lunes, 1 de septiembre de 2014

Grandes de La Movida: Nacha Pop (1978 - 1988)

Continuamos con el serial de especiales dedicados exclusivamente a rescatar las grandes formaciones musicales que conformaron "La Movida", que fue un movimiento contracultural surgido durante los primeros años de la transición de la España posfranquista, que se generalizaría y convertiría muy pronto en la Movida española y se prolongó hasta mediados de los años ochenta. Tras repasar la trayectoria de Kaka de LuxeAlaska y Los Pegamoides y Radio Futuraahora le toca el turno a Nacha Pop.

Nacha Pop es uno de los grandes referentes de la música española y de ese movimiento que se llamó La Movida Madrileña. Se disolvieron en su mejor momento, tras la publicación del directo “Nacha Pop 80-88” (Polydor, 1988), dejando tras de sí un importante legado, grandes canciones que hoy por hoy forman parte de la memoria colectiva de varias generaciones. Si hablamos de Movida, hablamos de Alaska y los Pegamoides, Paraíso, los Zombies, Radio Futura… y como no, Nacha Pop.

Los inicios del grupo se remonta al 1977, cuando Nacho García Vega, Carlos Brooking y Ahmed Belghitti, en aquel tiempo estudiantes del Liceo Francés, forman el grupo UHU Helicopter y, sin ningún tema propio versionan a los Rolling Stones, los Ramones y otros referentes del rock anglosajón. Ahmed Belghitti abandona el proyecto, justo en el momento en que Antonio Vega termina el servicio militar en Valencia (en esta época compuso el clásico “Chica de ayer”). Antonio se une a su primo, Nacho, y a Carlos Brooking y montan Nacha Pop. El último en incorporarse al grupo es Ñete a la batería. En noviembre del 1978, uno de los estandartes de la Movida, Kaka de Luxe, se disuelve, pero en diciembre actúan junto a Nacha Pop y otros grupos para tocar "a beneficio de los huérfanos de Syd Vicious". En 1979, tienen su gran oportunidad, actuando como teloneros de Siouxsie & The Banshees en el teatro Barceló de Madrid, y son invitados a la presentación del grupo Paraíso, donde comparten cartel con Tos (más tarde serían Los Secretos) y con los recién formados Alaska y los Pegamoides.



Las discográficas comienzan a darse cuenta del potencial de los grupos de La Movida, y Nacha Pop firma con Hispavox, con la que lanzan su álbum debut, “Nacha Pop” (Hispavox, 1980), un disco que tiene una muy buena acogida a nivel de prensa y público, a pesar de que se trata de un trabajo un poco accidentado, debido a que algunas copias se retiraron del mercado debido a un defecto en su fabricación que afectaba al sonido. Un disco debut que más allá de ser el disco de “Chica de ayer”, destaca por su urgencia, frescura y una marcada influencia de la new wave británica, estructuras sencillas que buscan la melodía entre luces y sombras, melancolía (sobretodo en los temas compuestos por Antonio) y alegría (en los temas compuestos Nacho). El uso de teclados también fue una herencia británica muy extendida en los tiempos de La Movida. Se trata de un disco grande, muy grande, con brillantes composiciones como “Chica de ayer”, “Antes de que salga el sol” o “Lloviendo en la ciudad” que aún hoy en día, casi treinta años después, son recordados como clásicos de nuestro tiempo. La revista Efe Eme en su número 50 (julio/agosto del 2003), realizó una lista (Los 100 Mejores [que son 200] Discos del Pop Español), encabezada por “Veneno” (CBS, 1977) y en el que el debut de Nacha Pop aparece en un meritorio octavo lugar.




Participan como teloneros de los Ramones en Vista Alegre y actúan por primera vez en la recién inaugurada sala Rockola (mítico e histórico local en el que actuaron tantos y tantos grupos nacionales e internacionales). También actúan como cabezas de cartel en el Festival de Primavera en el campo de deportes de la Escuela de Arquitectos junto a Rubí y Los Casinos, Mamá, Los Secretos, Alaska y Pegamoides, etc.


En 1982, año del fiasco mundialista en nuestro país, lanzan con retraso su segundo largo, “Buena Disposición” (Hispavox, 1982), manteniendo estructuras y brillando con cortes como “Alta tensión” o “Reflejo de ti”. Si para su debut contaron con Teddy Bautista en la producción, en esta ocasión el disco es producido por ellos mismos. Un año después, cambian de discográfica, Hispavox no estaba contenta alegando que no se habían alcanzado sus expectativas en cuanto a ventas, y firman por DRO, con la que lanzan, “Más Números, Otras Letras” (DRO, 1983). El grupo no consigue el éxito masivo pero alcanza el reconocimiento entre la crítica especializada gracias a temas como “Enganchado a una señal de bus” o “Luz de cruce”. Poco después entregan el maxi “Una Décima de Segundo” (DRO, 1984), cinco cortes entre los que brilla el que le da título, una de las mejores canciones que salieron de las manos de Antonio Vega, “es que no hay nada mejor que componer / sin guitarra ni papel”. Teo Cardalda (Golpes Bajos, Cómplices) participa a los teclados en la versión piano bar del tema.




