miércoles, 5 de febrero de 2014

Recordando la Música de los '60s (Parte 15)

Seguimos con los especiales que, a lo largo de todo el año 2013 y parte de este 2014, rescataremos del olvido grandes discos, conocidos o no tanto, de la prolífica década de los sesenta.

THE JIMI HENDRIX EXPERIENCE - Electric Ladyland 1968
Impresionante bacanal de sonidos blues y rock de narcótica base psicodélica. En este doble álbum la experimentación de Jimi Hendrix alcanzó su punto más pronunciado y ambicioso en su instrumentación. Contó en la grabación con la colaboración de gente tan prestigiosa como el teclista Al Kooper, el batería Buddy Miles, el órgano de Steve Winwood, el bajo de Jack Casady, el saxo de Fred Smith (sensacional en "Rainy Day, Dream Away") o la flauta de Chris Wood. Casi nada.

A pesar de que el cimiento principal del mundo psicodélico de Jimi Hendrix es el blues y el rock, es tan rica su expresión musical que en muchos temas hallamos trazos soul ("Have You Ever Been (To Electric Ladyland)" o "Crosstown Traffic"), jazz ("Rainy Day, Dream Away") y pop ("Little Miss Strange").

Esta opulencia en texturas brilla en temas de orgía guitarrera como las citadas "Have You Ever Been (To Electric Ladyland)", "Crosstown Traffic", "Rainy Day, Dream Away", "Little Miss Strange" (escrita por Noel Redding) o "Long Hot Summer Night", "Gypsy Eyes", "Burning Of The Midnight Lamp", "Still Raining, Still Dreaming" o "Voodoo Child (Slight Return)".

Las extensas y soberbias jams "Voodoo Chile" y "1983" son un monumento al proceder guitarrero de Hendrix y su interacción con los demás elementos auditivos, en especial en "Voodoo Chile", en donde sus seis cuerdas son escoltadas por un excepcional trabajo de teclado de Winwood y de bajo de Casady. La hermosa "1983... (A Merman I Should Turn to Be)" por su parte, contiene una de sus más inspiradas letras.

Complementando las piezas originales del disco encontramos dos estupendas versiones, con "Come On (Let The Good Gimes Roll)" rinde pleitesía al blues de Nueva Orleans al adaptar a Earl King, y gracias al socorrido Bob Dylan, Hendrix y su superior versión de "All Along The Watchtower" demuestra la grandeza de su justamente aclamada guitarra. 

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article591.html



THE BEATLES - Rubber Soul 1965
El sexto LP de los Fab Four significó una notable progresión tanto lírica como musical en su carrera.
La influencia en los textos de Dylan con "Bringing it back home" y el consumo de drogas, especialmente la marihuana, estaban provocando que se abrieran a nuevos sonidos, exprimiendo cada vez más su talento y escribiendo sobre asuntos de mayor carga filosófica y letras más maduras, cínicas y agudas en cuanto a las relaciones de pareja.

Por otra parte cada vez se interesaban más por el trabajo en estudio, introduciendo en su continua búsqueda de experimentación sonora nuevos instrumentos a su música.

Así, en en esta obra maestra que es "Rubber Soul", se puede escuchar un armonio en "The Word", una composición de Lennon que con sus constantes referencias al amor se podría integrar en el movimiento hippie, o un órgano Hammond interpretado por Ringo en "I'm Looking Through You", tema escrito por Paul McCartney. 
El sitar indio de George Harrison es un complemento perfecto para "Norwegian Wood", hermosa canción de John muy influenciada por Dylan y que inspiró al propio Dylan para escribir "4th Time Around".

El fuzz-bass suena en manos de Macca en "Think For Yourself", pieza escrita por George al igual que "If I Needed Someone", un tema con clara influencia de los Byrds. Incluso introducen un solo de piano (acelerado para que sonase como un clavicordio) tocado por George Martin en "In My Life", la mejor aportación, junto a la delicada balada "Girl", de Lennon al álbum.

