocidos o no, de la prolífica década de los sesenta.

CHICAGO - Chicago Transit Authority 1969
Antes de que la compañía de transportes de la ciudad emprendiese acciones legales contra ellos y se viesen obligados a llamarse Chicago, la banda tocó por todo Estados Unidos como Chicago Transit Authority.

Su especialidad consistía en fundir blues, jazz, y rock en una distintiva mezcla de alto octanaje, y su debut requirió de un disco doble grabado en estudio y material en vivo para comunicarse con las masas.

El grupo estaba compuesto por un cuarteto de rock como base, formado por Terry Kath (primer guitarra/voz), Robert Lamm (teclados/voz) y Danny Seraphine (batería), además del trío formado por Lee Loughane (trompeta/voz), James Pankow (trombón) y Walter Parazaider (instrumentos de viento/voz), el grupo era capaz de alternar pop enérgico y rock melódico.

Los singles del álbum "Does anybody really know what time it is?", "Questions 67 and 68", y el tema principal, un estupendo cover de Traffic compuesto por Steve Winwood titulado "I'm a man", hicieron al grupo tremendamente populares, en tanto que su vena vanguardista y experimental dio como fruto "Liberation", "Free form guitar", y las muy políticas "Prologue" y "Someday".

Como dato curioso, huelga decir que la versión larga del tema "I'm a man", con su extenso solo de batería y percusión, fue también utilizada por el Dj de Nueva York Francis Grasso para crear efectos, siendo el primero en desarrollar mezclas rítmicas, juntándolo con los gemidos eróticos del tema de Led Zeppelin "Whole lotta love", hecho que hizo enloquecer a las multitudes e inventar de paso la música disco en el proceso.

Fuente: Reseña escrita por Craig Reece para el libro "1001 discos que hay que escuchar antes de morir"
ISBN: 978-84-253-4330-8
(Adaptada por Oscar Vela)


THE HOLLIES - Evolution 1967
Este disco es un ejemplo de las muchas gemas musicales que injustamente han sido sido relegadas al olvido a lo largo de los años, quizás debido a la ingente cantidad de buen material que en 1967 (año de su edición) copaba las listas de éxito de todo el mundo y a la ignorancia musical-histórica que domina por lo general el panorama sonoro.

Si reparamos en su calidad artística nos daremos cuenta de que "Evolution" merece un puesto de honor entre los mejores álbums pop de todos los tiempos.

Y es que si hablamos de melodías exquisitas, elegantes, ricas en matices, nos referiremos a los Hollies, banda británica procedente de Manchester que ya antes de grabar este trabajo nos habían deleitado con singles de la categoría de "We're Through", "I'm Alive", "Look Through Any Window" o "Bus Stop", y con discos de alto nivel dentro de su estilo beat como "For Certain Because" en donde aparte de sus extraordinarias voces (especialmente las de Allan Clarke y Graham Nash) se podía apreciar el creciente talento compositivo que los de Manchester ya atesoraban para crear maravillosas piezas melódicas en base a una conjunción instrumental y vocal admirable.

El subestimado "Evolution" no fue una excepción en ese sentido y volvió a demostrar que por aquellos tiempos la capacidad creativa del triunvirato formado por Clarke-Hicks-Nash iba en aumento hasta culminar ese mismo año con el magistral "Butterfly".

Así lo atestiguan lujosas piezas de refinada orfebrería pop magníficamente arregladas, como "Stop Right There", "Lullaby To Tim" (nana psicodélica con distorsión de voz), "Have You Ever Loved Somebody" (perfecto tema pop con infeccioso estribillo), "You Need Love", "Rain On The Window" (memorable recuerdo de traqueteo sexual en un día lluvioso), la deliciosa "Ye Olde Toffee Shoppe", "The Games We Play" o el pop con influencia Motown, espléndida interpretación vocal y uso de órgano encontrado en "Leave Me". La producción corrió a cargo de Ron Richards y los arreglos orquestales fueron de Mike Vickers.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article569.html



NIRVANA - The Story of Simon Simopath 1967
No, no son esos Nirvana. Son los originales, con los que Kurt y compañía tuvieron una disputa legal por el uso del nombre. Este grupo inglés se caracterizó por realizar una música pop-rock con arreglos barrocos y de cámara e instrumentación, que era altamente apreciada. Estaba constituida por dos cantautores: el griego Alex Spyropoulos y el irlandés Patrick Campell-Lyons, quienes se conocieron en Londres en el verano de 1967.

The Story of Simon Simopath es considerado el álbum pionero de los discos conceptuales de la historia, y precedió a otros como el S.F. Sorrow de Pretty Things (diciembre de 1968), Tommy de The Who (abril de 1969) y Arthur de The Kinks (septiembre de 1969). 

Este álbum debut cuenta la historia de un niño que quiere tener alas, en la esperanza de escapar de una realidad que le parece vacía. El disco está compuesto por grandes temas como la majestuosidad sonora y melódica de Wings of love , con sus spectoriano muro orquestal, la bucólica belleza de Lonely boy , con su chispeante hammond y ese ritmo trotón tan cercano al de los Kinks más irónicos, el colorista esplendor de Satellite Jockey, una especie de sunshine pop batido por el entusismo del Swingin London, la lánguida belleza de In the courtyard of the stars , una balada beat envuelta por el colorido del flower power, la misteriosa psicodelia algo bucólica y medieval de Take this hand, que les acerca a sus coetáneos Kaleidoscope, el atemporal y emotivo pop de tintes barrocos de Pentescost Hotel, la nostálgica y algo cósmica delicadeza de I never found a love like this, y la exuberancia pop de su single previo, compuesto por las excepcionales Life Ain’t easy y I believe in magic.

