miércoles, 22 de octubre de 2014

El chico del millón de dólares. Una película de Craig Gillespie

El próximo viernes 24 de octubre se estrena en las carteleras españolas la película "El chico del millón de dólares" ("Million Dollar Arm" en su título original en inglés), dirigida por Craig Gillespie, realizador australiano, pero residente en Estados Unidos, conocido por su talento para la comedia inteligente y poco convencional, por su intuición para escoger reparto y por su excelente habilidad para dirigir historias basadas en la realidad, tales como: la aclamada "Lars y una chica de verdad" (Lars and the Real Girl, 2007), el remake del clásico ochentero "Noche de Miedo" (Fright Night, 2011), o la serie de Showtime “United States of Tara”, en la que ejercía labores tanto de producción como de dirección.

"El chico del millón de dólares" está protagonizada por Jon Hamm, conocido especialmente por su complejo retrato que hizo del poderoso y mujeriego ejecutivo publicitario Don Draper en "Mad Men", la galardonada serie de AMC, le ha convertido en uno de los actores más versátiles y de mayor talento de Hollywood. Completan el reparto Bill Paxton (visto últimamente en "Al filo del mañana"), Lake Bell (vista en "La voz de una generación", que también dirige), Alan Arkin (visto en "Argo") y Suraj Sharma (conocido por interpretar el joven hindú Pi de "La vida de Pi", la multipremiada película de Ang Lee).


Basada en una historia real, el agente deportivo JB Bernstein (Jon Hamm) comprende que el negocio ha cambiado y que su carrera no va por buen camino. En un último esfuerzo por salvar su medio de vida, elabora una estrategia para descubrir al mejor lanzador de béisbol de la siguiente generación. Quiere encontrar un lanzador joven al que pueda convertir en una gran estrella de la Major League de béisbol. Y para conseguirlo, viaja a la India para organizar un reality llamado "The Million Dollar Arm", del que saldría el mejor lanzador. Con la ayuda del cascarrabias Ray Poitevint (Alan Arkin) un ojeador retirado con un don increíble para descubrir talentos, encuentra a Dinesh (interpretado por Madhur Mittal de "Slumdog Millionaire") y a Rinku (interpretado por Suraj Sharma de "La vida de Pi"). Son dos chicos de 18 años que no saben jugar al béisbol pero que tienen una habilidad asombrosa lanzando. JB espera ficharlos para la Major League y hacer dinero rápido, así que se trae a los chicos a Estados Unidos para que entrenen. Está claro que los norteamericanos están fuera de su elemento en la India y lo mismo ocurre con estos jóvenes que nunca habían salido de sus aldeas y aterrizan de repente en Estados Unidos. A medida que los chicos van aprendiendo las sutilezas del béisbol, JB, con ayuda de su encantadora amiga Brenda (Lake Bell), también va a aprender valiosas lecciones sobre el  trabajo en equipo, el compromiso y lo que significa ser una familia.


Esta película empezó a gestarse en 2007, cuando el agente deportivo JB Bernstein puso en marcha un reality show en India para encontrar nuevos talentos del béisbol entre una población apasionada por el cricket. Bernstein afirma: "Se trataba de encontrar al siguiente Yao Ming, pero en béisbol. En términos estadísticos, en un país de 1.200 millones de personas, es muy posible que exista talento en bruto que todavía no ha sido descubierto. El plan consistía en atraer a todos esos aficionados al cricket y convertirlos en fans del béisbol”.


Al final, Bernstein consiguió encontrar a sus jugadores personificados en Rinku Singh y Dinesh Patel, y arrastrarlos a su país… literalmente. Los chicos se convirtieron en sus hijos de facto. Vivían en su casa y les enseñó todos los entresijos de béisbol, así como otros aspectos mucho más desconcertantes de la vida americana. Para Rinku y Dinesh, viajar a los Estados Unidos equivalía a visitar otro planeta. Incluso los ascensores y las fuentes de agua potable eran mágicos y misteriosos. JB acabó descubriendo que su nueva y extraña familia no sólo le hacía feliz sino que daba sentido a su vida.

A Bernstein le pareció que la historia podía convertirse en una buena película, y les sugirió la idea a los productores Mark Ciardi y Gordon Gray.


La idea era que la película no se centrase sólo en el béisbol sino más bien en el vínculo especial que se establece entre JB y Rinku y Dinesh. Y eso fue lo que interesó a los productores Ciardi y Gray. “Vimos a JB en una fiesta de la Super Bowl justo antes de que se fuera a la India y recuerdo que dijo que iba allí a hacer un reality show”, dice Ciardi. “Parecía una locura, pero dos años después había fichado a dos chicos y vino a vernos con esta historia. Era una historia realmente conmovedora que nos llegó al corazón. Se trataba de un hombre que se va a la India con la única intención de encontrar a un atleta para traerlo a Estados Unidos y que lo fiche la Major League de Béisbol. Al principio los chicos sólo representan una inversión pero lo cierto es que se convierte en auténtica relación de familia. Y esa trama emocional que constituye el hilo conductor de la historia fue lo que nos atrajo del proyecto”.


La búsqueda de un actor que pudiera interpretar a JB Bernstein empezó y terminó con Jon Hamm. “Jon fue nuestra primera elección. No tuvimos ninguna duda”, dice el productor Ciardi. “Llevábamos años queriendo trabajar con él. Se incorporó enseguida al proyecto y ha sido un socio fantástico. Creo que Jon ha clavado a JB, esa mezcla de frustración, emoción, comedia y simpatía. En nuestra película, JB represente al hombre corriente. El público ve la India a través de sus ojos. Y después, los chicos, mientras se adaptan a la vida en América, transforman a JB. Para nosotros, él representa el punto de vista del público y Jon lo comprendió y lo interiorizó inmediatamente”. 


“Soy muy aficionado a los deportes y esta historia me pareció muy curiosa”, afirma Jon Hamm. “Leí el guión, busqué la historia real en Internet y cuanto más sabía más me fascinaba. Así que me intrigó muchísimo. Es más bien la historia de unas personas concretas y cómo se relacionan entre ellas. A medida que la película avanza y comprendemos que este personaje también está aprendiendo mucho sobre sí mismo. Así que todo encajaba y cuanto más sabía más atractivo me parecía el proyecto.”.


Hamm añade que los temas más tradicionales, más profundos de la película también le atrajeron muchísimo. “Es una historia clásica y conmovedora sobre el trabajo duro, sobre encontrar una gran idea y hacerla realidad. El hecho de que resultara tan beneficiosa para esos chicos y para JB es la mejor prueba de su compromiso con la ética del trabajo. Estaban dispuestos a dar el 150 por cien y aprovechar al máximo esa oportunidad a pesar de que el éxito no estaba garantizado”, comenta Hamm.


Gillespie dice que el guión de Tom McCarthy y la historia, tan increíble, le gustaron mucho y además le tocaron una fibra personal. “Me gusta cómo escribe Tom McCarthy; me identifico con su forma de combinar drama y humor. Además, la historia era magnífica. En la superficie no parece una película que tenga que ver conmigo, pero me identifiqué enseguida con JB, Rinku y Dinesh. Por una parte está JB que intenta encontrar un equilibrio entre una vida profesional y una vida personal rica y es lo que intenta conseguir durante toda la película. Y yo también he intentado encontrar un equilibrio entre carrera y familia. Por otra parte está la historia de los chicos. Yo llegué a Estados Unidos a los 19 años. No conocía a nadie y me sentía totalmente desplazado. No es la misma escala que ellos, pero entiendo lo que significa ser un outsider. Así que comprendía ambos aspectos de la historia”, comenta Gillespie.


Además, la idea de que Jon Hamm interpretase a JB también despertó el interés de Gillespie: "Estaba convencido que las prodigiosas capacidades interpretativas de Hamm iban a sorprender muchísimo al público. “Jon se incorporó al proyecto antes que yo pero me encantó que interpretara al protagonista. Era perfecto para él. Este papel le permite utilizar todos sus talentos. Le hemos visto en dramas y en comedias pero mezclar ambas cosas y utilizar todas sus armas en una interpretación resultaba muy interesante".


Para terminar, Gillespie añade: "Aunque McCarthy se tomó alguna que otra licencia dramática con la historia, en general se atuvo a los acontecimientos y a las personas reales. Y así surgió una historia y unos personajes que son auténticos, divertidos y muy humanos. No queríamos burlarnos de las estrellas indias ni de su cultura, sobre todo cuando llegan a los Estados Unidos, pero estaba convencido que eso no iba a ocurrir”, dice el director. “En primer lugar, el humor de Tom es muy real y orgánico así que mientras reflejara con autenticidad lo que les ocurre a estos chicos, sabía que funcionaría. Como cuando Rinku y Dinesh no saben cómo funciona el ascensor. Quería darle un sesgo de perplejidad y de emoción, pero el humor estalla por todas partes y por eso es tan divertido y realista. Me gusta contar historias optimistas, historias que el público va a ver y que al salir del cine se dice: ‘Si estos chicos pueden hacerlo, yo también puedo hacer lo que me proponga'. Y la idea de dos chicos de pueblo originarios de la India, que no habían visto nunca un partido de béisbol, que nunca se habían puesto un guante de béisbol, vinieran a América y tuvieran éxito resultaba fascinante; además, también me interesó la historia de JB Bernstein, el agente, porque es un hombre cuya vida está tomando un mal cariz pero que consigue cambiar. Uno de mis temas favoritos es que la gente puede cambiar en cualquier momento de sus vidas. Todo es posible. No se trata de un sueño americano sino de un sueño mundial."

Fuentes:
Pressbook e imágenes cortesía de ©The Walt Disney Company Spain
http://www.image.net/  ©Getty Images
http://www.filmaffinity.com/es/film753867.html
http://www.elseptimoarte.net/peliculas/million-dollar-arm-7845.html

1 comentario:

  1. Con un tema aspiracional, fue una película que se supo ganar al publico, aún cuando no duro mucho tiempo en la cartelera del cine. De los actores que participan, Asif Mandvi me gustó cómo hizo su personaje, desconocía este actor, y con esta cinta logró que lo identificará en la pantalla.

    ResponderEliminar