lunes, 14 de marzo de 2016

Crítica de "El Regalo", de Joel Edgerton

LOS FANTASMAS DEL PASADO.

"El regalo" supone el debut tras las cámaras del actor australiano Joel Edgerton, que también firma el guión, y que además produce y se reserva un papel secundario. Su premisa se centra en un joven matrimonio que se acaba de mudar. Cuando todavía están instalándose en su nuevo hogar se encuentran con un hombre, un conocido del pasado del marido. Desde ese casual encuentro, el individuo empieza a dejarles misteriosos regalos, a la par que deja al descubierto un horrible secreto oculto durante veinte años, que alterará irremediablemente sus vidas.

Este filme contiene dos partes bien diferenciadas. En primer lugar, Edgerton nos sumerge en un thriller con tintes de terror, que bien puede recordar vagamente a cintas como "De repente un extraño" (John Schlesinger, 1990) y "La mano que mece la cuna" (Curtis Hanson, 1992), entre otras similares, la cual contiene un par de pequeños sustos muy bien administrados. Aunque en un principio pueda reflejar una sensación de 'Deja vu', que nos haga pensar que es la misma trillada historia vista miles de veces en telefilmes de sobremesa. Esta sensación solamente es un espejismo, ya que en su segunda mitad, los acontecimientos dan un interesante vuelco, sacando a relucir el verdadero tema del filme, desgranando las terribles consecuencias que ese tema acarrea (el cual no pienso desvelar para no estropear las sorpresas que esconde este "regalo" de película). Es ahí donde radica su encanto, ganando enteros y sorprendiendo al espectador en cada giro de su historia, hasta su inesperado final. Un desenlace que te deja mal cuerpo, una inquietud instaurada en tu interior, y que por consiguiente, te hace reflexionar sobre si realmente conocemos a las personas que tenemos a nuestro alrededor, dejando patente que cualquiera (hasta el más insospechado) puede tener escondidos secretos oscuros, turbios e inconfesables en su interior.



Uno de los puntos fuertes del filme (aparte de su sólido guión), son el trío de actores protagonistas, compuesto por Jason Bateman, Rebecca Hall y el mismo Joel Edgerton. Sobre Jason Bateman cabe decir que me ha sorprendido muchísimo, en un rol que se aleja del tipo de papeles cómicos que habitualmente suele realizar; también destaca Edgerton, con un personaje que tiene un halo misterioso, inquietante y ambiguo, y que su irrupción tambalea la aparente estabilidad del joven matrimonio; sin embargo, es Rebecca Hall la más destacada del reparto, encarnando a esa mujer aterrada, atrapada y dolida con todo lo que se va sucediendo a su alrededor. 





En definitiva, "El regalo" es un thriller psicológico muy interesante y sorprendente, que posee un halo de complejidad y anfibología en su premisa bien hilvanada, que rehuye de las típicas historias de telefilme barato de sobremesa, y que evidencia el talento que atesora Edgerton, tanto en la confección del guión como en la puesta en escena y dirección de actores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario