miércoles, 17 de junio de 2015

Entrevista a Kornél Mundruczó, director de "White God (Dios blanco)"

El próximo viernes 19 de junio se estrena e las carteleras españolas la película, "White God (Dios blanco)", dirigida por Kornél Mundruczó, y que obtuvo el premio de Mejor Película (Un certain regard) en el Festival de Cannes 2014.

La premisa nos sitúa en un lugar en el que una nueva ley da preferencia a los perros de raza e impone un tributo considerable por las razas cruzadas. Rápidamente, los refugios caninos se llenan con perros abandonados. Lili, de 13 años, lucha por proteger a su perro, Hagen, pero su padre lo suelta en la calle. Hagen y su ama se buscan por todos los medios, hasta que un día Lili baja los brazos. Por su parte, Hagen lucha por sobrevivir y rápidamente se da cuenta de que no todo el mundo es el mejor amigo del perro. Se une a un grupo de perros errantes, es capturado y enviado a la perrera. Entonces, los perros aprovechan para escapar y hacer una revolución contra los seres humanos. Su venganza será despiadada. La única que podría terminar con la guerra entre el hombre y el perro sería Lili.

Su director Kornél Mundruczó nos habla de su última película, "White god", a través de una entrevista concedida por Golem:


El director húngaro Kornél Mundruczó, en el set de rodaje.

¿Quién es el dios blanco? ¿Qué significa el título?

Quería que el perro simbolizara al eterno paria cuyo amo es su dios. Siempre me han interesado las características de Dios. ¿Dios es realmente blanco? ¿Cada persona tiene un dios propio? El hombre blanco ha demostrado una y otra vez que solo es capaz de gobernar y colonizar. Las dos palabras del título son contradictorias, por eso me parecieron fascinantes.

Esta película difiere en muchos aspectos de sus anteriores obras, ¿qué le impulso a hacerla?

Después de diez años haciendo películas, sentí que un periodo de mi vida como realizador había llegado a su fin. De hecho, Szelíd teremtés - A Frankenstein-terv (Dulce hijo – El proyecto Frankenstein) puso el cierre a ese capítulo. Digamos que había acabado con mi periodo “adolescente” de cineasta. Me interesaban pensamientos que requerían otra forma cinematográfica. Como resultado del masivo declive cultural actual, sentí el deseo apremiante de hablar a un público más amplio. Durante el transcurso de la escritura del guión y del rodaje, me enfrenté a varias preguntas. Haber podido contestarlas sin repetirme me ha hecho feliz. Desde luego, aunque sea diferente, es una película de Kornél Mundruczó de principio a fin.

¿La película es un reflejo del estado político actual en Hungría?

La película no solo es una crítica de la Hungría actual, sino de la Hungría futura, donde una clase dirigente compuesta por muy pocas personas domina a la mayoría. Pero ocurre lo mismo en toda Europa. Un pequeño grupo formado por la élite se reserva el poder y, como si se tratara de un reality show, los políticos se convierten en auténticas estrellas a las que apoyamos o no. Me parecen tendencias muy peligrosas. Si no nos preocupamos, las masas se alzarán algún día.


¿Cómo es el Budapest que quería mostrar?

Sentí que debía alejarme del tópico de una melancólica Europa Oriental postsoviética. Europa del Este existe en medio de un caos tremendo, de una mutabilidad, de una inestabilidad; planificar cara al futuro es imposible. Busqué espacios e imágenes que representasen esta idea. Intenté crear una nueva Budapest expresando una relación actual con la historia de la ciudad.

¿Cómo se le ocurrió usar perros para representar a los eternos parias? ¿Qué le inspiró?

En el arte es sumamente difícil encontrar una forma de describir verdades atemporales de una forma nueva. Pero conocer las novelas de J.M. Coetzee fue una experiencia reveladora. Su obra nos recuerda que debajo del paria más paria existe otra capa de seres inteligentes y racionales que también pueden ser explotados por los seres humanos: los animales. Empecé a preguntarme si no sería posible rodar una película con un perro. Me pareció difícil, pero me inspiró. También hacía tiempo que quería hacer una película con una chica joven como protagonista. En la película, una joven adolescente pierde la inocencia de la misma forma que los perros. Es una historia espejo entre la niña y los perros.

¿Cómo fue trabajar con los perros, y qué fue de ellos luego?

Fue una experiencia terapéutica, como entrar en contacto con la madre naturaleza, incluso con un trozo del universo. Durante el rodaje, nos ajustamos a los perros, no los perros a nosotros. Puede decirse que la película es un claro ejemplo de una singular cooperación entre dos especies. También fue maravilloso porque todos los perros salieron de refugios, y una vez acabado el rodaje conseguimos que todos fueran adoptados y tuvieran un hogar.


¿Cómo se prepararon los actores para trabajar con los perros? ¿Qué pensaron los actores de la idea?

No hubo ningún problema, pero es verdad que el rodaje no se desarrolló como siempre. Al trabajar con perros, nos ceñimos a las reglas del US-Guide (Guía estadounidense para rodajes con animales). Cada escena debía ser un juego para los animales. En cierta medida, los perros se convirtieron en actores, y los actores en perros.

También cambió de coguionistas para esta película. ¿Se debe a que deseaba dar un tono diferente a la historia?

Sí, pero hace tiempo que trabajo con ellos en el teatro. Kata Wéber y yo hemos creado varios melodramas sociales en los últimos años, lo que nos ayudó a aportar un nuevo contenido al guión. Hace tiempo que Viktória Petrányi es mi coguionista y productora. Trabajar en equipo siempre ha sido importante para mí.


La película está construida a partir de elementos procedentes de géneros muy diversos. ¿Hasta qué punto fue una decisión consciente mezclar el  melodrama, las películas de aventuras y de venganza?

No fue tanto una mezcla como una nueva forma de contar una historia. Tengo la impresión de que estos géneros están presentes en la sociedad de nuestro mundo occidental en vías de desintegración. La vida de algunos son auténticas telenovelas y la de otros, thrillers. Se alternan en la vida diaria con la facilidad con que cambiamos de canal de televisión. Me gustó la idea de superponer varios géneros para servir mejor a un gran tema. ¿Es posible infundir auténticas ideas dentro de un estereotipo? A veces, esas capas están tan cerca que se mezclan, pero solo puede unirlas una idea central. No debe ser nunca una parodia.


Los movimientos de cámara también han cambiado con respecto a sus anteriores películas. ¿Se debe a que parte de los actores eran impredecibles?

Los movimientos de cámara son parecidos en otras películas mías, pero en esta he trabajado con un director de fotografía muy joven, Marcell Rév. Las imágenes no significan lo mismo para él que para las personas de mi generación. Además, queríamos contar este cuento con mucho realismo, pero nos dimos cuenta de que no solo dependía de nosotros. Debido al hecho de que los perros eran impredecibles, a menudo no sabíamos cómo iba a desarrollarse la escena. Tuvimos que adaptarnos, casi como si rodásemos un documental sobre la naturaleza. También quiero añadir que no me interesa crear formas, me parece que es la mejor manera de llevar el creador a la muerte, un pensamiento nada estimulante. Mi forma de pensar hace que cada película adopte la forma que más le conviene.

¿Qué emociones le gustaría despertar en el espectador mientras ve la película?

Al ser una película con una fuerte dosis moral, plantea una pregunta moral, y el espectador debe llegar a una conclusión moral. Pero para mí, lo más importante es que el público se emocione viéndola.

Los últimos 40 minutos de la película muestran imágenes nunca vistas.

Son los momentos en que las masas se levantan. Simbolizan el miedo actual de Europa: el alzamiento de las masas. No se equivocan al tener miedo. Busqué imágenes icónicas para mostrarlo, para dejar clara la dirección en la que vamos cuando rehusamos colocarnos en el lugar de otra especie, del adversario, de una minoría. Quería enseñar su punto de vista. El arte nunca debe dejar de ser crítico. Debe alzar un espejo ante la sociedad.


Fuentes:
Entrevista extraída del pressbook
Pressbook e imágenes cortesía de ©Golem Distribución S.L.
http://www.image.net/  By ©Getty Images
http://www.filmaffinity.com/es/film654242.html
http://www.elseptimoarte.net/peliculas/white-god-9803.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com