jueves, 4 de febrero de 2016

Unos buenos auriculares viendo cine en casa marcan la diferencia

La tecnología tiene un elevado potencial para hacernos la vida más fácil y poder disfrutar de una mayor calidad de vida. Pensemos, por ejemplo, en la evolución tecnológica de los televisores durante los últimos años. Desde 1928, cuando hicieron acto de aparición los primeros modelos mecánicos en nuestras casas, pasando por los CRT (tubo de rayos catódicos), hasta los de plasma y LCD que rigen en la actualidad, su evolución ha sido digamos considerable.


Tanto es así, que a medida que ha ido evolucionando, mejor es la calidad de imagen y sonido, y por consiguiente, nos hace mucho más placentero el disfrutar del mejor cine desde la comodidad de nuestras casas. Además, la profunda crisis económica por la que atraviesa la humanidad, en yuxtaposición con la inflación en los precios sufrida en estos últimos años, ha propiciado que nos movamos en los niveles de consumo de televisión más elevados de toda nuestra historia. Hay que recordar que la pequeña pantalla ofrece un ocio módico, así como el empuje de las redes sociales y sugerentes plataformas digitales, son factores que han contribuido a fomentar el producto audiovisual doméstico.

Llegados a este punto, se podría afirmar perfectamente que el espectador medio prefiere ver una buena película en casa antes que en una sala cine; aunque existe el inconveniente de no poder disfrutar plenamente de la experiencia cinematográfica, por temor a molestar a los vecinos que viven, tanto abajo y arriba como hacia los lados, en nuestro bloque de edificios. Una solución plausible para este pequeño problema reside en adquirir unos auriculares Sennheiser RS 195, que son verdaderamente ideales para mirar la televisión de la mejor manera posible y sin molestar a nadie; asimismo, ofrecen múltiples opciones de comodidad, proporcionándonos una total inmersión en la experiencia cinéfila; y además, es necesario indicar que están diseñados para personas con problemas auditivos. ¿Qué más se puede pedir?

Artículo Patrocinado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario