domingo, 8 de junio de 2014

Crítica de "Al filo del mañana", de Doug Liman

ATRAPADO EN LA "GUERRA EXTRATERRESTRE"

El tema sobre los viajes en el tiempo ha sido bastante recurrente en la historia del séptimo arte, destacando geniales clásicos como "El tiempo en sus manos" (The Time Machine, George Pal, 1960), "El planeta de los simios" (Planet of the Apes, Franklin J. Schaffner, 1968), o "Atrapado en el tiempo" (Groundhog Day, Harold Ramis, 1993); siendo esta última la que posiblemente comparta más lazos en común con la que nos concierne, "Al filo del mañana" ("Edge of Tomorrow" en su título original en inglés), salvando las distancias obviamente.

El director estadounidense Doug Liman, responsable de iniciar la exitosa saga del agente Jason Bourne (con "El Caso Bourne" (The Bourne Identity, 2002), inspirada en las novelas de Robert Ludlum), llevaba un tiempo ofreciendo películas que no contaban especialmente con el beneplácito de la crítica. Aunque en esta ocasión logra ofrecernos una película muy interesante y entretenida, con grandes dosis de comedia y espectaculares efectos visuales, además de un buen plantel de actores destacando el todoterreno Tom Cruise, y una sorprendente Emily Blunt.






La historia se desarrolla en un futuro cercano en el que una raza alienígena tipo colmena, llamada Mimics, ha llegado a la Tierra realizando continuas agresiones, reduciendo a escombros las grandes ciudades y dejando millones de víctimas humanas a su paso. Ningún ejército del mundo puede hacer frente a la velocidad, brutalidad o clarividencia de los militarizados combatientes Mimic o de sus telepáticos comandantes. Pero ahora los ejércitos del mundo han unido sus fuerzas para realizar una ofensiva de largo alcance contra las hordas alienígenas, sin que haya una segunda oportunidad.




El Teniente Coronel Bill Cage (Cruise) es un oficial que nunca ha visto un día de combate cuando es degradado sin ceremonia alguna y después asignado (sin entrenamiento y sin un buen equipamiento) a lo que equivale a poco más que una misión suicida. Cage muere en unos minutos, consiguiendo llevarse a un Alpha con él. Pero, de manera increíble, se despierta al comienzo del mismo día y se ve obligado a combatir y morir de nuevo... una y otra vez. El contacto físico directo con el alienígena le ha hecho entrar en un bucle temporal, condenándole a vivir el mismo y brutal combate una y otra vez. Pero a medida de revivir siempre el mismo día, Cage se va haciendo más fuerte, inteligente y capacitado para enfrentarse a los Mimics, junto con la ayuda de la guerrera de las Fuerzas Especiales Rita Vrataski (Blunt), que ha vencido a más Mimics que ninguna otra persona en la Tierra.




Me ha encantado la manera en la que Liman plantea la enrevesada historia, que aparte de recordar al famoso "día de la marmota" vivido una y otra vez por Bill Murray en el clásico de Harold Ramis, también me ha evocado vagamente a "Código Fuente" (Source Code, Duncan Jones, 2011). Por consiguiente se puede destacar también el efectivo montaje del filme, que hace que el ritmo no decaiga nunca, y más siendo una trama que repite en multitud de ocasiones los mismos hechos; aunque la pericia de Liman a la hora de rodar la película, mostrando los mismos planos pero desde distintos ángulos, consigue que no se haga repetitiva (aunque parezca contradictorio, no lo es en absoluto).

Quizás no me esperaba en un principio que fuera tan divertida, pero a decir verdad es que se agradece, y más en los tiempos que corren.




En definitiva, "Al filo del mañana" es una notable película de ciencia ficción con extraterrestres, con grandes dosis de humor, que la hacen entretenidísima, y recomendable para desconectar de las rutinas diarias.



Reseña en colaboración con el Portal Comarcal y Cineapolis CC El Teler de Ontinyent.

Si quieres leer la crítica a través de la página del Portal Comarcal:
http://www.portalcomarcal.es/opinion/articulos-de-opinion/2014-06-07-10-19-45.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario