sábado, 31 de diciembre de 2016

Clásicos Modernos: "Tesis", de Alejandro Amenabar

FASCINACIÓN POR LA VIOLENCIA AUDIOVISUAL

El gran director español de origen chileno, Alejandro Amenábar, debutó en el séptimo arte con la película “Tesis”; no obstante, antes de meternos de lleno con el comentario del filme, comentaré la interesante historia previa.

En 1990, Amenábar inició sus estudios de imagen y sonido en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, pero ya entonces se sentía urgido por poner en marcha sus primeros proyectos como realizador, y así lo hizo, aunque este hecho le propiciara no asistir a multitud de clases. Cuando prácticamente estaba a punto de licenciarse, tuvo que abandonar los estudios por culpa de un suspenso: la asignatura en cuestión era precisamente realización; sin embargo, por aquel entonces ya había rodado sus primeros cortometrajes, en los que no sólo ejerció de director, sino también como guionista, protagonista, autor de la banda sonora y montador. Aquellos trabajos son: “La cabeza” (1991), que obtuvo el primer premio de la Asociación Independiente de Cineastas Amateurs (AICA), e “Himenóptero” (1992), cuya proyección en el Festival de Elche despertó los elogios de Bigas Luna y sobretodo el interés de otro director, José Luis Cuerda, quien a partir de entonces ejerció de mecenas del joven realizador. 

Un joven Alejandro Amenábar con su mentor José Luis Cuerda.
Cuerda fue el productor del siguiente corto, rodado ya con mayores recursos técnicos y en 35 milímetros, titulado “Luna” (1995), con el que Amenábar inició una práctica común a todos sus trabajos posteriores: la composición de la banda sonora. En el filme prefiguraba su talento como narrador y el gusto por el cine de género, con claras y reconocidas influencias al cine de Alfred Hitchcock, Fritz Lang, Jacques Tourneur, Stanley Kubrick o Roman Polanski. Viendo los satisfactorios resultados, Cuerda decidió financiar su primer largometraje. (1)

Con tan sólo veintitrés años, un equipo de jóvenes actores hasta entonces desconocidos (a excepción de la experimentada protagonista, Ana Torrent), encabezado (por los más tarde famosos), Fele Martínez y Eduardo Noriega, y con un modesto pero bien aprovechado presupuesto, realizó Tesis (1996), que desarrollaba y ampliaba la premisa de su cortometraje, “Himenóptero”.(2)


“Tesis” es una película sobre un estudiante de cine que escribe un trabajo sobre la violencia audiovisual en el medio cinematográfico, en el que Amenábar incluye guiños hacia la industria española, aportando razones por las que no está funcionando; y además, esto lo enlaza de manera excelente con el tema central de la violencia. El director profesa que la industria cinematográfica española no va a tener éxito hasta que se le dé al público lo que quiere, teniendo la teoría (en su forma más pura) las películas ‘Snuff’. 

Se considera ‘Snuff’ a las películas que contienen muertes reales, filmadas por motivos económicos para ser parte de un video que será distribuido en un circuito comercial, y no a las muertes que pueden llegar a aparecer, por ejemplo, en las noticias. Cabe decir que el rumor de la existencia de este tipo de films nació a principios de la década de los setenta, cuando el clan del psicópata asesino Charles Manson robó un camión de la cadena de televisión NBC, lleno de cámaras y de film, con el supuesto propósito de registrar sus matanzas. Las películas ‘Snuff’ se caracterizan por carecer de valores de producción y existen meramente para complacer a su público a nivel estético. (3) 


La idea de la violencia, y por qué nos resulta tan fascinante, ha servido de base para muchas películas, como por ejemplo ésta que nos concierne. La escena inicial en la estación de metro en la que alguien se ha suicidado, sirve como ejemplo gráfico de la morbosidad que provoca la violencia en la gente, ya que mientras los guardias de la estación están tratando de asegurarse de que nadie vea el horror, hay decenas de personas que rodean las vías para poder verlo. Amenábar juega con ello de manera inteligente para asegurarse de que incluso el espectador de la película pueda medir el horror por sí mismo.

“Tesis” contiene un ritmo relajado y sigue la estructura básica del cine de suspense, centrándose en dos estudiantes; Ángela, que se encarga de realizar la tesis y Chema; alguien que conoció a causa de su tristemente célebre amor por las películas violentas. El director de la tesis de Ángela se compromete a buscar en la videoteca de la facultad material audiovisual, pero al día siguiente es hallado muerto. Desde entonces, Ángela y Chema, se meterán en una espiral cada vez más profunda que les hará sospechar de Bosco, un extraño chico, amigo íntimo de la joven asesinada en la ‘Snuff Movie’ que provocó la muerte al profesor. (4)


La forma en que Amenábar mantiene la intriga en el transcurso del metraje nos asegura que seamos realmente capaces de formar parte de ella, y esto hace que el filme sea mucho más emocionante; asimismo, el desarrollo de los personajes es magnífico, los cuales el director se toma su tiempo para que evolucionen correctamente en pantalla y podemos llegar a conocer sus inquietudes. La hermosa Ana Torrent, conocida especialmente por actuar en filmes como: "El espíritu de la colmena" (Víctor Erice, 1973), "Cría cuervos" (Carlos Saura, 1975) o "El nido" (Jaime de Armiñán, 1980), entre otros; encarna a nuestra protagonista, Ángela. El debutante Fele Martínez interpreta a su homólogo, Chema, teniendo una química muy incómoda en pantalla, siendo verdaderamente fascinante, ya que los dos tienen la misma personalidad, razón más que plausible que propicia que choquen. Aunque el que sobresale del trío protagonista es sin duda, el también debutante Eduardo Noriega, que realiza una interpretación hipnótica, haciendo por momentos que su ambigüedad te ponga los pelos como escarpias. 

Como curiosidad, su ‘padrino’ cinematográfico José Luís Cuerda tiene un breve papel, en un perverso personaje inspirado en el profesor que lo suspendió en realización.


En definitiva, “Tesis” supuso una brillante primera toma de contacto de un cineasta realmente excepcional, capaz de hacerse cargo de la dirección, guión, música y producción de todas sus películas, que a pesar de contener algunos pequeños errores y algún giro rocambolesco, el filme arrasó en los premios Goya (obteniendo 7 en los que se incluye el de mejor película y director), y le posibilitó realizar un año después la fantástica, “Abre los ojos” (1997), que lo catapultó definitivamente al cine internacional.

PUNTUACIÓN: ★★½


BIBLIOGRAFÍA:
(1) Biografías y Vidas: Alejandro Amenábar
(2) Wikipedia: Dato obtenido del post: Alejandro Amenábar: 1.3 Carrera Cinematográfica
(3) Escalofrío. Dato obtenido del post, escrito por Natán Soláns, titulado "Los Vídeos Snuff". 
(4) Filmaffinitty: Sinopsis obtenida de la ficha: Tesis (1996).
Imágenes de la película obtenidas de la web Filmaffinitty: Tesis (1996).
Imagen de Alejandro Amenabar y José Luis Cuerda obtenida de la web BSOSpirit: Entrevista a Alejandro Amenábar.
Imagen de Eduardo Noriega con la cámara obtenida de la web Le Cool Valencia: La Tesis de Amenábar alcanza los veinte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com