martes, 25 de abril de 2017

Clásicos Modernos: "El destripador de Nueva York", de Lucio Fulci

DEPRAVACIÓN HUMANA EN ESTADO PURO

El cine giallo es un subgénero cinematográfico de origen italiano, derivado del thriller y del cine de terror, que tuvo especial relevancia durante los años setenta, época en la que disfrutó de un considerable éxito comercial. El nombre de giallo (amarillo en italiano) hace referencia al color de las cubiertas de ciertas novelas policíacas baratas publicadas por la editorial italiana Mondadori en la década de 1930, y de las que el género toma gran parte de sus argumentos y elementos formales, compuestos por tres características bien marcadas; la primera es que el asesino tiene su razón de ser a causa de un trauma infantil; la segunda es que el asesino siempre se pone en contacto telefónico con la policía o los familiares/amigos de las víctimas; y la tercera es que los familiares/amigos de las víctimas inician una investigación paralela a la oficial, que normalmente tiene más éxito. El giallo está también fuertemente influenciado por el cine gótico italiano, las novelas de Edgar Wallace, por las películas pertenecientes al krimi (subgénero policíaco a medio camino entre el suspense y el terror, que se desarrolló en Alemania durante la década de los sesenta), y por algunos filmes de Alfred Hitchcock, como "Psicosis" (Psycho, 1960). (1)




Se puede afirmar que el visceral director italiano Lucio Fulci fue uno de los directores más destacados del subgénero giallo (junto con Mario Bava y Dario Argento), debido a exitosas incursiones como: "Una historia perversa" (Una sull'altra, 1969), "Una lagartija con piel de mujer" (Una lucertola con la pelle di donna, 1971), "Angustia de silencio" (Non si sevizia un paperino, 1972) y "Siete notas en negro" (Sette note in nero, 1977). A su vez, fue famoso por sus películas cargadas con grandes dosis de sangre y crueldad, como "Nueva York bajo el terror de los zombies" (Zombi 2, 1979), "Miedo en la ciudad de los muertos vivientes" (Paura nella città dei morti viventi, 1980), "El más allá" (L'aldilà, 1981), y "Aquella casa al lado del cementerio" (Quella villa accanto al cimitero, 1981).


Tras filmar este largometraje, que no estuvo exento de polémica, le dio una vuelta de tuerca al giallo, introduciendo elementos típicos de las cintas policíacas norteamericanas de los setenta (evocando en ciertos momentos a "Harry el sucio" [Don Siegel, 1971]), y de los slasher films (subgénero englobado en el cine de terror que se caracteriza por relatar una historia en la que un psicópata asesina brutalmente a adolescentes que se encuentran fuera de la supervisión de algún adulto), como por ejemplo: "La noche de Halloween" [John Carpenter, 1978] o "Viernes 13" [Sean S. Cunningham, 1980]. En "El destripador de Nueva York", un asesino con la voz de "pato", se dedica a matar mujeres tras desfigurarlas previamente; tal hecho propició que la cinta fuera censurada hasta la saciedad, convirtiéndose en el ejemplo perfecto para clasificar a una película como video nasty (que se podría traducir como «repugnancia videográfica»), incluyéndose en el manual de la BBFC (2) en el año 1984.


El director de la BBFC la tildaba de ser la más misógina de la historia, definiéndola como "una película obscenamente ofensiva que destila la más brutal misoginia proyectando toda su violencia contra la mujer." (3) Debido a esta institución, la población del Reino Unido no puede visionarla en su integridad, ni siquiera tres décadas después de su estreno.


Polémicas aparte, Lucio Fulci nos plantea una historia que posee cierto rigor narrativo, con una ambientación sórdida, mostrando el sexo como algo sucio y depravado, con unos personajes que no están exentos del pecado; las mujeres aparecen retratadas como seres lascivos; y los hombres como proxenetas, pandilleros y consumidores compulsivos de publicaciones pornográficas. Cabe decir también que el director romano utiliza la ultra-violencia de los asesinatos para captar la atención del espectador y lograr impactarlo. "El destripador de Nueva York" marcó un punto de inflexión en la filmografía de Fulci, ya que a partir de este título empezó su decadencia, perdiendo el toque que le hizo ganar, a partes iguales, fervientes seguidores como detractores.


Como dato curioso, cabe decir que el director estadounidense Quentin Tarantino admitió una vez ante la hija de Lucio Fulci haber visto 30 veces "El Descuartizador de Nueva York"; cuando ella se lo explicó a su padre (a su vez fan confeso de "Reservoir Dogs" [1992], opera prima de Tarantino), éste le contestó: "Cásate con este individuo inmediatamente". (4)


En síntesis, "El destripador de Nueva York" se podría definir como un "giallo crepuscular" en toda regla, un ejercicio de estilo con una atmósfera muy descriptiva en las escenas diurnas, convirtiendo a la ciudad de Nueva York en un personaje más; y además, es tremendamente sofocante y tenebrosa en las secuencias nocturnas, asimismo es una de las piezas más morbosas, grotescas y delirantes del gran Lucio Fulci.

PUNTUACIÓN: ★★





BIBLIOGRAFÍA:
(1) Wikipedia: Giallo.
(2) BBFC: Siglas de la British Board of Film Classification, oficina Británica para la Clasificación de Películas.
(3) Pantalla de Sangre, de Mike Hostench y Jesús Martí (Editorial Midons, 1996) ISBN: 9788489240162
(4) Lucio Fulci, Epifanías del horror, de Rubén Higueras (Editorial Scifiworld Entertaintment, 2013) ISBN: 9788493746056
Imágenes obtenidas:
http://www.filmaffinity.com/es/film399431.html
http://eloscurorincondelterror.blogspot.com.es/2017/04/el-descuartizador-de-nueva-york.html
http://ochenteromoderno.blogspot.com.es/2013/09/el-destripador-de-nueva-york-ny-ripper.html
http://mellamanmulo.blogspot.com.es/2012/01/el-destripador-de-nueva-york-lo.html
http://nightmaresboulevard.blogspot.com.es/2012/04/lo-squartatore-di-new-york-new-york.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld

Ya disponible el Nº3 de la Revista Westernworld
¿Te gusta el cine? ¿Te gusta el western? Más concretamente... ¿el Eurowestern? Pues estás de enhorabuena... porque ya se puede adquirir WESTERNWORLD #3 Primer especial de una trilogía sobre el Eurowestern. 310 Páginas a todo color con cantidad de material de coleccionismo junto a un meticuloso análisis del género. Numerosos meses de trabajo y años de coleccionismo para llevar a cabo esta revista, la cual no sería posible sin la colaboración de profesionales como: Juan Pablo Campelo (su creador), Javier G. Romero, Miguel Angel Plana Fernández, Carlos Díaz Maroto, James Wallestein, José Abad, Dani Morell, Lucia Perez García, Dario Lavia y un servidor Oscar Vela "Mastí". SOLO VENTA POR CORREO. Info. y pedidos: westernworldspain@gmail.com