sábado, 11 de abril de 2015

Crítica de "Mommy", de Xavier Dolan


LAS ADVERSIDADES DE UNA MADRE PARA EDUCAR A SU HIJO CON TDAH

El cine canadiense tiene con Xavier Dolan uno de sus máximos exponentes en estos últimos años, ya que a pesar de su juventud (solamente cuenta con 26 años) ha realizado algunas películas sobresalientes a tener en cuenta, tales como: "Los amores imaginarios" (2010), "Laurence Anyways" (2012), o ésta que nos concierne, "Mommy". Escrita y dirigida por él mismo, la premisa se ambienta en una Canadá ficticia, en la cual se ha aprobado una ley que permite que los padres, incapaces de controlar a sus hijos problemáticos, les internen en un centro especial; sin embargo, Diane, una madre viuda con carácter, junto con la inestimable ayuda de Kyla, la vecina de enfrente de su casa, decide educar ella misma a su hijo adolescente Steve, que padece el 'Síndrome de TDAH' , una enfermedad que puede llevarle a resultar violento. Los tres se esfuerzan por encajar, llevando su obligada convivencia lo mejor posible para poder encontrar un nuevo equilibrio y recobrar la esperanza.






Cabe decir que el 'Síndrome de TDAH' es un trastorno de conducta que aparece en la infancia, y se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Xavier Dolan, con un notable dominio de la técnica cinematográfica, expone a la perfección los problemas que puede acarrear la enfermedad en un adolescente, y todas las adversidades que una madre viuda tiene que lidiar constantemente para poder enderezar al chico, y así poder tener una vida digna lejos de reformatorios y hospitales psiquiátricos; además de formular cuestiones al respecto.




Destaca la sólida dirección del 'enfant terrible' canadiense, demostrando poseer un equilibrio y madurez artística con respecto de sus obras anteriores, siendo éste posiblemente su mejor filme. También es digno de mención el increíble trabajo del trío protagonista, formado por un impresionante Antoine-Olivier Pilon que interpreta a la perfección al adolescente problemático, exponiendo la chocante dualidad de personalidades, que alterna estados de violencia extrema, en la cual pierde completamente la cabeza, con momentos de ternura y bondad; de igual modo que unas geniales Anne Dorval y Suzanne Clément (actrices habituales del cine de Dolan), que dan vida a esa madre coraje y la vecina que presta su ayuda, respectivamente.


En síntesis, "Mommy" se erige como una película sobresaliente, que muestra de forma emotiva y visceral los problemas que ocasiona una enfermedad de tal magnitud, y que confirma a Xavier Dolan como uno de los mejores directores, y con más proyección, del panorama cinematográfico actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario