lunes, 7 de marzo de 2016

Crítica de "Janis", de Amy Berg

RETRATO A LA MEJOR VOCALISTA DE ROCK DE TODOS LOS TIEMPOS.

Se puede afirmar perfectamente que en estos últimos años el documental musical está atravesando un buen momento, ya que se han realizado numerosos filmes muy interesantes que acercan al gran público (además de retratar) a los artistas en cuestión. Pueden servir como ejemplo excelentes documentales como el oscarizado "Searching for Sugar Man" (Malik Bendjelloul, 2012) centrado en la figura de Sixto Rodríguez; "Queen: Days of Our Lives" (Matt O'Casey, 2011) sobre la banda británica Queen; "Marley" (Kevin McDonald, 2012) sobre la figura del reagee Bob Marley; "George Harrison: Living in the Material World" (Martin Scorsese, 2011) centrado en el ex-Beatle; o los más recientes "What Happened, Miss Simone?" (Liz Garbus, 2015) sobre la cantante de soul Nina Simone, y el ganador como mejor documental en la pasada edición de los Oscar "Amy (La chica detrás del nombre)" (Asif Kapadia, 2015) sobre la carismática Amy Winehouse. Es necesario indicar que han ido pasando los años y para Janis Joplin no se había hecho ningún biopic (pese a que su historia de superación, fulgor y combustión prematura es puramente cinematográfica), ni tampoco un nuevo documental (desde aquel "Janis" canadiense de Howard Alk, estrenado en 1975). Así que la reputada cineasta estadounidense Amy Berg ha puesto punto final a la incertidumbre, realizando uno de los documentales más esperados de la historia, titulado "Janis: Little Girl Blue" (que traducido al castellano viene a decir "pequeña chica triste"), centrado en la cantante con la voz más rasposa de los años sesenta, que triunfó en el rock, pero que su blues personal acabó condenándola a morir joven.



Hablar de Janis Joplin es hacerlo sobre una de las mejores cantantes de rock de todos los tiempos. Una auténtica pionera que influyó (y aún en la actualidad sigue influyendo) a muchísimas artistas a lo largo de la historia musical. Atesoraba una potente voz desgarrada y muy característica; y cabe decir que su agitada vida, repleta de drogas y excesos, unidos a su prematura muerte a los 27 años de edad, le han llevado a ocupar un puesto de honor entre los grandes mártires de la música moderna, formando parte del famoso y fatídico "Club de los 27"; de hecho, el impulso para la creación del citado club fueron las muertes de Joplin, junto con las de Brian Jones (guitarrista y multi-instrumentista de la banda The Rolling Stones), Jimi Hendrix (considerado como el guitarrista más grande de la historia), y Jim Morrison (legendario vocalista de la banda de rock psicodélico The Doors), todas ellas comprendidas entre 1969 y 1971. Huelga decir que más tarde se agregaron a la lista artistas como el genuino bluesman de los años 30 Robert Johnson; el mítico líder de Nirvana Kurt Cobain; y la genial cantante de pop Amy Winehouse.


Para llevarlo a cabo, su directora Amy Berg, con una amplia experiencia en el género, siendo responsable de los notables documentales "Líbranos del mal" (2006), "West of Memphis" (2012) y "An Open Secret" (2014); confecciona una completa pieza sobre la icónica cantante. La premisa se sostiene en un triángulo de investigación consistente, archivo en directo y documentos íntimos para mostrar una historia familiar y singular: aquella de la moza ambiciosa, y rebelde por naturaleza, que huye de su hogar para buscar fortuna y sentirse valorada. 


Es digno de mención que la cantante de folk alternativo Cat Power presta su voz, leyendo (a modo de 'voz en off') las cartas personales que Janis escribía a su familia; asimismo, contiene entrevistas deslumbrantes y meticulosas, en el que algunos de los entrevistados se han visto por primera vez aquí, como los hermanos pequeños de la artista; además de sus numerosos amoríos (que narran con candidez la experimentación sexual de la cantante tejana); y por descontado, los miembros de "Big Brother & The Holding Company", la banda que le dió la oportunidad de subirse a un escenario. El filme incluye mucha música, siendo una auténtica gozada ver imágenes en los estudios de grabación en el que Janis y su banda daban forma a grandes temas como "Summertime" o "Piece of my heart", al igual que diversas entrevistas televisivas, como las grabaciones en el backstage y actuaciones en vivo, de los míticos festivales de "Monterrey '67" y "Woodstock '69"; sin embargo, también resalta a la mujer detrás del mito, respetando su figura con afecto, profundidad y sin la menor morbidez. En resumidas cuentas, se trata de un apasionante, honorable y riguroso tributo que se postula como el definitivo.


Como apunte final, me gustaría ensalzar la valentía y esfuerzo, llevado a cabo por la plataforma Filmin, por arriesgarse a estrenar (de forma simultanea a las salas de cine) la película en las redes, a un precio económico; y sobretodo, dando la oportunidad de poder disfrutar de este notable documental, ya que la gran mayoría de multisalas no suelen arriesgarse a poner en cartelera este tipo de propuestas. Iniciativas tan interesantes como esta ayudan a fomentar el séptimo arte, además de combatir la polémica piratería.

4 comentarios:

  1. Aún leyendo la reseña, tengo mis dudas sobre si ir a verla (y eso que como artista me parece de lo más atrayente). Aunque este tipo de producciones tienen su parte buena me tira para atrás el tratamiento que suelen tener, más dado el trágico final de la artista (aunque el que digas que no se trata con morbidez pueda ser un punto a favor)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro. Vale la pena echarle un ojo al filme, ya que nos muestra a esa chica joven que se encuentra detrás del mito, su forma de ver y entender la vida, con grabaciones inéditas, testimonios de familiares y amigos, además de esas cartas personales. Digamos que es un retrato hecho con cariño. A mi me ha encantado!!! Y eso que el documental de 1974 era ya muy bueno, pero con éste, se pueden complementar perfectamente.

      Muchas gracias por pasarte!! Saludos!! ;)

      Eliminar
  2. Desgraciadamente muchas veces hay una relación directa entre un gran artista y un trágico final. La película promete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pere. Pues sí. es algo que se ha ido repitiendo a lo largo de la historia, tanto en el mundo de la música, como en el cinematográfico, deportes, etc... Como dicen los franceses, "Ces't la vie". A mi me ha encantado, es muy recomendable!!!

      Muchas gracias por pasarte... Saludos amigo!!! ;)

      Eliminar