viernes, 13 de octubre de 2017

Crítica de "Blade Runner 2049", de Dennis Villeneuve

LA ODISEA EXISTENCIALISTA DEL AGENTE K

Cuando nos ponemos a pensar y analizar una película como "Blade Runner", es hacerlo sobre una de las cumbres del cine de ciencia ficción. (1) Aunque no fue reconocida en su momento, habiendo una división de la crítica y público, pues recibió críticas contradictorias de parte de la prensa especializada. Unos se mostraron confundidos y decepcionados de que no tuviese el ritmo narrativo que se esperaba de una película de acción, mientras que otros apreciaban su complejidad temática. Por el contrario, esto no le impidió lograr algunas nominaciones a los Oscar y cosechar algunos premios, entre los cuales destacan los 3 premios BAFTA en 1983. (2) Sin embargo, su escaso rendimiento en la taquilla estadounidense la convirtió en un fracaso comercial importante en su país, pero es necesario apostillar que logró un gran éxito en el resto del mundo. 



En consecuencia, la película se convirtió en la favorita de los cinéfilos y del mundo académico, ganando rápidamente el título de película de culto. Fue tal su éxito como cinta de alquiler en los videoclubes, debido parcialmente a que la película se enriquecía al verla más de una vez, que fue elegida como una de las primeras en ser estrenadas en formato DVD. Se debe agregar también, que ha sido ampliamente aclamada como un clásico moderno por su lograda ambientación en referencia a sus revolucionarios efectos especiales, al mismo tiempo que por adelantarse en plantear temas y preocupaciones fundamentales para el siglo XXI. De manera análoga, está considerada como una de las películas más influyentes de todos los tiempos, debido a su ambientación detallada y original, que sirve como un hito visual postmoderno con su descripción realista de un futuro en decadencia; además, permitió poner a Philip K. Dick en la mira de Hollywood y desde entonces muchas películas se han inspirado en su obra literaria. (3)



A pesar de que en la actualidad "Blade Runner" está considerada como una de las mejores películas de todos los tiempos, cabría decir que el rodaje de la misma atravesó muchos problemas. Por ejemplo, se dice que Harrison Ford no le caía bien la coprotagonista, Sean Young; al igual que Ford y Scott no congeniaban, llegando a confesar el actor que fue una de sus experiencias laborales más duras y frustrantes de su carrera. Hay que mencionar también que las tensiones culturales estuvieron patentes en el rodaje desde el primer día. Ridley Scott estaba acostumbrado a la idiosincrasia de los técnicos ingleses, pero en 'Blade Runner' tuvo que adaptarse al rígido esquema laboral estadounidense. Los trabajadores americanos terminaron hastiados del cineasta, ya que no eran inusuales las jornadas de trece horas y el temperamento de Scott tuvo colgando de un hilo a buena parte de los técnicos, que sufrían despidos constantes. Después de unas declaraciones de Scott a un medio inglés en las que criticaba las faltas de respeto de los estadounidenses, que no le respondían "Sí, gobernador", algo que sí hacían los ingleses. Entonces los técnicos, en tono jocoso, se hicieron camisetas en las que ponía "Sí, gobernador, mis cojones" (Yes gov'nor my ass!). Scott no cedió e imprimió su propia camiseta, en la que se podía leer "La xenofobia apesta" (Xenophobia stinks). Ambos bandos comprendieron el carácter bromista de la disputa, que alivió ligeramente las tensiones. A su vez, el equipo técnico no fue el único descontento con el trabajo de Scott, porque los ejecutivos tampoco se alegraron de que se rebasara el presupuesto estipulado. Por esa razón los productores ejecutivos Bud Yorkin y Jerry Perenchio despidieron a Scott y al productor Michael Deely cuando terminaron el grueso del rodaje. Más adelante, permitieron regresar a Deely y Scott, pero Yorkin y Perenchio mantuvieron la voz cantante en el proceso de edición. Aquí surgió la primera gran disputa: la controvertida voz en off. Tras dos proyecciones fatídicas, en las que el público no alcanzó a comprender el complejo contenido, los productores decidieron añadir un narrador que explicara literalmente lo que estaba sucediendo, además de un final más complaciente. A Scott no le molestaba la idea de la voz en off, pero sí el estilo que se había tomado, esclareciendo en demasía cada situación en vez de permitir reflexionar a Deckard. (4) Todo ello ocasionó presiones tanto de la productora, como de los guionistas y su director Ridley Scott, con motivo de las diferentes interpretaciones que tenía cada uno de esta magna obra, desencadenando a que existan hasta la fecha siete montajes distintos del filme, los cuales cinco de ellos vienen recogidos en la maravillosa edición del coleccionista que salió en un estuche o maleta metálica, con la friolera de cinco discos cargados de numerosos extras y  las mencionadas versiones del filme. 



