martes, 25 de julio de 2017

El último virrey de la India. Una película de Gurinder Chadha.

La Partición de la India en 1947 siempre ha formado parte de la vida de Gurinder Chadha. La realizadora británica de origen punjabí nació en Nairobi (Kenia) y se crió en el oeste de Londres. A pesar de estas circunstancias, ella se describe a sí misma como alguien que creció "a la sombra de la Partición" ya que nació 13 años después de que el controvertido Plan Mountbatten trazara una línea irregular a través del noroeste de la Unión de la India, que acababa de independizarse, para crear el Dominio de Pakistán. 

Sus antepasados vivían en las estribaciones del Himalaya, que ahora está en el lado paquistaní de la frontera. Sus abuelos vivieron los disturbios provocados por la violencia sectaria que se desencadenó entre la minoría musulmana de la India (muchos de los cuales ansiaban tener su propia patria) y la mayoría hindú y sij. El resultado de aquel enfrentamiento fue la mayor crisis de refugiados de la historia de la humanidad. En la gigantesca diáspora, unos 14 millones de personas fueron desplazadas durante la Partición. Murieron cerca de un millón. La independencia de la India fue motivo de grandes celebraciones, como lo fue la fundación de Pakistán para millones de musulmanes. Pero el proceso causó terribles sufrimientos en la población hindú, musulmana y sij”.


Como guionista y directora, Chadha ha contado en varias ocasiones su experiencia personal como mujer británica de origen punjabí, haciendolo en películas intensas y muy populares, desde su debut en 1993 con "Bhaji en la playa" a su éxito de taquilla "Quiero ser como Beckham". Como realizadora, siempre había querido evitar este aspecto trágico de sus antecedentes culturales y familiares porque, como ella dice, "era demasiado oscuro, demasiado traumático”.


Después, en 2005, participó en el programa sobre genealogía familiar de la BBC, "¿Quién crees que eres?", con el que regresó a su patria ancestral. “Yo tenía muchas reticencias sobre Pakistán", recuerda ahora. "En el programa, cuando llego a Pakistán, digo que prefiero referirme al país como ‘la India previa a la Partición’. Pero fui a Jhelum en busca de la casa de mi abuelo y al final la encontramos con ayuda de las personas que ahora viven allí”. A Chadha le impresionó el calor y la generosidad de los paquistaníes que conoció. “Pero lo más conmovedor fue que cuando conocimos a todos esos ancianos, les preguntaba: "¿Cuánto tiempo lleva viviendo aquí? ¿Conocía a mi abuelo?" Y todos me decían: "Bueno, yo llegué en el 47". Así que comprendí que toda una comunidad sij había sido expulsada de Pakistán y sustituida por otra comunidad, al igual que esa nueva comunidad musulmana había sido expulsada de la India y de sus propios hogares ancestrales. Eso me recordó el verdadero significado de la Partición”.

Fue entonces cuando Chadha se dio cuenta de que debía hacer frente a sus miedos y hacer su película sobre la Partición. “Decidí que quería hacer una película sobre lo que yo llamo "La Partición de la Gente", explica. “No sólo quería averiguar por qué se produjo la Partición y analizar las disputas políticas entre las figuras públicas, también quería que el público comprendiera el impacto que tuvo la Partición en la gente corriente".


Así que a Chadha se le ocurrió la idea de situar su historia en la Casa del Virrey, la sede del gobierno Raj británico en Delhi, para crear una "visión de la Partición parecida a la serie de televisión 'Arriba y Abajo'". Se centraría en las negociaciones que discurrían 'arriba' entre Lord Mountbatten, el último Virrey de la India y los líderes políticos del país, Nehru, Gandhi y Jinnah, entremezclándolas con historias de indios que estaban 'abajo', en las dependencias de los criados (sus esperanzas y temores sobre cómo esas negociaciones afectarían a sus propias vidas). 

“En la película (titulada "El último virrey de la India", protagonizada por Gillian Anderson y Michael Gambon, y que desde el pasado viernes 21 de julio está disponible en las carteleras españolas) la Casa del Virrey es casi un personaje por derecho propio", dice Chadha "La diseñó Lutyens y su construcción duró 17 años.  Su imponente arquitectura era la expresión misma del poder imperial, y su intención era intimidar. Estoy segura de que cuando se terminó en 1929, nadie podía imaginar que en menos de 20 años se convertiría en la sede de la Presidencia y la residencia del primer Presidente de la India… ¡Y sigue siendo la mayor residencia de un jefe de Estado de cualquier parte del mundo!


A medida que Chadha iba desarrollando la forma de contar su historia, contactó con Cameron McCracken (Productor Ejecutivo y Director Gerente de Pathe en el Reino Unido) para que la ayudara a impulsar el proyecto. Fue McCracken quien consiguió la colaboración de la BBC, el BFI, Ingenious y de la co-productora y co-financiera india, Reliance, que es la empresa audiovisual más grande de la India. Deepak Nayar también se unió al proyecto como jefe de producción. Esta combinación de patrocinadores británicos e indios brindó a Chadha la oportunidad de hacer el tipo de película que le había gustado desde niña pero que hace tiempo que ya no se hace: una epopeya histórica británica. Salvando las distancias, Chadha considera que su película se sitúa en la tradición de "Pasaje a la India" (1984) de David Lean y "Gandhi" (1982) de Richard Attenborough, salvando las distancias evidentemente.

“David Lean siempre ha sido uno de mis realizadores favoritos", afirma la directora. "Me encantan esas grandes películas británicas de estilo épico. Es una pena que ya no hagamos ese tipo de cintas épicas y populares porque en cierto sentido nos ayudan a comprender lo que somos como nación. Nos cuentan lo que somos al relatar el pasado, se adentran en nuestra historia y nos ayudan a comprender nuestro presente. Y eso es exactamente lo que quería lograr. Quería llegar al mayor público posible y recordarle este acontecimiento extraordinariamente importante que ha caído en el olvido”. Pero aunque la película está en la misma tradición que otras películas Raj, la cinta de Chadha tiene un punto de vista muy diferente. Chadha es la primera directora asiático-británica que analiza el papel de los británicos en la India.


“Al crecer en Inglaterra, la narrativa histórica que me enseñaron es que en 1947, después de una larga lucha por la libertad dirigida por Gandhi, los británicos querían entregar la India, así que enviaron a Mountbatten para hacerlo. Fue entonces cuando nos pusimos a luchar entre nosotros". Y continúa diciendo: "Por eso Mountbatten no tuvo más remedio que dividir el país. Así que en cierto modo la violencia que hubo en la Partición fue culpa nuestra. Esa es la versión de la historia que se cuenta en la emblemática película 'Gandhi' de Attenborough. Ahora bien, si analizamos los hechos comprobaremos que es una interpretación muy sesgada”.
  
 “Después de 200 años de ocupación británica de la India, los indios se unieron contra sus gobernantes británicos en el motín de 1857 o Primera Guerra de la Independencia, según el libro de historia que leas. Los británicos recuperaron el control, pero se sorprendieron por la fuerza de los rebeldes y aplicaron la política imperial británica de 'dividir para reinar'. Así se sembraron las semillas de la segregación entre hindúes y musulmanes. 

La película comienza con la cita de Winston Churchill: "La historia la escriben los vencedores”.

“Mi intención es averiguar cómo alguien como yo puede, basándose en nuevas evidencias históricas, explorar una narrativa histórica alternativa a lo que me habían enseñado de niña”.


Cuando el control británico sobre la India comenzó a debilitarse, el conflicto estalló en el creciente vacío de poder y los británicos aceleraron su salida. Puede que estuvieran convencidos que así se mitigaría la violencia o tal vez sólo querían huir del desastre que habían creado. También es posible que el motivo fuera completamente diferente, y es que el Imperio ya no tenía sentido en el mapa del mundo de la posguerra.”

Además de ser un producto de la Partición, Chadha también es una antigua periodista de la BBC que siempre ha sentido una gran responsabilidad a la hora de investigar los hechos sucedidos. Así es como la elaboración del guión de "El último Virrey de la India" se convirtió en un viaje de autodescubrimiento. 

Fuentes:
Pressbook e imágenes cortesía de Wandavision

1 comentario:

  1. Película interesante sobre los desmanes del colonialismo, que nunca piensa en los pueblos que conquista, sólo piensa en los beneficios de la metrópoli.

    ResponderEliminar