Sin lugar a dudas, este The Story of Simon Simopath es todo un clásico que lamentablemente está totalmente infravalorado, y que bien vale la pena rescatar.

Fuentes: 
http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article5201.html
http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article3453.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Nirvana_(banda_de_Reino_Unido)
http://mrpleasant66.blogspot.com.es/2012/04/nirvana-uk-story-of-simon-simopath-1967.html



NICO - Chelsea Girl 1967
Después de que Andy Warhol la integrase en la grabación del mítico y primer LP de la Velvet Underground, la rubia modelo alemana Nico voló en solitario y grabó su debut, “Chelsea Girl” (1967) con la ayuda de sus antiguos colegas velvetianos (quienes le compusieron gran parte del disco), Jackson Browne, quien (parece ser que) además de compartir cama con Nico en la época de la grabación también dejó su impronta en varios temas, y el productor Tom Wilson, ocupado previamente con Bob Dylan o Simon & Garfunkel.

Básicamente son canciones folk abarrocadas con textos poético-reflexivos, evocaciones memorativas y tono tristón-introspectivo, adornadas bellamente con violines y cuerdas, como la apertura de este fosco álbum, la balada “The fairest of the seasons”, una hermosa melodía compuesta por Jackson Browne y Gregory Copeland y arreglada de manera exquisita de manera orquestal. Sin duda de lo mejor del LP. Browne compuso en solitario “These days”, tema folk orquestal con unas pautas (tanto en tono como en concepción de sonido) muy similares al previo.

John Cale y Lou Reed son los autores de “Little Sister”, con sonidos bucólicos de flauta, texto con imaginería natural y un órgano machachón-lisérgico (quizá a alguien la gélida y depresiva vocal de Nico le reviente un tanto, quizá…), y Cale se ocupa de la atmósferica “Winter Song”, con unos urgentes arreglos de cuerda, una nervuda flauta y un perturbador fondo de guitarra acústica para una pieza folk con ecos medievales-teutónicos.

“It Was a Pleasure Then”, quizá con toques autobiográficos, aparece Nico acompañado en la escritura a John Cale y Lou Reed en una pieza folk de esencia velvetiana con las clásicas ínfulas avant-gardé, sonidos feedback, guitarras desaliñadas y retumbantes, atmósferas oscuras, viola chirriante y vocalidad invocadora.

El título homónimo (pero en plural), compuesto por Reed y Sterling Morrison (guitarrista de la Velvet), nos devuelve el sonido de flauta y la beldad de las cuerdas junto a una encantadora melodía y un largo paseo por las chicas de Chelsea.

Bob Dylan le escribió la estimable (pero menor dentro de la escritura dylaniana) “I’ll keep it with mine” antes de retornar a Jackson Browne en “Somethere There’s a Feather”, otra preciosa melodía ornamentada por las cuerdas.

“Wrap You Troubles in Dreams” es otro corte de Lou Reed en el cual se manifiesta la posibilidad de deserción de las contrariedades personales, paradójicamente narrada la huida existencial por medio de una melodía triste y penetrante, de nuevo enfatizada por instrumentos de cuerda y viento.

El álbum termina con “Eulogy to Lenny Bruce”, maravillosa tonada del nunca bien ponderado Tim Hardin y un punto final que redunda la tristeza y melancolía que rezuma este trabajo.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article4983.html



LED ZEPPELIN - Led Zeppelin II 1969
Impresionante segundo álbum de Led Zeppelin. Si el primero exhibía su pericia en explotar con sapiencia el blues y rock de bandas y solistas como Jimi Hendrix, Cream, Willie Dixon o Jeff Beck, el segundo apuntaló su enorme contribución al mundo de la música moderna definiendo su magisterio en la composición y ejecución de piezas hard-blues-rock de alto voltaje y alternancia acústico/eléctrica.

Sus detractores les acusan a menudo de latrocinio y hurto a grandes nombres del blues pero, partiendo del fundamento de esas referencias y de la irrefutable ascendencia de esos esenciales nombres, es también innegable la instauración de un nuevo orden auditivo desarrollado en el empaque hard rock otorgado a sus raices blues con un trabajo arrebatador en la edificación de riffs, musculatura rítmica y sobre todo, singular creación de atmósferas, como la conseguida con el clima sexual emanado de "Whole lotta love", gran clásico (número 4 en los EEUU) en donde utilizan el theremin y en donde recogen textos del "You need love" de Willie Dixon.

Su musculado sentido del ritmo se exhibe en "Heartbreaker" (con un glorioso riff guitarrero de Page) y en el enérgico hard-rock de "Living loving maid", mientras que la pasión por el blues asoma en "Lemon song" (una canción basada en el tema "Killing Floor" de Howlin' Wolf que despliega un soberbio trabajo de Jones al bajo) o "Bring it on home" (donde recogen claros influjos de Sonny Boy Williamson).
Las baladas blues-rock destacan con "What is and what should never be" y "Thank you", hermoso tema dedicado por Robert Plant a su esposa Maureen que comparte espacios acústicos con la tolkieniana "Ramblin on".

Uno de los momenos álgidos del LP es la espectacular "Moby dick", un tema derivado de una canción de Sleepy John Estes ("The girl I love, She got long curly hair") que contiene un memorable solo de Bonzo.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article615.html



Fuentes:
Imágen de la portada extraida del post NUGGETS: LA PRIMERA OLA DEL ROCK PSICODÉLICO DE GARAJE de FM Rock&Pop (Adaptada por Oscar Vela).
http://www.fmrockandpop.com/2012/11/nuggets-la-primera-ola-del-rock-psicodelico-de-garaje/

No hay comentarios:

Publicar un comentario