El primero y más curioso de todos ellos sería el conocido como "Workprint", que se trata del primer montaje o borrador de prueba, sin la música de Vangelis, mala calidad de imagen y sin el final feliz; asimismo, existe otro montaje previo a su estreno, el proyectado en la 'preview de San Diego', teniendo como única singularidad tres planos que no aparecen en ninguno de los montajes existentes. Luego se encuentran las versiones que se estrenaron en la gran pantalla, conocidas como el "Montaje original" y el "Montaje internacional", que como principal característica tienen la repudiada por muchos 'voz en off' de Harrison Ford, que se alejaba de la visión original de Scott. El narrador explica la historia y crea una estructura más simplista; en cambio, cabe destacar que recuerda mucho más a las películas noir en las que se inspira, ya que Deckard emite varios pensamientos expositivos que guían al espectador, a través de un mundo menos abierto a la interpretación que en otras versiones. El montaje internacional, o también conocido como la versión sin cortes, incluye escenas de acción más violentas que en la versión original (insertadas en el "Montaje final" de 2007). Hay que añadir que existe una versión para la televisión estadounidense, que fue editada por la compañía de televisión CBS con el fin de rebajar el nivel de violencia, blasfemias y los desnudos femeninos. (5) A título personal, tanto la versión original como la internacional son las que más me gustan, pero para gustos... disgustos. 



Por otro lado, están el "Montaje del director" que salió en 1992 y el "Montaje Final" de 2007, que se acercan más a la percepción que tenía Scott de la película. Sobre el conocido "Director's Cut" decir que se originó en 1990, cuando algunos cines estadounidenses lograron conseguir una copia no autorizada del comentado 'Work cut' (o primer borrador de ‘Blade Runner’). Estas proyecciones se justificaban gracias a la categoría de culto que la película ya se había ganado desde su lanzamiento en VHS. Este resurgimiento y la disconformidad de Scott con la calidad de las copias alentaron al estudio para perseguirle para que aprobara el montaje del director. Pero, a pesar de que esta versión de la película fue autorizada por Scott, no fue obra suya; es decir, el británico no trabajó directamente, sino que fue fruto de la colaboración entre Michael Arick, que estuvo a cargo de la película original, y Les Healy, también asistente en aquella. Ambos trabajaron minuciosamente sobre unas notas detalladas por Scott. El resultado final tiene tres diferencias principales con los montajes de los ochenta, siendo lo más destacable la eliminación de la voz de Deckard, que cambia completamente el ritmo y hasta la estructura de la película, transformando la experiencia en un extenso ejercicio de narración lenta y muy visual. También incluyó nuevas imágenes que reavivarían uno de los grandes debates del fandom, siendo aquella escena que contenía fragmentos de un sueño de unos segundos, con imágenes de un unicornio que daba oxígeno a la teoría de que Deckard era realmente uno de los androides (o replicantes) que él mismo está cazando. Por último, añadía un final actualizado, mucho más ambiguo y enérgico, empujándola definitivamente de cine de culto al clásico que nadie (o casi nadie) cuestiona hoy en día. 



Por otra parte, el "Final Cut" de 2007 le dio al director el control creativo total y, junto a al restaurador Charles de Lauzirika, creó lo que él consideró la versión definitiva de su trabajo. Si bien la pareja comenzó a ensamblarla en el 2000, tuvieron que pasar siete años y unas cuantas batallas legales, hasta que Warner Bros obtuviera los derechos de distribución. Esta versión mantiene todos los cambios principales del montaje del director, pero partiendo de un metraje completamente restaurado que no pudo ser utilizado en los noventa, debido a su mala calidad. Se reconstruyó la ahora famosa secuencia de sueño con un unicornio, que nunca se había visto completa en ninguno de los otros cortes, reafirmando más la idea de que Deckard era replicante. Así mismo, hubo una restauración completa de la icónica banda sonora electrónica de Vangelis que le dio a la película una nueva profundidad. (6)



Llegados hasta este punto, y pensándolo bien y analizándolo todo en frío, pienso que "Blade Runner 2049" no supera a su homólogo original; sin embargo me ha parecido mejor película. Soy consciente de que es un razonamiento ambiguo (y un tanto polémico, por qué no decirlo), pero tiene su explicación. En primer lugar, huelga decir que "Blade Runner" de Ridley Scott es un hito del cine de ciencia ficción (además de una de las grandes películas de la historia del cine), debido a que se adelantó mucho a su tiempo, sobretodo en su parte visual; de hecho, a pesar de haber numerosas versiones de ella (como os he comentado en un principio), en cualquiera de ellas su factura técnica y visual es impresionante. De igual modo, hay que mencionar que fue precursora del 'cyberpunk', siendo muy influyente en la cultura popular, ya que ha servido como patrón e inspiración para sucesivas obras cinematográficas y programas televisivos, entre los que podemos mencionar a "RoboCop", "Johnny Mnemonic", "El quinto elemento", "Dark Angel", "Matrix" y "Batman"; de hecho, antes de comenzar a rodar "Batman Begins", el director Christopher Nolan realizó una exhibición privada de "Blade Runner" a su equipo de filmación y les dijo: "Así es como vamos a hacer la película". Hay que mencionar que también ha tenido gran influencia en el anime japonés, siendo ejemplo de ello "Ghost in the Shell", "Armitage III", "Ergo Proxy", "Cowboy Bebop", "Akira" y "Bubblegum Crisis". Y por su parte, la banda estadounidense de rock My Chemical Romance creó para su álbum "Danger days: the true lives of the Fabulous Killjoys" una temática ambientada en el mismo lugar y año que la película, y han señalado que 'Blade Runner' fue 'una gran inspiración' para el disco. (7)



Como veis, "Blade Runner" (en este sentido) es mejor por su importancia dentro del género, por su factura visual y su estilo cyberpunk; no obstante, si nos paramos a pensar detenidamente en su argumento, se podría afirmar que es sencillo (aunque muy bien escrito y efectivo, claro está). Me explico. A pesar de estar basada en la novela corta y existencialista de Phillip K. Dick "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", se trata de una adaptación bastante libre, quedándose más con su argumento puramente noir genuino y dejando en la superficie el tema filosófico de la novela. Esto es, sin lugar a dudas, el corazón de la película, pues contiene y explora convenciones tales como la mujer fatal (interpretada de forma magistral por Sean Young), la narración en primera persona a lo Raymond Chandler (voz en off que no se encuentra en versiones posteriores) y la cuestionable perspectiva moral del héroe (extendida aquí para incluir el lado humano del personaje), así como la cinematografía oscura y sombría. En esta nueva secuela, su premisa es mucho más compleja (aunque no tan bien escrita como en el original), ya que profundiza con todas las consecuencias en la moralidad de cada uno de los personajes. Es cierto que ninguno posee un momento de brillantez individual, como la célebre escena de "Cómo lágrimas en la lluvia..." a cargo de un Roy Batty a punto de morir, interpretado por un impresionante Rutger Hauer en el mejor papel de su carrera, que por otro lado, cabe señalar que fue totalmente improvisada por el actor neerlandés; pero la historia en su conjunto es mucho más completa, ya que se nutre de lo narrado en el clásico para ahondar en cada una de las inquietudes de los personajes (como os he comentado antes), teniendo cada uno de ellos un arco narrativo bien definido y espacio para poder llevarlo a cabo (aunque solo salgan en una escena, como Dave Bautista). A su vez, potencia el lirismo y se despoja de ese tono de cine negro imperante en el original, dado que solo conserva su pausado ritmo narrativo. Y por supuesto, amplia de sobremanera su magnífico universo. Cuando la veáis lo entenderéis, ya que he intentado no desvelaros nada de su argumento, puesto que se trata de una película para disfrutarla en la pantalla grande y con todas sus numerosas sorpresas intactas, como ese maravilloso final que tanto ha dado que hablar.



