jueves, 15 de enero de 2015

Crítica de "Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)", de Alejandro González Iñárritu

EL INCONMENSURABLE RESURGIR DE MICHAEL KEATON O (EL RETRATO DEL MUNDO 'HOLLYWOODIENSE' DE IÑÁRRITU)

Hace bastante tiempo que una película no me daba tantos quebraderos de cabeza para realizar su correspondiente crítica, ya que el filme que nos concierne, "Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)", es una auténtica rareza inclasificable. Tengo que confesarlo, y que me perdonen los críticos de cine especializados y grandes aficionados al séptimo arte en general, pero las primeras obras de Alejandro González Iñárritu; es decir, tanto "Amores perros" (2000) como "21 gramos" (2003), me chirriaron bastante. Puede que sea debido a una mera cuestión de gustos, supongo (¿que se yo?); sin embargo, sea como fuere, con ese embrutecido estilo no he podido conectar nunca.

Así que con lo expuesto, me atrevería a afirmar que desde que Iñáritu aterrizara en el "Blockbuster", estilizando el estilo, y si lo deseas, comercializándolo... ha conseguido que éste pequeño crítico de cine local que está intentando escribiros cuatro palabras sobre la película en cuestión, conecte con el gran talento que atesora este gran director, y buena prueba de ello han sido la notable "Babel" (2006), o ésta que nos abarca. Ya que cómo iba diciendo antes, "Birdman", es una rareza inclasificable, un experimento, una especie de 'blockbuster' de arte y ensayo ejecutado de forma brillante y muy inteligente.



Con "Birdman", el señor Iñárritu nos trae la historia de un actor, que después de hacerse famoso interpretando a un célebre superhéroe, trata de darle un nuevo rumbo a su vida, intentando recuperar a su familia y prepararse para el estreno de una obra teatral en Broadway que él mismo ha escrito, dirige y protagoniza.


Es posible que no hubiera otro actor más idóneo y capacitado para llevarlo a cabo que Michael Keaton, ya que sin lugar a dudas, está confeccionado a su medida, a su imagen y semejanza, habiendo paralelismos más que evidentes con la vida real de Keaton y el actor que da vida en el filme; ya que ambos interpretaron a principios de los noventa a un superhéroe que le hiciera famoso, llámese "B-at-MAN" = "B-ird-MAN" (lo he escrito así para que evidencie la semejanza de ambos títulos); además, Keaton en la vida real protagonizó las dos primeras entregas del superhéroe murciélago, con "Batman" (Tim Burton, 1989) y "Batman vuelve" (Tim Burton, 1992), siendo el 1992 el año en el cual Keaton abandonaría el personaje, el mismo que se menciona en la película como el fin de la saga, precisamente de la tercera (y ficticia) "Birdman 3", la misma de la que cuelga su imperante póster en la pared de su camerino; asimismo, los dos superhéroes son una especie de 'pájaros' que vuelan, aunque en "Birdman" sirve como metáfora perfecta, ya que tanto a Keaton como su alter ego protagonista de este filme, les 'cortaron las alas' tras abandonar las correspondientes sagas superheroicas. De hecho, tras despojarse del traje del murciélago negro, Keaton se ha pasado muchos años "vagabundeando" entre personajes en subproductos mediocres de tres al cuarto, y esa recuperación de las alas (aunque sea de forma metafórica y experimental), ha conseguido que el actor estadounidense se eleve como el ave fénix, con una actuación superlativa, exprimiendo todo su enorme talento, aquel que escondía en su más recóndito interior, y nos mostrara en la década de los noventa con títulos como el antes citado de "Batman", "Bitelchús" (Tim Burton, 1988) o "Jackie Brown" (Quentin Tarantino, 1997), por citar algunas.


El genial director mexicano nos expone la vida de este actor de una forma espectacular, filmada como un plano secuencia continuo, dándole una factura técnica impresionante, con una fotografía y montaje de órdago. La cámara se cuela libremente entre bambalinas, siguiendo a unos y otros, mostrándonos con lujo de detalles los entresijos del teatro, y todos los que trabajan en él. Aparte de su técnica cinematográfica, el guión es magnífico, sin concesiones, atizando de forma sutil e inteligente al mundo del espectáculo; y aparte de Keaton, el resto del elenco actoral está espléndido, el cual se puede destacar a Edward Norton, Naomi Watts, Emma Stone, y un sorprendente Zach Galifianakis, que se aleja de los roles cómicos habituales.


En conclusión, (y ahí van mi retahíla de etiquetas para calificar el filme), "Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)" es sin duda la cumbre de su director, Alejandro González Iñárritu. Un excelente y virtuoso drama vestido de comedia negruzca, que sirve de redención perfecta para Michael Keaton, y que transcenderá a los anales de la historia del celuloide, como uno de los ejercicios de estilo más originales y estimulantes realizados en mucho, mucho tiempo.

2 comentarios:

  1. Magnifica critica Oscar! Veo que te ha gustado tanto como a mi. Sali encantada! A destacar Keaton y Stone. Saludosss!
    Te dejo mi opinión: http://ensuper8.blogspot.com.es/2015/01/en-proyeccion-birdman-o-la-inesperada.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana: Me alegro de que te haya gustado la crítica... La verdad es que "Birdman" es de las películas más originales y estimulantes estrenadas en mucho tiempo, ya que está increíblemente filmada, en la cual su director demuestra que sabe hacer películas y que es muy bueno, al igual como hiciera el gran Alfred Hitchcock con su obra maestra "La soga", salvando las distancias, obviamente.

      Muchas gracias por pasarte y comentar!!! Y me ha gustado tu crítica, estoy de acuerdo contigo en que es una película arriesgada, y no apta para todos los paladares.

      Saludos!! ;)

      Eliminar