viernes, 1 de julio de 2016

1944. Una película de Elmo Nüganen

El próximo viernes 1 de Julio se estrena en las carteleras españolas "1944", dirigida por Elmo Nüganen, y que se encuentra pre-seleccionada para representar a Polonia en los premios Oscar, en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

"1944" nos sumerge de pleno en la IIª Guerra Mundial, concretamente en los acontecimientos de la guerra de las Colinas Azules, en la Península de Sõrve de Estonia. Mostrada a través de los ojos de los soldados estonios que tuvieron que escoger bando entre el Ejército Rojo y los Waffen SS... que desarrollaron una lucha fratricida. 70 años después, el filme trata de mostrar todo lo que ocurrió, así como las esperanzas, objetivos y dramas de estos hombres y sus seres queridos tan objetivamente como es posible.

Es necesario recordar que en Septiembre de 1939 la Unión Soviética demandó el establecimiento de las bases militares del ejército Rojo en el territorio estonio. Rechazarlo significaría la Guerra, así que Estonia se rindió sin oponer resistencia siendo ocupada. La República de Estonia ya no existe. La esperanza de que la rendición se convirtiera en un camino de salvación para el país estonio de la Guerra se convierte en una ilusión. En la II Guerra Mundial, cerca de 55,000 estonios fueron movilizados para luchar con el Ejército soviético y al menos 72,000 con el bando nazi-alemán. Los Estonios se ven obligados a luchar hermano contra hermano en una guerra a la que no pertenecen, en una batalla mortal entre la Unión Soviética y el Reich Alemán- en la que ellos nada tienen que ganar.


El director Elmo Nüganen ha recreado los eventos de la Guerra acaecidos en su país durante el año 1944.  La acción de “1944” comienza con la Batalla de Tannenberg  en el  mes de Julio y finaliza con la ocupación de la península de Sõrve  por el ejército Rojo a finales del mes de  Noviembre. La Guerra queda representada a través de los ojos de los estonios que luchan forzados indistintamente en cualquiera de los bandos, en el de los alemanes o el de los rusos.


En palabras de su director: "Esta es una película anti- bélica. En un grado u otro, todos nosotros conocemos algo de lo vivido durante este episodio de la Guerra porque ahí estuvieron nuestros padres, abuelos o tíos. Fuimos los países pequeños los que nos vimos obligados a luchar con los países más “veteranos” de la Segunda Guerra Mundial y en ella cada uno tuvo que decantarse por un bando u otro pero el “dónde” no importaba. No había otra alternativa, Esta es la historia de nuestras familias, de nuestros mayores, de nuestra Estonia del siglo XX".

Para llevarla a cabo, la película se centra en la historia de dos hombres: Karl Tammik y Jüri Jõgi... cada uno perteneciente a un bando.


El voluntario Karl Tammik tenía 17 años, cuando sus padres y hermana pequeña fueron deportados a Siria en 1941. El tuvo la fortuna de no ser capturado, no estaba en casa el día en que les apresaron. La represiones llevadas por la Unión Soviética durante los años 1940 y 1941, arrestando a civiles inocentes, con sus consecuentes deportaciones y ejecuciones, motivaron a muchos de los estonios a unirse a los alemanes, sus históricos enemigos durante siglos. Karl es uno de ellos. Durante el verano de 1944 él ya es un experimentado soldado en la División número 20 de las SS que sueña con volver a ver, algún día, a su familia.


Por otro lado, Jüri Jõgi, sargento mayor del Ejército Soviético, es convocado a las fuerzas de defensa de Estonia en 1939 para cumplir con su deber militar. En junio de 1940, su unidad ve como el Ejército Rojo se retira. Cuando la Guerra estalló, sus unidades retrocedieron hasta Leningrado y  fueron tomadas por los nazis. A finales de Otoño de 1941 todos los estonios movilizados al Ejercito ruso fueron reunidos y enviados a campos de trabajo, donde cerca a 12,000 ciudadanos de este país murieron de hambre, enfermedad o agotamiento debido a las duras condiciones de vida que eran peores que las que se vivían en los campos de prisioneros. Cuando un cuerpo de las tropas estonias, es formado en el bando soviético a comienzos de 1942, esto supone una vía de escape para Jüri y el resto de supervivientes. Durante el verano de 1944, Jüri se convirte en un experimentado suboficial que sabe que él sirve a un ejército en el que los que logran sobrevivir lo hacen por mantener la boca cerrada.


El destino del pueblo de Estonia en la Segunda Guerra Mundial se transmite a través de las historias de estos dos personajes protagonistas y sus compañeros de armas. Es una historia diferente a la tradicional de los “vencedores” versus “perdedores” de una gran guerra, en este caso lo que se nos muestran son los puntos de vista a nivel particular de dos personas, cada uno del bando opuesto pero casi “gemelos de espíritu” y ajenos a una guerra a la que realmente, ninguno de ellos siente como propia . De cualquier modo, la historia tiene un final feliz: el 20 de agosto de 1991 la independencia de la República de Estonia fue devuelta sin una sola víctima.

Fuentes:
Pressbook e imágenes cortesía de ©European Dreams Factory

No hay comentarios:

Publicar un comentario