viernes, 21 de octubre de 2016

Clásicos Modernos: "Tiburón", de Steven Spielberg

En este año 2016 hemos estado de enhorabuena... ya que el pasado verano se estrenó la mejor película sobre tiburones tras "Tiburón" de Spielberg; y eso que del inmortal clásico del "Rey Midas de Hollywood" ha llovido bastante. La película en cuestión es "Infierno azul", que a pesar de no alcanzar el nivel del clásico, se puede afirmar que es una película muy estimable, y a la par recomendable. Dirigida por el cineasta español afincado en Estados Unidos Jaume Collet-Serra y protagonizada por una maravillosa Blake Lively, el pasado jueves 20 de octubre la hemos rescatado en vuestro podcast cinéfilo favorito; es decir, "El Perfil de Hitchcock", el cual procedemos a compartir para que podáis escucharlo.

Así que, bajo esta premisa... desde "La Taverna del Mastí" hemos querido reseñar el clásico de Spielberg...



OBRA MAESTRA DE AVENTURAS Y TERROR QUE INICIÓ LA 'ERA BLOCKBUSTER'

Tras haber deslumbrado a propios y extraños con su primer largometraje (concebido como un telefilme y posteriormente estrenado en cines), la considerada hoy película de culto "El Diablo sobre ruedas" (Duel, 1971), además de la notable road movie con Goldie Hawn y William Atherton, titulada "Loca Evasión" (The Sugarland Express, 1974). Steven Spielberg se consagró definitivamente con su tercera película detrás de las cámaras titulada "Tiburón" (Jaws, 1975), que marcaría un punto de inflexión en la historia del séptimo arte, ya que sin ser consciente de ello, el director estadounidense inauguró la 'Era Blockbuster', que aún en la actualidad sigue vigente, y también empezó a granjearse el seudónimo por el que todo el mundo le conoce actualmente: El Rey Midas de Hollywood.


Pero no fue un camino de rosas, ya que el rodaje resultó especialmente complicado. De los 52 días de rodaje previstos en un principio, se pasó a 155, lo que disparó el presupuesto de 3 millones y medio de dólares a ocho. Además, trabajar con los tres tiburones mecánicos resultó una empresa harto dificultosa, dado que cada uno pesaba tonelada y media, y encima se estropeaban constantemente. Sin ir más lejos, la primera vez que el más grande de los falsos tiburones fue introducido en el agua, se soltó de los cables que lo sujetaban y se fue al fondo del mar, donde permaneció hasta dos semanas después. En vista de que los contratiempos se sucedían, Spielberg decidió no limitar el rodaje a escualos falsos y envió una segunda unidad a Australia para que rodara tiburones auténticos. (1)


Pese a la sucesión de problemas, "Tiburón" fue un rotundo éxito, convirtiéndose en el filme más taquillero de todos los tiempos, alcanzando la increíble recaudación mundial de 470 millones de dólares. A todo esto, hay que decir también que fue muy bien recibida por la crítica y logró dos premios Oscar por su apartado técnico (sonido y banda sonora), además de obtener una nominación más como mejor película; que finalmente recaló en el clásico dirigido por Milos Forman "Alguien voló sobre el nido del cuco", protagonizado por Jack Nicholson y Louise Fletcher. 


Todo el éxito de crítica y público que obtuvo la película, se debe en gran medida a la habilidad innata que tiene Spielberg de adaptar de forma efectiva cualquier tipo de novela; de hecho ésta, escrita por Peter Benchley (que también co-escribe el guión), es en esencia una novela bastante sencilla sobre un tiburón que aterroriza al centro turístico de Amity Island... no obstante, que la historia sea sencilla no significa que no sea interesante, y sobre ésta cabe puntualizar que está muy bien construida.



Hay que mencionar además que contó con un reparto en estado de gracia, compuesto por Roy Scheider, Robert Shaw, y un joven Richard Dreyfuss. Scheider venía de trabajar en los populares filmes "Klute" (1971, Alan J. Pakula) y "The French Connection: Contra el imperio de la droga" (1971, William Friedkin); por este último logró una nominación al Oscar al mejor actor de reparto; por otra parte, Robert Shaw era conocido por encarnar al entrañable villano de la genial comedia "El Golpe" (The Sting, 1973, George Roy Hill) multipremiada en los Oscar; y por último Richard Dreyfuss, fue recomendado a Spielberg por su íntimo amigo George Lucas, tras haber protagonizado "American Graffitti" (1973), considerada hoy en día una película de culto.


Cabe destacar también la inolvidable banda sonora a cargo del maestro John Williams, que con unas pocas notas fue capaz de poner los pelos como escarpias a los espectadores, y por supuesto, los artesanales efectos especiales, que reprodujeron de forma espeluznante la figura del gigantesco tiburón blanco. Y eso que Williams, una vez contratado y tras ver la película le dijo a Spielberg con la humildad que siempre le caracteriza: "Dios mío... Steven, necesitas un compositor mucho mejor que yo". El realizador le respondió: "Sí, lo sé... Pero están todos muertos." El resto es historia y la banda sonora pasó a los anales del séptimo arte. (2)


Tras su tremendo éxito, Spielberg rodó geniales películas: algunas sobre extraterrestres, otras de corte infantil (que fueron las que le consagraron definitivamente como el Rey Midas de Hollywood), deliciosas aventuras como las protagonizadas por el intrépido Indiana Jones (con su sombrero y látigo en mano) o portentosos dramas como "El imperio del sol" o "La Lista de Schindler".


"Tiburón" tuvo numerosas secuelas: "Tiburón 2" (Jaws 2, 1978), realizada un par de años después, en la cual Scheider repitió como protagonista, y sin lugar a dudas, fue inferior a aquella; otras bastante prescindibles estrenadas durante la década de los ochenta; y hasta tuvo una 'explotation' italiana, dirigida por Enzo G. Castellari, titulada "El último tiburón (Tiburón 3)" (1981, L'ultimo squalo) que poco o nada tiene que ver con esta. 

Con el devenir del tiempo, "Tiburón" se ha convertido, irremediablemente, en todo un clásico del cine de evasión y espectáculo.

PUNTUACIÓN: ★★

BIBLIOGRAFÍA:
(1) y (2) 29 Miradas sobre Spielberg, de Pau Gómez (El Búho de Minerva Ediciones, 2014)
[ISBN: 9788494017155]

2 comentarios:

  1. Gran y revolucionario Spielberg el de los primeros tiempos. Me apasionaba, y me apasiona todavía cuando veo grandes clásicos modernos suyos como esta "Tiburon" o la terriblemente genial "El Diablo sobre ruedas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, es uno de los grandes artífices de todo el cine que se hace ahora. Él (junto con otros cineastas como George Lucas o Richard Donner, etc), con sus maravillosas películas, cambió la forma de entender el cine. A mi me gusta mucho, es de mis preferidos.

      Eliminar