Son dignas de reseñar la estrecha colaboración a la hora de componer entre John y Paul, en formidables canciones como "Drive My Car" y "Wait", su admirable conjunción vocal en glorias como "You Won't See Me", la citada "The word" y sobre todo "Nowhere Man", la balada (con versos en francés incluidos) "Michelle" de McCartney, la estupenda y socarrona "Run For Your Life" y una curiosidad, "What Goes On?", simpática pieza de aromas country & western firmada por Lennon, McCartney y Starr y cantada por este último, gran amante del citado género estadounidense.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article406.html



THE BEE GEES - Horizontal 1968
Gran disco de los Bee Gees, uno de los mejores publicados por el grupo en la década de los 60, incluso superior a "Odessa", ya que aunque es mucho más ambicioso que su excelente debut, las canciones y el conjunto resulta menos pretencioso, sin altibajos y más compacto en el desarrollo conceptual de obra de pop psicodélico.

Lo más importante de este trabajo, además de su innata capacidad para escribir imperecederas melodías sublimadas por exuberantes arreglos orquestales, es la búsqueda de una experimentación sónica, roturando en su contexto lisérgico y penetrando emocionalmente con sus voces de tonalidad plañidera que otorgan al LP una ambientación sombría, nostálgica, melancólica, melodramática... fascinante, construida principalmente en base a sus piezas lentas, que son casi la mayoría del album.

Tanto esas baladas, de enorme calado sentimental, como los temas de mayor infusión rítmica y psicodélica, conforman un álbum magistral que tanto se mueve por líricas amorosas como narra relatos de gran imaginería bordeando el surrealismo, con estructuras singulares, soberbias melodías y un sonido absorbente conseguido por los Bee Gees y el productor Robert Stigwood.

En un trabajo tan conseguido como este es muy difícil quedarse con una canción. En cada escucha se disfrutan las piezas de manera distinta, siempre en consonancia con nuestro estado de ánimo, definidor básico de las sensaciones en el disfrute de cualquier obra artística. Pero cortes como "World", "Lemons Never Forget", "Really And Sincerely", "Day Time Girl", "The Ernest of Being George", "Harry Braff", "The Change Is Made", "Horizontal" o la conocida "Massachusetts" son algunas piezas maestras, a veces excesivas en su esencia sentimental, otras ingenuas, pero casi siempre sugestivas.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article417.html



THE WHO - Tommy 1969
Erróneamente citada como la primera ópera-rock (ese honor es para los Pretty Things y "S. F. Sorrow"), "Tommy" es un colosal doble álbum de los Who producido por Kit Lambert en el que Pete Townshend maquina una fábula sobre el personaje que da título al disco, un muchacho nacido sordomudo y ciego, experto en jugar a las máquinas pinball que termina convirtiéndose en un redentor de masas.

La querencia por las obras conceptuales de Townshend ya se había percibido en trabajos anteriores como el excelente "The Who Sell Out" y la mini ópera-rock encontrada en "A Quick One" titulada "A Quick One, While He's Away".

Lo impresionante de este disco, épico, intenso, apasionado, opulento en estructuras, desarrollos, texturas, tonos... es que no cuenta con bajones notables en su recorrido ya que el progreso narrativo de la historia no se ve amenazado por digresiones autocomplacientes. Las viñetas enlazadas resultan significativas y siempre aportan datos o imágenes que configuran la personalidad y el contexto del individuo protagonista.

A su vez tampoco ninguna composición pierde la calidad acostumbrada en los Who de la época, sean las canciones escritas por Townshend, mayoritariamente el autor del disco, ni del bajista John Entwistle, responsable también de los grandiosos arreglos de viento que suenan a lo largo de todo el doble álbum, valorándose positivamente también la pequeña aportación en la escritura de Keith Moon en una simpática pieza.

A lo largo de la odisea personal de Tommy, iniciada con una magnífica obertura instrumental vamos disfrutando con el talento melódico, instrumental y vocal de los cuatro componentes de esta banda británica, sin duda alguna uno de los cinco o seis nombres fundamentales de la historia del rock.

