jueves, 12 de noviembre de 2015

La adopción. Una película de Daniela Féjerman

El próximo viernes 13 de noviembre se estrena en las carteleras españolas "La adopción", dirigida por Daniela Féjerman, que cuenta con un guión escrito por la misma directora junto con Alejo Flah (responsable del estupendo filme "Sexo fácil, películas tristes"), y protagonizada por Francesc Garrido y Nora Navas.

La premisa se centra en una pareja que viaja a un país de Europa Oriental para adoptar a un niño, pero la operación no sale según lo previsto. Enseguida se ven inmersos en un ambiente hostil donde reina la corrupción y se trafica con el futuro de los niños y la esperanza de los padres. Así, lo que empezó siendo un sueño acaba convirtiéndose en una pesadilla. 


Su directora Daniela Féjerman nos comenta: "Esta es la historia de un proceso de adopción y es también la historia de una pareja. Los protagonistas, una pareja española que llega a adoptar en un país del Este de Europa, van a ver cómo su ilusión inicial se torna desconcierto, y luego indefensión e impotencia ante el descubrimiento de un sistema donde reina la corrupción y donde se trafica con el futuro de los niños y el ansia de los padres. Vivir esta situación de tensión y riesgo afecta a la pareja, aflorando conflictos hasta este momento tapados: cada uno descubre en el otro, y también en sí mismo, cosas que desconocía. No es sólo la pareja, es la propia identidad la que resulta cuestionada. Otros aspectos abordados son el miedo y la culpa ante la posibilidad de elegir, y por tanto de rechazar, a un ser humano, y las contradicciones de una sociedad que busca la perfección y teme los defectos."

La directora Daniela Féjerman dando instrucciones a Francesc Garrido y Nora Navas,
en un lance del rodaje.

"El guión de esta película planteaba un reto importante, porque la historia que cuenta tiene un fuerte componente personal. Por eso me pareció imprescindible contar con un co-guionista, alguien que aportara una visión externa sobre el asunto, que me ayudara a objetivar el relato y convertirlo en materia puramente fílmica. Con Alejo Flah (“Séptimo”, “Vientos de agua”, “Sexo fácil películas tristes”) trabajamos buscando el equilibrio entre dos premisas: por un lado, teníamos con construir una ficción, y el material debía concebirse con la estructura, la construcción de personajes, la progresión y la tensión de un relato dramático. Por otra, no queríamos que la invención nos llevase a resultar en ningún momento “peliculeros”. No debíamos dejarnos llevar por golpes de efecto o giros que rompiesen no sólo la verosimilitud, sino también en anclaje profundamente real de la historia."

"Para llevarla a cabo, debíamos apoyarnos en dos actores de peso que generen empatía en el espectador, para que quieran acompañarles en su viaje, para que deseen que las cosas les salgan bien. Natalia y Daniel son Nora Navas y Francesc Garrido. Que son dos grandes, grandísimos actores es algo que todos sabemos. Lo que para mí fue único, excepcional, fue la forma en la que ambos, desde el primer día de ensayos hasta el último de rodaje, abordaron este trabajo. Desde un compromiso radical con la historia, con los personajes. Aceptando bucear en sus zonas menos confortables. Lanzándose de cabeza a crear la relación entre ellos y cada paso del viaje. Arriesgándose. Exponiéndose.  Sin miedo."


"Nora, como actriz tan llena de fuerza, indaga en su fragilidad, sus dependencias, su necesidad del otro.  Para luego sacar de esa fragilidad  la determinación que necesita Natalia para continuar su viaje en solitario. No es fácil mostrar aquello que nos cuesta reconocer  en nosotros mismos, y Nora lo hace desde la más absoluta verdad; por otro lado, Francesc se movía con facilidad en el rol de cuidador, del que sostiene. En cambio, el viaje al lado oscuro de Daniel, en donde aparecen su rabia y luego su impotencia, era un viaje arriesgado, al que se entregó desde la convicción de que sólo si llevaba a Daniel a tocar fondo el viaje del personaje será auténtico."

"Autenticidad, verdad: insisto en esto porque era lo que la película necesitaba, y lo que creo que Nora y Francesc le dan con creces. Respira verdad su relación, desde que les ves sabes que son una pareja con historia. Respira verdad su ilusión inicial, su posterior desconcierto, su impotencia. Respira verdad e intensidad su fractura como pareja. Su posible reencuentro desde otro lugar. Aquello que nos planteamos con Alejo sobre el papel: “aunque ésta es una historia real, tenemos que exigirle todo lo que se le pide a la ficción”, Nora y Francesc lo han hecho carne."


"El otro gran aliado en esta película ha sido Juan Carlos Gómez, el director de fotografía, que concibe la luz de la película, y la cámara, desde su sentido dramático. Quiero decir que el planteamiento estético está para él pegado a lo que la historia quiere contar. Así que se sentó junto a mí para construir el concepto de la película secuencia a secuencia, plano a plano. Sabíamos que teníamos que arrojar a nuestros protagonistas a un mundo extraño y hostil, que el contexto debía de cobrar la presencia de un personaje más. Un país del Este en invierno. La luz invernal. El paisaje de herencia soviética: Daniel y Natalia se vuelven pequeños en medio de las calles heladas y frías. También es frío y opresivo el aire burocrático de los despachos. Con nuestros personajes enmarcados por otros, en encuadres que les ponen límites, que les constriñen. Luego, en los apartamentos, algo más cálidos, les dejamos un poco más libres. Les permitimos moverse a veces por el espacio. Nos permitimos jugar con el fuera de campo."

"A la elegancia y la sutileza de Juan Carlos se une el trabajo veraz, detallista y rico en matices de Vilius Vanagas, el director de arte lituano. Los colores, las variadas texturas, los juegos de profundidad que permiten los espacios que crea. Su forma de combinar la herencia soviética en el mobiliario y la decoración con detalles de modernidad. La  variedad de ambientes, el realismo con el que recrea los apartamentos, uno más “lujoso” y frío, otro más viejo y vivido. A todo este material le di forma con la inestimable ayuda de la montadora Teresa Font, que puso toda su experiencia, su enorme sensibilidad y su saber hacer para que contáramos la historia siempre pegados a nuestros  nuestros personajes, con un sentido de la intensidad dramática y del ritmo que ayuda a que la película crezca paso a paso."

Fuentes:
Pressbook e imágenes cortesía de ©Tornasol Films

No hay comentarios:

Publicar un comentario