Tras una efímera estancia en DRO, firman con Polydor, con la que graban “Dibujos Animados” (Polydor, 1985), uno de los mejores trabajos del grupo, con canciones tan emblemáticas como “Lo que tú y yo sabemos” (versioneada de forma brillante por Rosendo en “Para Mal o Para Bien” [DRO, 1994]), “Grité una noche” o “Relojes en la oscuridad”. Tras este trabajo, Ñete abandona el grupo debido a desavenencias con el resto de componentes, y lo sustituye a la batería Sergio Castillo.




Su siguiente largo supone su consolidación definitiva, siete años de ensayos y grabaciones llevan al grupo a una madurez creativa que por fin tiene una trascendencia en ventas y reconocimiento público, era su momento y así lo confirma el título elegido para el disco, “El Momento” (Polydor, 1987), temas como “Lucha de gigantes”, “Desordenada habitación”, “Si esto es amor” o “Lágrimas al suelo” los llevan a actuar a México, alcanzando un importante reconocimiento en el país azteca. Una conexión que se pone de manifiesto en la película “Amores Perros” (Alejandro González Iñárritu, 2000) con la inclusión por partida doble de “Lucha de gigantes” en su banda sonora, la versión original de Nacha Pop y la que realiza el grupo chileno Fiebre.






En el momento más dulce del grupo, en su cima creativa, Nacha Pop se separan. Corre el año 1988 y las tensiones entre Antonio y Nacho son cada vez más fuertes. El grupo se despide con dos conciertos en sala Jácara de Madrid, los días 19 y 20 de octubre, que quedan registrados en el álbum ya mencionado anteriormente "Nacha Pop 80-88", producido por Carlos Narea. El punto final de uno de los mejores grupos del pop español.



Tras su disolución, Nacho y Carlos Brooking montan junto al bajista y productor Fernando Illán, Rico, un proyecto sin éxito con el que lanzan tres discos antes de su disolución en el 1994. Antonio Vega por su parte inicia una brillante carrera en solitario con el disco “No me Iré Mañana” (Polygram, 1991), algo que también iniciaría Nacho en el 1995 con “NGV” (Chrysalis, 1995) sin alcanzar nunca sus grandes expectativas. En cuanto a Ñete, tras la disolución de la banda se centra en su carrera como músico profesional, alcanzando una importante reputación que lo lleva a colaborar con Toreros Muertos, Los Secretos, Joaquín Sabina y Antonio Vega, y al descubrimiento y producción de nuevos valores.  


Con la perspectiva que da el paso del tiempo, Álex Fernández de Castro escribe el libro “Nacha Pop: Magia y Precisión” (Milenio, 2002) en el que da voz a los componentes del grupo, managers y periodistas para contar con libertad la historia de la banda. Cabe destacar las palabras de Mario Armero, para quien Nacha Pop “era una perfecta combinación entre un hombre muy brillante, con mucho talento, como es Antonio, y la persona con absoluta visión y capacidad de gestión que es su primo Nacho”.

En el 2006, en el 40º Aniversario de los 40 Principales, celebrado en el estado Vicente Calderón de Madrid, Antonio Vega llama como invitados, ante la sorpresa del público congregado y de los millones de espectadores que seguían el concierto por la televisión, a Nacho García Vega y Carlos Brooking para interpretar “Chica de ayer”. Unos meses después, se volverían a reunir para grabar las versiones sinfónicas de "Grité una noche", "Lucha de gigantes" y "Chica de ayer" para el proyecto dirigido por Nacho G. Vega  "La Edad de Oro del Pop Español" en clave sinfónica, que cuenta con grupos clave de los ochenta como Los Secretos, Germán Coppini o Mamá y la presencia de la Orquesta Sinfónica de RTVE.



El 8 de mayo del 2007 el grupo anuncia su regreso, aunque realmente no sé si podemos hablar de regreso o de reunión de Antonio y Nacho, ya que Carlos no se sube al tren. El grupo se enfrasca en una gira nacional que se inicia el 30 de Junio en Ávila y se cierra el 26 de octubre en Madrid y lanzan el directo “Tour 80-08. Reiniciando” (Universal / Vale Music, 2008). Las razones aportadas para justificar su vuelta, aparte de las económicas, claro, son la necesidad artística y que la gente que no tuvo la oportunidad de verlos en directo pueda cumplir su deseo.

Independientemente de los aires revivalistas con fines económicos tan habituales en nuestros días, Nacha Pop son parte de nuestra historia musical y un referente ineludible cuando hablamos de pop en español. Su legado, aunque en muchas ocasiones vapuleado por versiones innecesarias, ha demostrado con el paso de los años su frescura y vigencia.

Fuentes:
Artículo escrito por ©Fernando Fernández Rego, para ©lafonoteca
http://lafonoteca.net/grupos/nacha-pop
http://www.coveralia.com/caratulas-de/nacha-pop.php
http://www.cervantes.com/libro/9788497430340/nacha-pop-magia-y-precision/
http://es.wikipedia.org/wiki/Nacha_Pop

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com