martes, 27 de agosto de 2013

Camino a Casa (2013) Una Novela de Tony A. Fabeiro

Hoy tengo el placer de comentar la última novela que me he leído titulada "Camino a Casa" de un escritor gallego llamado Tony A. Fabeiro, que conozco de las redes sociales, de su recomendable blog "Un momento de lectura", y también es seguidor de nuestro/vuestro blog "La Taverna del Mastí.

Tony A. Fabeiro es un joven gallego de 33 años, nacido a las orillas del Sar, tierra de poetas y escritores. Es un aficionado a la lectura desde que en su infancia se enamoró de una vieja máquina de escribir. Apasionado de las letras, la caligrafía, los bolígrafos y las plumas. Vive siempre acompañado de una libreta y un bolígrafo, llenando continuamente los cajones de su casa con notas sobre historias, novelas, personajes...


Después de muchos años acumulando sueños e historias, se decidió crear un blog de relatos titulado "Un momento de lectura", en el que saca a la luz sus obras, para que el público se entretenga con ellas, y dando comienzo así en la realización de su sueño, el convertirse en escritor.

Tras haber publicado algunos relatos y microrelatos, Tony debuta con su primera novela, esta que nos abarca, titulada "Camino a casa". En ella nos narra la historia de una pareja, Jorge y Ana, que deciden iniciar una escapada de fin de semana para evadirse de sus rutinas. Lo que en un principio comienza siendo un viaje de placer, se complica cuando se pierden en un paraje inhóspito y desconocido, quedándose su coche sin combustible a los pies de una misteriosa casa.

Una vez allí, descubren que nada es lo que parece y viven una intrigante aventura, en la cual, tratarán de encontrarse a ellos mismos para luego retomar el camino a casa...

Bajo esta interesante premisa se presenta el debut de Tony A. Fabeiro. Tengo que confesar que me ha encantado la novela, disfrutándola mucho, debido a una trama que engancha desde el principio, y unos personajes bien definidos. Sin desvelar nada de la historia, ya que perdería toda la gracia, tengo que decir que, hacía la mitad de la novela, hay un par de giros muy buenos y sorprendentes. Se lee prácticamente en un suspiro, debido a su corta duración, poco más de 130 páginas, y también de lo bien escrita que está, con su certera ambientación y atmósfera de terror.

El escritor Tony A. Fabeiro.
Conversando un día con Tony acerca de la novela, me dijo que... "El inicio de la historia tiene su punto de partida en un grupo de sueños recurrentes, o pesadillas según se vea, que he tenido a lo largo del tiempo. La mayor parte de mis relatos son fantasías que dibuja mi mente ante mis ojos cuando están abiertos, la otra parte se dibujan ante mis ojos cuando están cerrados. Las uno y creo historias con ellas. Como apunte particular en el capítulo cinco, por ejemplo, esa escena en la que Jorge siente una fría y delgada mano pasándole por la nuca... Es una de ellas, de las que he vivido yo mismo (aún me sigo preguntando si estaba durmiendo o realmente despierto...) Igual como esta, hay otras escenas que han sido soñadas o vividas, pero también hay que decir que las he transformado un poco para acoplarlas a la trama."

La edición que tengo es la impresa en papel, autoeditado por el propio autor a través de la página Lulu.com, y está bastante bien, con un papel de buena calidad, y un diseño de cubierta tapa blanda acertado. Además huelga decir también que el propio autor me la dedicó y firmó en exclusiva, en el que desde aquí le vuelvo a dar las gracias por ello, y por el grato "camino a casa".

En definitiva, "Camino a casa" es una novela que me ha gustado mucho, es muy entretenida, y la recomiendo. En ella se puede vislumbrar mimbres de buen escritor. Y como él mismo dice, es perfecta para dejarse llevar por la imaginación y navegar durante unos instantes por lugares maravillosos...

Para conseguir esta estupenda novela, podréis hacerlo a través de la página lulu.com, tanto en papel como en ebook (formato pdf), y también a través de Amazon. A continuación os dejo los enlaces:




FRAGMENTO DEL LIBRO:


Una gota de agua le cayó sobre la frente, luego otra... y luego otra. Notó un fuerte dolor de cabeza. Giró un poco el cuello, a un lado y a otro. Algún que otro gemido salía por su boca torcida. Estaba desorientado y tenía tanto frío que no sentía ni los pies. Intentó incorporarse, despacio. Lo hizo hasta que se quedó sentado en el suelo, encarado hacia la oscuridad, de espaldas a la vieja casa.