Centrándonos en el maravilloso plantel de actores, cada uno de ellos tiene el espacio suficiente para poder desarrollar y perfilar su arco narrativo. Ryan Gosling está magnífico como protagonista de la función, siendo el blade runner encargado de la investigación del nuevo caso. Jared Leto, a pesar de que tiene poco tiempo en pantalla, encarna al nuevo magnate de la Tyrell Corporation. Sylvia Hoeks y Robin Wright dan vida a la perfección a la implacable villana de la función y a la jefa del departamento de policía, respectivamente. Hasta Harrison Ford tiene su momento en la trama, concretamente en la segunda parte del filme, trascendiendo del mero personaje icónico, en el cual tiene momentos en los cuales puede desarrollar su interpretación dramática del personaje. No obstante, el nombre propio que se eleva sobre el resto es el de una sensacional Ana de Armas. La actriz española de origen cubano se consolida en Hollywood a lo grande, realizando una interpretación que puede reportarle numerosos premios y nominaciones. En los momentos que comparte plano con Gosling lo supera ampliamente, convirtiéndose en una auténtica 'roba-planos' excepcional. Su encarnación de la novia holográfica del agente K con inteligencia artificial, guarda ciertos puntos en común con la sensual voz del sistema operativo que tenía el personaje de Joaquin Phoenix en "Her" (Id., Spike Jonze, 2013); y además, cabría decir que quedará en nuestro recuerdo para siempre. Absolutamente fantástica.



Sin nada más que añadir, me gustaría concluir diciendo que "Blade Runner 2049" es más que una secuela, es una película que roza la obra maestra, que en algunos aspectos supera a su homólogo original, expandiendo de maravilla el universo creado por Phillip K. Dick y Ridley Scott, y confirmando a su director Dennis Villeneuve como uno de los cineastas más destacados de su generación. A sus pies, maestro.



LO MEJOR: TODO: Una factura visual impresionante; un plantel de actores en estado de gracia, sobretodo una sensacional Ana de Armas; la dirección de Villeneuve; y la complejidad que rezuma su argumento, con homenajes y guiños constantes al gran clásico de Scott y la virtud de expandir de sobremanera su universo.

LO PEOR: Nada.

PUNTUACIÓN: ½


BIBLIOGRAFÍA:

(1) Blade Runner (Ridley Scott, 1982) es una de las grandes obras del género, todo un hito del cine de ciencia ficción, como también lo son "Le Voyage dans la lune" (Georges Méliès, 1902), "Metrópolis" (Fritz Lang, 1927), "La invasión de los ladrones de cuerpos" (Don Siegel, 1956), "El planeta de los simios" (Franklin J. Schaffner, 1968), "2001: Una odisea del espacio" (Stanley Kubrick, 1968), "La guerra de las galaxias. Episodio IV: Una nueva esperanza" (George Lucas, 1977), "Alien, el octavo pasajero" (Ridley Scott, 1979), "Matrix" (Lilly y Lana Wachowski, 1999) y "Origen" (Christopher Nolan, 2010).

(2) "Blade Runner" obtuvo 8 nominaciones a los premios BAFTA en el año 1983: montaje, banda sonora, sonido, efectos especiales visuales, fotografía, diseño de producción y diseño de vestuario; los cuales ganó los tres últimos. Fuente: FILMAFFINITY: BAFTA 1983: Premios de la academia de cine británica (Películas de 1982): Blade Runner.

(3) WIKIPEDIA: Blade Runner.

(4) 1001 Películas que hay que ver antes de morir (Steven Jay Schneider, Editorial Grijalbo - ISBN: 84-253-3880-8) Reseña: Blade Runner (1982), de Joanna Berry. — E-CARTELERA: La guerra de las camisetas, el despido de Ridley Scott y otras curiosidades de 'Blade Runner'. (Escrito por Alejandro Rodera).

(5) WIKIPEDIA: Versiones de Blade Runner.

(6) ESPINOF: Explorando los diferentes montajes de ‘Blade Runner’: cuál hay que ver antes de la secuela. (Escrito por Jorge Loser).

(7) WIKIPEDIA: Blade Runner: Influencia. — BILLBOARD: My Chemical Romance's 'Danger Days' Track-By-Track. (Escrito por Jillian Mapes)— FORBES: Exclusive: Christopher Nolan Talks 'Batman Begins' 10th Anniversary. (Escrito por Mark Hughes).

Fuentes:
Cartel e imágenes obtenidas de la web Sensacine.
http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-197686/

© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras.
Sin ánimo de lucro. Las imágenes publicadas solamente tienen la finalidad de complementar este artículo.

Si os ha gustado esta crítica, os invito a que escuchéis el programa 4x06 del podcast "El Perfil de Hitchcock", en el cual reseñamos esta obra maestra. Además, también reseñamos "La maldición de la bestia", protagonizada por nuestro hombre lobo más internacional, Paul Naschy y su Valdemar Daninsky; y el clásico de Paul Thomas Anderson "Boogie Nights" (1997).



No hay comentarios:

Publicar un comentario