viernes, 8 de mayo de 2015

Crítica de "Blackhat: Amenaza en la red", de Michael Mann

DESLAVAZADO THRILLER CIBERNÉTICO

Este thriller cibernético estilizado nos trae una premisa centrada en varios agentes norteamericanos y chinos, que con la ayuda de un convicto liberado, se unen para detener a un misterioso hacker. Todo comienza cuando los gobiernos de Estados Unidos y China se ven obligados a cooperar por el bien de la seguridad nacional de ambas potencias. El motivo: una fuerte amenaza informática está poniendo en riesgo las vidas y el futuro de la población; delitos informáticos de alto nivel para los que deberán recurrir a sus mejores agentes de campo si quieren llegar a tiempo para evitar lo peor. 

Se podría afirmar que "Blackhat" se sitúa al mismo nivel que las últimas producciones del director estadounidense Michael Mann, rodadas en cámaras digitales; no obstante, está un escalón por debajo de "Collateral", su primera película rodada en esa técnica, la cual comparte varios puntos en común, y posiblemente sea su último gran filme.



La película empieza de más a menos, siendo muy interesante su arranque en la cual la cámara se cuela libremente dentro de las redes y los ordenadores al más puro estilo 'Matrix'; ademas destacan unas secuencias de acción filmadas con brío y mano firme, con persecuciones y tensión a raudales. Sin embargo, al elenco actoral le falta el carisma que sí tenían Tom Cruise y Jamie Foxx en la citada "Collateral", ya que su protagonista Chris Hemsworth (conocido por encarnar al superhéroe de la Marvel 'Thor') ofrece una interpretación más bien plana, carente de matices, aparte de desaprovechar el enorme talento de una actriz (varias veces nominada a los Oscar) como Viola Davis. También, en ciertos momentos, el aspecto visual llega a chirriar, ya que se pierde completamente el toque cinematográfico.


En definitiva, "Blackhat" es una película entretenida, con un entramado solvente pero un tanto irregular; aunque siendo un filme realizado por un director con una categoría definida y gran estatus como lo es Michael Mann, con cintas tan impresionantes como 'Heat' o 'El dilema' a sus espaldas, huelga decir que el resultado global es más bien decepcionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario