miércoles, 27 de mayo de 2015

Tomorrowland: El mundo del mañana. Una película de Brad Bird.

De la mano de Disney llega "Tomorrowland. El mundo del mañana", la fascinante aventura de misterio de Brad Bird, realizador responsable de joyas de animación como "Ratatouille" o "Los Increíbles", ganador de dos Oscar; que además cuenta con la presencia estelar de George Clooney, ganador del Premio de la Academia. Unidos por un destino común, Frank (Clooney), un antiguo niño prodigio desilusionado por los avatares de la vida y Casey (Britt Robertson), un brillante y optimista adolescente con una desbordante curiosidad científica, se embarcan en una misión repleta de peligros para desenterrar los secretos de un enigmático lugar conocido como "Tomorrowland”. Lo que tienen que hacer allí cambiar el mundo para siempre y también sus vidas.


“Tomorrowland. El mundo del mañana” está dirigida por Brad Bird, y su guión está escrito por Damon Lindelof (guionista y co-creador de "Perdidos), y Brad Bird, a partir de una historia de Lindelof & Bird & Jeff Jensen; además, cuenta con los actores Hugh Laurie (conocido especialemente por la serie televisiva “House”), Raffey Cassidy ( “Blancanieves y la leyenda del cazador”), Tim McGraw (“Un sueño posible”) Kathryn Hahn (“Ahí os quedáis”), Keegan-Michael Key (“Cómo acabar sin tu jefe 2”) y Thomas Robinson (“Un pequeño cambio”).  

(De Izq a Dch): George Clooney, Raffey Cassidy, Brad Bird y Britt Robertson,
en la premiere celebrada en "L'Hemisferic" de Valencia (España).

En su estreno en España, el próximo viernes 29 de mayo, “Tomorrowland. El mundo del mañana” promete llevar al público a un viaje emocionante con aventuras encadenadas por nuevas dimensiones con las que sólo habían soñado hasta el momento.

Cabe decir que en 1955, Walt Disney creó una sección en Disneyland llamada Tomorrowland (El mundo del mañana). En aquella época, los norteamericanos encaraban el futuro con optimismo. Con el paso de los años, sobre todo en los '70s, el público empezó a ver el futuro cada vez más negro. Brad Bird, el director de la película observa: "Hay dos formas de ver un lienzo en blanco; una como algo vacío y otra como algo repleto de posibilidades. Y así es como me gusta a mí ver el futuro, repleto de posibilidades.  Es una forma de ver el futuro que no está de moda”.  


Este cambio en la filosofía de la vida también interesó al guionista y productor Damon Lindelof. Así que cuando empezó a sintetizar la historia de "Tomorrowland. El mundo del mañana”, empezó a estudiar el significado que entrañaba y como podía traducirlo en un argumento. “Quería volver a capturar ese optimismo primigenio”, dice Lindelof.

La historia de “Tomorrowland. El mundo del mañana” empezó con una caja que lleva una etiqueta que ponía “1952”, y que supuestamente se descubrió por casualidad en el archivo de Disney Studios. La misteriosa caja contenía todo tipo de planos y maquetas fascinantes, fotografías y cartas relacionadas con la creación de Tomorrowland y la Exposición Universal de 1964. A Lindelof le entusiasmó el hallazgo y empezó a imaginar que el contenido de la caja era una guía a una historia secreta que nadie conocía.  Pero si fuera verdad, ¿cuál sería la historia?  Para mí, la respuesta más evidente era que había un lugar llamado Tomorrowland que no era un parque temático sino algo que existía en el mundo real”.  


Lindelof empezó a desarrollar la trama buscando en la historia de Disney y su artífice, que llevó a la compañía a implicarse en la Exposición Universal de 1964. “Walt Disney era un visionario de mediados del siglo pasado”, dice Lindelof. “Era muy optimista. Creía que la tecnología era la clave para construir un mundo mejor. También creía en las posibilidades de la tecnología para crear el mejor entretenimiento. Walt Disney creó tres atracciones para la Exposición Universal de 1964, y la denominada It’s a Small World es la que más recordamos. Aunque para lo que existe hoy puede parecer un poco caduco, en 1964, 'Carousel of Progress' y 'Great Moments with Mr. Lincoln' eran revolucionarios en su forma de utilizar la robótica y la tecnología para crear una experiencia con una temática muy rica”. 

“Walt Disney estaba siempre innovando”, dice admirado el director Brad Bird. “Nunca le dio miedo ser el primero en hacer algo. Fue uno de los primeros en introducir el sonido el sonido y el color en la animación. ‘Fantasia’ tenía sonido estereofónico quince años antes de que nadie lo hiciera. Cuando empezó a trabajar en el proyecto de Disneyland todo el mundo creía que estaba loco. Disney siempre estaba saltando de los aviones y después improvisaba un paracaídas mientras se tiraba. Le interesaban muchas cosas como los viajes espaciales; no hay más que ver todos esos especiales que hizo con Ward Kimball a finales de los cincuenta para comprender la pasión que sentía Walt con la idea del progreso. Tenía una curiosidad inagotable y El mundo del mañana, la Exposición Universal, Epcot, son muy buenos ejemplos”. 

Bird añade: “Disney solía decir: 'No hago películas para hacer dinero; hago dinero para hacer películas'. ¿Era entonces el hombre perfecto? No. Peor cuando ves todo lo que hizo en su vida es alucinante. Yo le considero un innovador. Tenía una visión muy proactiva y positiva del futuro. Y me hace ilusión pensar que le hubiera gustado esta película”.


“’Tomorrowland. El mundo del mañana' es la quintaesencia de una película de Disney", dice el productor ejecutivo Jeff Jensen, que también escribió la historia con Bird y Lindelof. “Está enraizada en los valores de Walt Disney. El espectador va a ver efectos especiales asombrosos y una narración muy innovadora. Además, hemos intentado permanecer fieles al espíritu que encarnan lugares como  Tomorrowland y Epcot, lugares que Walt Disney imaginó que servirían para desarrollar nuevas ideas para el futuro. Walt y su trabajo estaban en cambio constante, evolucionando, porque en su mente el futuro no era nunca fijo; el futuro es un proyecto siempre inacabado”.


Tomorrowland. El mundo del mañana refleja el candor, el espíritu optimista de la carrera espacial de los cincuenta y los sesenta, cuando "se tenía la sensación de que el futuro era algo que se podía construir”, dice el productor ejecutivo Jeff Jensen, “que podíamos mejorar las cosas en el plano tecnológico, político y social; que podíamos hacer un mundo mejor. ‘Plus ultra’ es la expresión latina de 'más allá', y el lema del imperio español y de sus conquistadores. Eiffel y sus colegas se consideraban conquistadores, no de nuevas tierras sino de potencial humano. Walt Disney encajaba perfectamente en la sociedad y se le incluyó porque encarnaba la idea de que el futuro es eso a lo que aspiramos continuamente. Peor las cosas han cambiado y hoy el futuro es mucho más nebuloso, más incierto. Nos mostramos cínicos con la idea de progreso; no creemos que las cosas puedan mejorar. Pensamos en el futuro como en algo que nos va a suceder, no en algo que podemos crear. Es cierto que el pasado no siempre es mejor, que todo era mucho más complejo y político de lo que sabemos y no debemos conservar todo. Pero, ¿podemos recuperar algo de aquel futurismo idealista de mediados del siglo pasado? ¿Podría sernos útil en el mundo de hoy?”


“Se ha perdido algo”, cree el director Brad Bird. “El pesimismo se ha convertido en la única forma aceptable de ver el futuro, y no estoy de acuerdo con eso. Creo que es una idea conformista. Si eso es lo que todo el mundo cree entonces así será. Engendra pasividad: si todo el mundo baja los brazos entonces nadie hace todos esos millones de cosas que nos pueden traer un gran futuro. Cuando era un niño, a pesar de que pasaban muchas cosas negativas, como siempre ha ocurrido y ocurrirá, se aceptaba ver el futuro bajo un prisma positivo, creer en que la vida iba a mejorar, que desaparecería el racismo, que la desigualdad sería menor y así sucesivamente. Ahora hay una especie de encogimiento de hombros cósmico y lo odio. Creo que no estamos en el planeta para hacer eso. Tenemos poder para ser responsables e ir en la otra dirección”.

Esa acepción evoca todos los temas de los que hemos estado hablando aquí",  concluye el productor ejecutivo Jeff Jensen. "Evoca el futuro. Evoca la noción de progreso. Evoca la idea de una cultura de trabajo realizado en colaboración, no necesariamente sin desacuerdos, pero que aspire a construir de forma creativa el futuro que queremos. Hemos lanzado la acepción al mundo exterior y pedimos a la gente que responda”. 

Fuentes:
Pressbook e imágenes cortesía de ©The Walt Disney Company Spain
http://www.image.net/  By ©Getty Images
http://www.filmaffinity.com/es/film843479.html
http://www.elseptimoarte.net/peliculas/1952-6692.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com