martes, 8 de marzo de 2016

El Silbido de la Serpiente. Una Novela de Aída del Pozo.

Hoy tengo el placer de comentar y recomendar la última novela que me he leído, titulada "El Silbido de la Serpiente", escrita por Aída del Pozo, que conozco a través de la red social Twitter (@damadenovelas).

Aída del Pozo es una mujer que reside en la localidad madrileña de Valdemoro. Su andadura como escritora comenzó en 2012, aunque ha sido en 2015 cuando ha publicado su primera novela, titulada "El silbido de la serpiente" (ISBN: 9788494351501), la cual tuvo una gran acogida entre los lectores; y  ademas, cosechó excelentes críticas en diversos blogs de reseñas literarias.

Su estilo narrativo pretende sorprender a un lector ávido de historias complicadas, giros inesperados y finales sorprendentes, buscando captar el interés de este desde la primera hasta la última página. La estética de su narrativa ha sido comparada con la cinematografía negra actual, y esta novela en concreto, con clásicos como "Psicosis" (Psycho, 1960) del maestro de suspense Alfred Hitchcock o "El silencio de los corderos" (The Silence of the Lambs, Jonathan Demme, 1991).

Aída posee también un blog literario, denominado "Tormentas de tinta", que ha sido galardonado con los premios Dardos, Versatille Blogger, Liebster y Excellence; asimismo, ha participado en los premios Bitácoras 2015 contando con el apoyo de sus lectores incondicionales y logrando que se posicione entre los blogs de relatos cortos y poesía más leídos en lengua castellana. En la actualidad se encuentra trabajando en su nueva novela, que se titulará "El día en que perdí mi sombra", que está previsto que se publique en 2016.


La escritora madrileña Aída del Pozo.
"El silbido de la serpiente" es una novela violenta en el más amplio sentido de la palabra. Es una cautivadora historia que mezcla diversos géneros literarios (negro, psicológico, erótico y romántico), en el que la autora funde con una innegable maestría, consiguiendo un clímax narrativo que deja al lector sin aliento. Aunque en esencia, podríamos afirmar que es una gran historia de amor violenta; o mejor dicho, diría que es un impetuoso triángulo amoroso, ya que en su premisa se reconocen claramente tres subtramas pertenecientes a cada uno de los implicados. Por un lado tenemos al protagonista principal, una persona sin nombre que posee un oscuro pasajero que domina su existencia, en el que podemos encontrar trazas de algunas almas oscuras conocidas por el gran público, tanto a través de las letras como en la pequeña o gran pantalla; como por ejemplo "Dexter" de  Jeff Lindsay o el yuppie Patrick Bateman de "American Psycho" de Bret Easton Ellis. Tiene muchísimo de ambos personajes pero también posee su propia entidad y carisma. En la novela que nos concierne, sus pensamientos e inquietudes más sórdidas se desgranan a través de sus páginas. Nos lleva hasta su más profundo ser, y nos cuenta porque hace todo lo que hace, y como se originó tal comportamiento. Otro de los personajes que protagonizan ese triángulo, es Candy. Ella es una mujer joven que convive con nuestro "Oscuro pasajero", estando totalmente a su merced. Ella vive por y para él... le entrega su cuerpo y alma literalmente. Y el tercero en cuestión es Ernesto, el amigo de una de las víctimas de nuestro psicópata protagonista, que supondrá un punto de inflexión en la forma de ver y entender la vida, tanto del homicida como la de Candy.

No deseo desvelar mucho más para no estropear las sorpresas que esconde la novela. Es mejor dejarse embriagar por los sinuosos silbidos de esas serpientes, permitir que el ofidio se te enrosque hasta dejarte literalmente sin aliento. Su autora nos describe detalladamente tanto los sanguinolentos asesinatos como las duras escenas de sexo; de las que huelga decir que dejan en pañales a las del señor Grey, haciéndole parecer un churumbel totalmente inocente e inofensivo. Aunque lo mejor de esta novela no es su explicitez y visceralidad en su violencia y contenido sexual, sino en la interesante evolución de sus tres protagonistas. Los personajes son verdaderamente fascinantes y están en continuo crecimiento, y eso les otorga profundad tanto a ellos, como a la historia que nos relatan. Se podría decir que todos ellos aprenden a amar de forma verdadera (cada uno a su manera, por supuesto) y que la irrupción de ese amor verdadero les cambia para siempre, les transforma en otras personas... se redescubren. Esa ambigüedad convierte a esta novela en una lectura completamente recomendable.

Si quieres conseguir esta genial novela, puedes hacerlo en Amazon (en Kindle):
O si deseas tenerla en su edición impresa, puedes mandarle un correo electrónico:

aidadelpozoescritora@hotmail.com

FRAGMENTO DEL LIBRO:

Me dispongo a preparar la cena. Tengo hambre. Hacía más de tres semanas que Candy le había dado de comer. Un ratón blanco de laboratorio. Los crío para tal fin y constituyen la base fundamental de su dieta. Cogió uno al azar asiéndolo del rabo y el animal se agitó como si presagiara su destino. Ella me sonrió, nerviosa como siempre, con esa sonrisita que suele poner para todo, da igual el estado anímico en el que se halle. Abrió el terrario, soltó el ratón y se quedó embobada contemplando la reacción del roedor a través del cristal. Este se paseó inquieto, olisqueando el nuevo entorno, sin prestar atención a la serpiente, la cual permaneció enroscada al lado de una piedra, con la cola metida en el recipiente del agua. Todo aquello suponía para Candy un ritual morboso. Podía pasarse más de una hora con la nariz pegada al terrario, esperando pacientemente lo que iba a suceder, como si nunca lo hubiera presenciado y se tratase de una novedad. En ocasiones aprovechaba para pintarse las uñas o depilarse las cejas. El caso era no aburrirse demasiado con la espera. Y yo siempre me hacía la misma pregunta. ¿Elegía el ratón siguiendo algún patrón o simplemente escogía el primero que se ponía a su alcance? Yo, por regla general, no seguía un patrón cuando iba de caza. En la mayoría de las ocasiones tan solo me dejaba llevar.


Quizás a Candy le sucedía lo mismo y únicamente se dejaba llevar. La pitón real es una serpiente muy dócil y relativamente fácil de mantener. Candy nunca me ha preguntado por qué me gustan tanto y cómo es que aparecen y desaparecen, entran y salen de casa cada cierto tiempo, lo cual es de agradecer. No me gusta dar explicaciones. El ratón se acercó a la serpiente, paseándose delante de su hocico. De pronto, esta se lanzó al animal y lo aprehendió fuertemente del cuello con sus mandíbulas. El roedor se agitó, intentando inútilmente soltarse de sus fauces, pero la pitón le sostuvo el pulso con paciencia, hasta que el ratón comenzó a dejarse morir, abandonándose a su suerte. Los últimos estertores agónicos se sucedieron a la vez que esta abrió su boca y comenzó a engullirlo bajo la atenta, curiosa y maravillada mirada de Candy.

—Se acabó el espectáculo —dije por fin.

Fuentes:
Fragmento extraído del propio libro "El Silbido de la Serpiente".
ISBN: 9788494351501
Imagen de portada y foto cortesía de ©Aída del Pozo
La imagen de la serpiente obtenida de Google.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por tu estupenda reseña. Te comenté ya lo mucho que me gustó pero te lo reitero desde tu blog, públicamente. Espero que sigamos viéndonos en este mundo virtual. Te envío un abrazo desde MADRID y te felicito por tu maravilloso blog.
    Aída.

    ResponderEliminar

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com