sábado, 12 de noviembre de 2016

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas. Una película de Maria Ripoll

El pasado viernes 11 de noviembre se estrenó en las carteleras españolas "No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas", la última película tras las cámaras de Maria Ripoll, que adapta la novela de éxito de Laura Norton.

Protagonizada por Verónica Echegui, Álex García y David Verdaguer, su premisa se centra en Sara, una mujer a la que le gusta planificar y quiere todo salga perfecto sobre todo ahora que va a visitarla su novio que lleva un año fuera.  Pero una semana antes de su llegada, la vida de Sara, y su piso, se convierten en un caos. Sus padres al borde del divorcio y una hermana menor a punto de casarse con Aarón, un famoso cantante que resulta ser el amor de instituto de Sara, invaden su vida, su tranquilidad y su orden. ¿Qué ha hecho mal para que el karma le devuelva todo esto?


La directora Maria Ripoll, en la premiere en los Cines Capitol de Madrid.  Foto: ©Goyo Conde.
Su directora, Maria Ripoll, nos desgrana los entresijos de su octava película tras las cámaras: "Cuando leí la última página de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, cerré el libro de Laura Norton y en ese momento pensé “Ojalá Paco (Francisco Ramos, el productor) me la ofrezca”. Pocos días después me llamó. Desde este momento la historia ya fue mía. Y dejó de ser un encargo. La novela refleja un mundo femenino auténtico. Me fascinó Sara, su verdad y sus contradicciones. Pensé que teníamos delante un personaje fascinante, mucho humor, optimismo, frescura, honestidad y sobretodo mucha VERDAD. Quise que la película evocara todo el mundo de Laura Norton y que fuera fiel a su más pura esencia. Hubo momentos en las reuniones con los guionistas, Carlos Montero y Breixo Corral, en lo que reíamos porque decían que yo defendía la novela más que ella misma. Gracias a Laura Norton pudimos hacer esta película y le estaré eternamente agradecida."


"No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es la película de SARA y es la película de Verónica Echegui. Verónica se convierte, aporta y enriquece a SARA. El primer día que nos vimos, Verónica ya llegó vestida como Sara y con gafas."

"En general, me gusta muchísimo el trabajo con los actores y sobre todo cuando, como ha pasado en esta ocasión, todos los actores iban a favor de obra. En el rodaje de No culpes al karma… ¡ha habido muy buena sintonía con todos los actores! creándose la magia que se necesitaba para que todo fluyera, para creer en lo que se está haciendo y para conseguir buenos resultados. Esto solo se puede lograr cuando colaboras con un grupo de buenos actores y mejores personas."

La directora Maria Ripoll dando instrucciones a la actriz Verónica Echegui, en el set de rodaje.
"Álex García es magnífico para crear este ambiente de trabajo y buen rollo, así como David Verdaguer, que se implicó muchísimo desde el primer día de ensayos. Y luego, por supuesto, está Verónica… Conectamos desde el primer fotograma, flechazo total. Ella es espectacular, logra que actores con menos experiencia como Alba Galocha o James Williams se sientan como en casa y enamora al equipo técnico. TODOS adoramos a la Echegui. Nos enamoramos de ella y de su Karma. Álex es un tipo maravilloso en todos los aspectos. Es interesante, activo, inquieto… Detrás de esa belleza arrolladora se esconde un alma dulce y tierna que te derrite. Trabajar con él es un placer casi terrenal. Te ayuda, te escucha, te aporta, te mira,… David Verdaguer es talento para la comedia y tuvo toda la química y entendimiento con Verónica, cada una de las escenas con ellos fue tronchante."

"Álex, Verónica y David se implican tanto con cualquier aspecto de la película que acaba siendo un proceso creativo conjunto, más allá de la pura interpretación. Su ilusión es contagiosa y te ayuda a seguir adelante cada instante con mucha energía. "


"Como también lo ha sido con Jordi Sánchez, (el padre de mis protagonistas) y Elvira Mínguez que juntos crean un tándem maravilloso, original y sorprendente. Los padres de Sara se van a separar. No pueden estar juntos, pero separados mucho tiempo tampoco. Y la otra pareja explosiva de actorazos pero no muy conocidos por la audiencia, son Alba Galocha, que irradia carisma por cada poro de la piel, y James Williams, que ha sido su primer rodaje, es Erik y como Erik prácticamente no entiende una palabra de español. Los 2 son pura naturalidad y espontaneidad. Maravillosos."

"Hemos hecho un gran esfuerzo para que la estética de la película se pareciera a los personajes, que transpiran optimismo y ganas de vivir. El vestuario y localizaciones de la película se enmarca en un entorno alegre, colorista y hemos cuidado cada detalle en Ave del Paraíso, la tienda de la abuela, que Sara ha transformado en una tienda vintage de Malasaña, en todo el mundo mágico de las plumas, en el zoo, en Hong Kong…. En este rodaje pasamos de rodar en el zoo de Guadalajara de noche con frío y lluvia, al calor húmedo y asfixiante de las calles de Hong Kong. Entenderse en China fue difícil, todo era muy diferente. Pero realmente tengo un gran recuerdo de cada miembro del equipo chino, como gente cercana y muy buenos profesionales. La experiencia fue fascinante y, a pesar de las diferencias culturales, nos unía algo muy universal: hacer una película de amor."


"En resumidas cuentas, No culpes al Karma… se parece algo a Lluvia en los Zapatos, quizá Karma incluso tenga algo más de comedia y puede llegar al espectador y tocar, como hizo Lluvia... Como cineasta de alguna manera me siento con la responsabilidad de llenar salas y de llenar corazones. Y ambas cosas son compatibles en comedias románticas. Lo importante es que el sentimiento nunca quede ausente de ninguna película. Y en ese aspecto, yo nunca diferencia entre hombres y mujeres. Por eso creo que Karma es una película de ellas y ellos." —concluye Ripoll—.

Fuentes:
Pressbook e imágenes cortesía de ©Sony Pictures Releasing de España S.A.
http://www.image.net/  By ©Getty Images

No hay comentarios:

Publicar un comentario