Estuvo allí durante unos segundos, intentando situarse. Se preguntaba a sí mismo dónde estaba, qué le había ocurrido y a pesar de lo mucho que se esforzaba, no conseguía recordar nada.

A su alrededor no se veía nada, todo estaba sepulcralmente oscuro. Abrió los ojos al máximo y miró en todas direcciones, intentando entrever algo en medio de las tinieblas. Algo lejos, hacia un lado, pudo ver una tenue luz en el suelo. Era su linterna, que había salido volando cuando tropezó. Entonces, de repente recordó y exclamó en voz alta.

-¡Ana!...

Se levantó torpemente, y aún aturdido fue dirección a aquella luz. Llegó junto a ella y reconoció la linterna. La cogió. En ese momento se acordó también de las mochilas. Las buscó un instante moviendo la linterna de un lado a otro.

-Tienen que estar cerca -pensó.

Al poco tiempo de búsqueda, vio un bulto en el suelo y se acercó. Efectivamente era una de las mochilas. Al tocarla con la mano descubrió que estaba completamente empapada, igual que él.

-Que bien -pensó-, maravilloso...

Se acomodó la chorreante mochila a la espalda y ojeó a su alrededor, alumbrando con el foco en todas direcciones. Vio la fachada de la casa a tan solo unos pocos pasos de su posición. Empezó a caminar en dirección hacia ella, sin sacarle ojo de encima a la puerta de entrada. De camino hacia allí encontró la segunda mochila, tan mojada como la primera.

Se dispuso a subir el porche, a ver si ahora podía entrar. Este pensamiento fue el que le hizo recordar lo que había visto por la ventana y lo que había oído del otro lado de la puerta antes de caerse. Se detuvo antes de iniciar el ascenso de los viejos escalones. Pensó por un momento en que a lo mejor, lo había soñado mientras estaba inconsciente. Estaba confuso, se había dado un fuerte golpe en la cabeza y no recordaba las cosas con claridad. Aún así decidió sacarle importancia y dejar aquellos detalles a un lado, ahora lo que más le importaba era reunirse lo más rápidamente posible con Ana.

Subió el porche maldito con mucho cuidado y se postró delante de la puerta. Estaba decidido. No tenía miedo. Miró de refilón hacia la ventana, todo estaba a oscuras y no había nadie. Levantó el brazo para llamar a la puerta. Intentó golpear los tablones con decisión pero antes de que sus nudillos llegasen a entrar en contacto con la vieja madera, ésta se abrió de repente provocándole otro shock y dejándole sin respiración.

Fuentes:
Fragmento extraído de la propia novela.
Imágenes cortesía de ©Tony A. Fabeiro.
Imagen de la casa en el fragmento: http://elrinconencantadodeanabella.blogspot.com.es/2012/10/casas-siniestras.html
Imagen del joven en el fragmento: http://www.superpop.es/noticias/todas/luna-el-misterio-de-calenda-el-asesino-vuelve-a-actuar-esta-noche

3 comentarios:

  1. BUENO Oscar, buen material que ya comentaré cuando te haga mi ronda semanal, ahora es para informarte de las novedades del club:
    NUEVOS BLOG PARA VISITAR:
    - UN ESPACIO PARA SOÑAR, - MOEBIUS, -MUJERES QUE HICIERON HISTORIA ( 3 MAGNIFICOS BLOG DE NUESTRA NUEVA AMIGA ANGELA ANZANI DESDE ARGENTINA ) Y OTRA NUEVA AMIGA MÁS QUE SE UNE A NOSOTROS DESDE MÁLAGA ( FABIANA IGLESIAS ) CON SU ESPECTACULAR BLOG -FABIIGLESIAS.

    Y por último OSCAR como cada vez seremos más, a la hora de poner la firmar también pondremos nuestra dirección web, para facilitar que nos visiten todos después, tal que así: Un saludo OSCAR y nos leemos....

    (TRAFFIC-CLUB) BLOG: WWW.SINIESTROTECAMERA37.BLOGSPOT.COM

    ResponderEliminar
  2. Me paso también por aquí para darte las gracias y la enhorabuena por tu trabajo.
    Te dejo un fuerte abrazo y un saludo a todos los lectores del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Tony por tu excelente novela... Un fuerte abrazo amigo!

      Eliminar