martes, 27 de mayo de 2014

Crítica de "Godzilla", de Gareth Edwards

ÉPICO RENACIMIENTO DEL EMBLEMÁTICO GODZILLA DE LA TOHO

Se puede afirmar que Godzilla es la referencia más popular de la cultura japonesa del siglo XX, debido a las numerosas películas que se han realizado hasta la fecha, desde que se estrenara la primera en 1954. Producida por la legendaria productora japonesa Toho, Godzilla sirvió como pretexto metafórico para representar el miedo que sintió Japón tras el bombardeo atómico sufrido en la Segunda Guerra Mundial a manos de Estados Unidos.

Muchos años después, concretamente en 1998, el director alemán Roland Emmerich realizó un desvirtuado remake sobre Godzilla, siendo la primera vez que se adaptaba en Estados Unidos. A pesar de contar con un extenso despliegue publicitario y un presupuesto holgado, la película no llegó a conocer el éxito pronosticado, y fue rechazada por gran parte de la crítica.



A raíz del fracaso estrepitoso que se llevó la cinta de Emmerich, la emblemática productora japonesa decidió tener el control en la producción de este nuevo remake. Para llevarlo a cabo, apostaron por el director británico Gareth Edwards, que venía de realizar su opera prima, titulada "Monsters", un modesto e interesante filme de ciencia ficción; además de contar con un amplio y notable reparto actoral compuesto por: Bryan Cranston (Breaking Bad), Juliette Binoche (Tres Colores: Azul), Ken Watanabe (El último samurai), Aaron Johnson (Kick-Ass), Elizabeth Olsen (Martha Marcy May Marlene), Sally Hawkins (Blue Jasmine), y David Strathairn (Buenas noches, y buena suerte).




Esta nueva versión de Godzilla, a diferencia de la perpetrada por Emmerich, sí que mantiene la esencia del personaje de la Toho, la cual el enorme dinosaurio mutante genera y salva, a partes iguales, del caos al mundo. Para ello, se enfrenta a unas malvadas criaturas, animadas por la arrogancia científica de la humanidad, por el cual se le puede considerar como una especie de antihéroe.

Me ha gustado mucho el desarrollo de la historia, está muy bien planteado y relatado a fuego lento, en el que Gareth Edwards se aleja de la "charlotada" visión de Emmerich, para ofrecer una visión seria y más acorde con su homólogo japonés de 1954.




Asimismo la factura técnica es brillante, destacando los efectos especiales, que son sencillamente espectaculares, con un acertado diseño de las criaturas, y una impresionante recreación del caos que genera por donde pasan; por añadidura se puede destacar la estupenda banda sonora compuesta por Alexandre Desplat, que ensalza el dramatismo de la historia.

Por contra, puedo decir que, sin ser una película excesivamente larga (dos horas), ese desarrollo algo lento de los acontecimientos hace que en ocasiones decaiga el ritmo. También se puede decir que está bastante desaprovechado el talento de algunos grandes actores, tales como Bryan Cranston, y sobretodo de Juliette Binoche; aunque en este tipo de propuestas, el trabajo actoral quede relegado a un segundo plano.




En definitiva, Godzilla es una película notable, muy entretenida, interesante y recomendable; que mantiene la esencia del famoso personaje japonés, y realiza un sensacional y brutal despliegue de efectos visuales que quitan el hipo.



Reseña en colaboración con el Portal Comarcal y Cineapolis CC El Teler de Ontinyent.

Si quieres leer la crítica a través de la página del Portal Comarcal:
http://www.portalcomarcal.es/opinion/articulos-de-opinion/2014-05-27-07-25-01.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario