martes, 16 de febrero de 2016

Crítica de "El Renacido", de Alejandro González Iñárritu

LA VISCERAL ODISEA DE HUGH GLASS.

Tras coronarse el pasado año 2015 en los premios Oscar, obteniendo 4 estatuillas doradas incluyendo las de mejor película y director, con "Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)", el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu confirma su buen momento con su última película, titulada "El renacido", que está siendo uno de los grandes éxitos de taquilla del momento, y que parte con 12 nominaciones a los premios más importantes del mundo del celuloide, los Oscar.

"El renacido" se centra en la figura de Hugh Glass, un explorador y trampero que llegó a ser legendario, formando parte de la cultura estadounidense por su particular experiencia que tuvo en 1823, cuando fue atacado por un oso en río Grand, en el condado de Perkins (actual Dakota del Norte), que le causó heridas mortales, propiciando que sus compañeros le dieran por muerto; sin embargo, se recuperó milagrosamente, e inició un largo camino de regreso con los suyos recorriendo más de 300 kilómetros.



La odisea de este pionero por sobrevivir en un territorio hostil inspiró al cineasta Richard C. Sarafian, para conformar el argumento de "El hombre de una tierra salvaje" (Man in the Wilderness, 1971), protagonizada por Richard Harris, y con la particularidad de estar rodada en España, concretamente en la Sierra Central de Ávila. La misma epopeya de Glass también inspiró al escritor estadounidense Michael Punke para su novela "The Revenant: A Novel of Revenge" (2002), la cual ha sido el punto de partida para el director mexicano, y Mark L. Smith, a la hora de escribir el guión. Así que, llegados a este punto y con lo reseñado anteriormente, podríamos afirmar sin miedo a equivocarnos que "El Renacido" es la película más impersonal de Iñárritu, un dato significativo que no necesariamente tenga que ser despectivo, ya que esta nueva revisión de la proeza de Glass está abordada a lo grande, siendo totalmente espectacular, ya que posee una factura técnica asombrosa, la cual destaca la impresionante fotografía de Emmanuel Lubezki, en el que cada fotograma es un fascinante poema visual; no en vano ha sido comparada con los filmes de Terrence Malick "El árbol de la vida" y "To the wonder", las cuales huelga decir que el mismo Lubezki era responsable de la fotografía de ambas cintas; asimismo, también destaca la mano firme de su director a la hora de encuadrar, y con esos planos largos ya habituales en su filmografía, que dotan de un realismo abrumador a las secuencias donde los americanos y los indios nativos se enfrentan en el campo de batalla.


Aunque lo más destacable del largometraje es sin lugar a dudas la genial interpretación de Leonardo Di Caprio, que lleva al límite la aventura de supervivencia del personaje. Él es el "alma mater" del filme, en el que vives en su piel su visceral sufrimiento vital, su resistencia a morir, al igual que su determinación y el odio que profesa al hombre que lo ha dejado en la encrucijada. Su odisea es verdaderamente verosímil y palpable (solamente basta con ver el imponente y sobrecogedor ataque del oso Grizzli); no obstante, aparte de realizar una terrible lucha física por sobrevivir en un entorno hostil, también tiene que efectuar un viaje interior y espiritual, pues se trata de un hombre sentimentalmente destrozado, que ha perdido la fe en el ser humano, en la vida y en la religión. Las ansias de encontrar al hombre que le arrebató lo único importante en su vida, además de abandonarlo a su suerte en territorio enemigo y herido de muerte, será ese clavo ardiendo en el que nuestro protagonista se aferrará con todas sus fuerzas. Por otro lado, Tom Hardy da vida a John Fitzgerald, el traicionero miembro de su equipo que se erige como el contrapunto perfecto para el personaje de Di Caprio. A pesar de estar un punto por debajo de su compañero de reparto, Hardy también está excepcional con un personaje inmenso y violento, recordando vagamente al que Klaus Kinski interpretaba en el clásico del Werner Herzog "Aguirre. La cólera de Dios" (Aguirre der Zorn Gottes, 1972).


En contraste con lo anterior, lo que menos me ha gustado son esas visiones oníricas de nuestro protagonista, que son redundantes, superfluas y desvían de mala gana la esencia de la premisa del filme. Entiendo a Iñárritu en su afán de rendirle homenaje al gran maestro cinematográfico Andrei Tarkovski, considerado un auténtico poeta del cine, replicando simbólicamente algunas escenas de clásicos como "Stalker" (1979) o "Sacrificio" (Offret, 1986); pero como decía, la aventura del protagonista se diluye en la visión un tanto ampulosa del cineasta mexicano. Quizás, de haberse centrado exclusivamente en la aventura y posterior venganza de Glass estaríamos hablando de una obra maestra absoluta.


Resumiendo, con sus más y sus menos, "El Renacido" es una película notable y muy recomendable, que nos brida una portentosa interpretación de un Leonardo Di Caprio, que va camino de llevarse al fin la preciada estatuilla dorada que tanto se le resiste; además de un auténtico recital visual que exalta todos nuestros sentidos, y que confirma a su máximo responsable, Alejandro González Iñárritu, como uno de los grandes cineastas del cine contemporáneo.



Reseña en colaboración con el Portal Comarcal y Cines AXION CC Plaza Mayor de Xàtiva.

Si quieres leer la crítica a través de la página del Portal Comarcal:

http://www.portalcomarcal.es/opinion/articulos-de-opinion/2016-02-15-19-32-42.html


1 comentario:

  1. Pues a ver si le dan el oscar a Leonardo di Caprio, que ya es hora.

    ResponderEliminar

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com