Los puntos álgidos de esta obra maestra de sonoridad acústica pero ardorosa en consonancia con el natural ímpetu y fortaleza de los acordes y riffs guitarreros del gran Pete Townshend, y la inmensa potencia y personalidad de la sección rítmica de la banda con un siempre exuberante Keith Moon en la batería y un vigoroso trabajo en las cuatro cuerdas de John Entwistle, quien también sabe aportar líneas melódicas de primer nivel y participar en las fenomenales armonías vocales con el resto de sus compañeros, entre ellos el vigoroso Roger Daltrey, son "Amazing Journey", "Christmas", "Cousin Kevin", "Underture", "The Acid Queen", "Go To The Mirror" o las tres mejores canciones del álbum: "Pinball Wizard", "I'm Free" y “We’re Not Gonna Take It”, la joya que cierra de manera inmejorable la trayectoria mesiánica de Tommy y este trabajo inmortal e imprescindible que hay que disfrutar de cabo a rabo.

¡Qué final! Buff. Ese "see me, feel me, touch me, heal me" interpretado por un Daltrey lastimero siempre será algo imperecedero. Magnífico.

Fuente: http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article799.html



PROCOL HARUM - Procol Harum 1967
Derivados del grupo de R&B The Paramounts (quienes en sus comienzos se hacían llamar The Pinewoods), Procol Harum ofertaron en los años 60 y 70 un sonido parecido al de su grupo de origen pero desarrollando sonidos psicodélicos y progresivos tras debutar con uno de los sencillos más vendidos de todos los tiempos, "A Whiter Shade Of Pale".

Gary Brooker (nacido el 29 de mayo de 1945 en Essex), cantante y pianista; Ray Royer (nacido el 8 de octubre de 1945 en Essex), guitarra; Dave Knights (nacido el 28 de junio de 1945 en Londres), bajista; Matthew Fisher (nacido el 7 de marzo de 1946 en Londres), órgano, y Bobby Harrison (nacido el 28 de junio de 1943 en East Ham) a la batería, fue la primera formación de la banda de Essex que se completó bajo el nombre de Procol Harum.

Como complemento esencial y en tareas compositivas incorporaron el letrista Keith Reid.

El citado y famoso sencillo (número 1) sacado al mercado con la Deram en 1967 y producido por Denny Cordell (ex miembro de Moody Blues) convirtió a Procol Harum en la sensación musical en Gran Bretaña (y en todo el mundo) de la noche a la mañana.

En 1967, tras haber lanzado algunos singles exitosos, sacaron su álbum debut, de nombre homónimo, que pese a ser excelente y recomendable, no fue bien recibido por el público de la época.

Destaca el magnífico trabajo lírico del poeta Keith Reid, vocal de Gary Brooker, guitarrero de Robin Trower y de órgano de Matthew Fisher. Los mejores temas del disco son "Conquistador" y la instrumental "Repent Walpurgis", que desatan un cúmulo de sensaciones transmitido vía psicodelia, pop, rock, blues y música progresiva.

Huelga decir que en su versión original británica no incluía el célebre single "Whiter Shade Of Pale", apareciendo en reediciones como bonus track y en la edición americana.

Fuentes: 
http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article251.html
http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article675.html
http://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article7283.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Procol_Harum_(%C3%A1lbum)
http://es.wikipedia.org/wiki/A_Whiter_Shade_of_Pale
http://es.wikipedia.org/wiki/Procol_Harum


Fuentes:
Imagen de la portada extraída del dibujo "Urano's family" creado por Susana García para su recomendado blog "Sirena sin mar" (Adaptada por Oscar Vela).

2 comentarios:

  1. Que bueno! veo que te gustan mis dibujos porque les utilizas de portada Oscar.
    Me alegra mucho.
    Interesantísimo blog el tuyo también. Le voy a incluir y recomendar en mi lista de blogs.

    Saludos y salud :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... la verdad es que me gustan mucho... son muy buenos; además que la gran mayoría de tus dibujos le vienen al pelo a los especiales... ya que son (o están relacionados) con la psicodelia.

      Me alegro de que te guste el blog... Muchas Gracias por incluirme en tu lista de destacados...

      Saludos y gracias por pasarte y comentar!!!! ;)

      Eliminar