martes, 16 de enero de 2018

Crítica de "Star Wars: Los últimos Jedi", de Rian Johnson.

DEJANDO ATRÁS EL PASADO... MIRANDO HACIA NUEVOS HORIZONTES

La vida es un proceso de cambio constante. Los procesos de cambios vistos desde el punto de vista psicológico, son una evolución natural y necesaria para el ser humano... De no ser así, sufriríamos lo que se llama el estancamiento. Los cambios no siempre son aceptados de buen grado por algunos, pero sin lugar a dudas, son totalmente necesarios. (1) Empiezo con este principio básico de psicología porque me viene al pelo para reseñar la película que nos concierne, que no es otra que la fascinante y polémica a partes iguales: "Star Wars: Los últimos Jedi".

Rian Johnson (2) tenía una 'papeleta' realmente difícil. J.J. Abrams apeló demasiado a la nostalgia en el 'Episodio 7', hasta el punto de calcar a pies juntillas la estructura narrativa del primer filme de "La Guerra de las Galaxias" que un jovenzuelo George Lucas firmara a finales de los setenta. Entonces se podría afirmar que había cierto temor a que Johnson plagiara descaradamente "El imperio contraataca" en este octavo episodio; sin embargo, le ha dado un giro de 180 grados que ha levantado tanto pasiones como odios en los fans, pero lo que es seguro, es que no ha dejado a nadie indiferente.


El cineasta Rian Johnson dando instrucciones a Carrie Fisher en un lance del rodaje.
Cambios hay muchos... muchísimos, pero sin perder su esencia y personalidad, ya que por momentos evoca tanto al "Imperio contraataca" como al "Retorno del Jedi", pero sin caer en la mera copia. El mensaje que transmiten sus personajes está más que claro y se repite como un leitmotiv, del mismo modo que lo han hecho en estos cuarenta años las pegadizas y conocidísimas melodías del maestro John Williams... Romper contra lo establecido, desapegarse del pasado y mirar hacia el futuro, evidenciando un cambio de ciclo que por supuesto se antojaba ya necesario.



A decir verdad, para que negarlo, a mi me ha encantado... al nivel de considerarla como una de las mejores películas de este año pasado 2017. Como decía al principio, los cambios son necesarios, y aplicado a la saga galáctica por excelencia, después de nueve películas realizadas (contando el 'spin off ' "Rogue One: Una historia de Star Wars"), se agradecen y mucho. Un servidor ya estaba bastante cansado de que le contaran siempre la misma historia, por muy espectacular y muy bien hecha que esté. La saga sufría de un estancamiento total y alarmante... y todos los cambios que ha introducido su director Rian Johnson (que también se ha encargado del guión, con el beneplácito de J.J. Abrams y los productores), suponen un soplo de aire fresco que la saga necesitaba como el agua a los peces.



Me ha encantado ese Luke Skywalker pasado de vueltas y el descacharrante ladrón DJ encarnado por Benicio del Toro, así como lo bien desarrollados que están los arcos narrativos de Rey, Kylo Ren y Poe Dameron (interpretados por unos maravillosos Daisy Ridley, Adam Driver y Oscar Isaac respectivamente) que crecen muchísimo como personajes, cogiendo entidad propia e importancia en la trama; también me ha gustado que no hayan resuelto las incógnitas sobre el pasado de Rey, ni sobre el origen del malvado Snoke; he disfrutado muchísimo a partes iguales con cada aparición de las adorables alimañas que son los Porgs, así como con la espectacularidad de sus efectos especiales (impresionante el momento en el cual una nave parte en dos a otra a la velocidad de la luz, haciéndose un silencio de treinta segundos);  y también me ha calado el mensaje de esperanza de Rose, aquel que dice que "para ganar hay que salvar aquello que amas, más allá de destruir aquello que odias". Y qué decir de las luchas de sables láser, posiblemente las mejores que se hayan visto nunca en la gran pantalla.



Los clásicos están ahí y son inamovibles. Todas las películas posteriores, incluidas los episodios 1, 2 y 3, así como los 'spin offs' de los Ewoks (3) y todas las series y películas de animación que expande el universo galáctico tienen, han tenido y seguirán teniendo la finalidad de explotar la gallina de los huevos de oro. Entonces es inapropiado (y cansino también) decir a cada estreno de una nueva película de la saga galáctica, que su finalidad es la de sacar los cuartos al personal... ya que a decir verdad, todas las películas tienen esa finalidad, como productos que son.



Si me permiten, voy a contaros mi experiencia personal de las tres veces que he ido a verla en la gran pantalla. Sí, lo se... son más de los dos que le daban al 'renacuajo' del famoso anuncio de los yogures, pero es que la cosa ha ido de esa manera, con lo de las fiestas navideñas, la familia y tal. Bueno, vamos con la primera vez. Fue el primer día, en el preestreno que hicieron en el cine de mi ciudad a las 00:01 horas. Ese día fui con un grupo de amigos, todos ellos grandes fans de la saga galáctica, de esos que trascienden las meras películas y se conocen al dedillo todos los entresijos de ella, con su universo expandido en los cómics, cintas de animación y videojuegos varios, vamos. Tras terminarla, las reacciones de todos fueron muy positivas, considerándola por todos como una de las mejores de la saga. Por otro lado, la segunda vez que me aventuré a adentrarme en la galaxia muy muy lejana fue con mi hijo de doce años, concretamente la vimos en 3D, y sinceramente nos lo pasamos pipa, disfrutamos los dos como enanos; de hecho, mi hijo me confesó nada más terminarla que era una de las mejores películas que había visto en su vida... y a decir verdad, con eso de tener un padre cinéfago, es decir mucho, ya que ha visto muchas el chaval. Y por último, y no la menos importante, está la tercera vez que fui al cine a ver el rutilante episodio 8. Fue con mi primo, del cual debo aclarar que no es fan de la saga de Star Wars; de hecho, no se sabe nada de tal o cual personaje, ni de sus aventuras... ni siquiera había visto previamente el episodio 7. Así que tras terminarla, mi primo me confesó que había disfrutado mucho y que le había encantado la película. En resumidas cuentas, el Episodio 8 es una gran película, que funciona como una cinta para toda la familia, también como una buena película de ciencia ficción a secas (digámosle space opera) y por supuesto, como una gran película para los fans más acérrimos de la saga. Todo lo demás, ya son gustos y preferencias personales... y ya se sabe que nunca llueve al gusto de todos.



Antes de terminar, me gustaría aclarar una cosa.... que si no lo escribo, reviento. Una cosa es que te guste o no, y otra muy distinta es toda la vorágine de sandeces y gilipolleces que ha ido apareciendo desde que la cinta en cuestión aterrizara en las salas cinematográficas de todo el planeta. Se podría decir que en esta vida ya hay demasiados problemas, algunos de ellos verdaderamente serios y preocupantes, como para ir perdiendo el tiempo (que ya sabemos que disponemos de poco) en absurdas campañas varias de recogida de firmas virtuales para retirar, eliminar y demás estupideces la película de la saga y no se que más. Seamos serios. "Star Wars: Los últimos Jedi" es solamente una película, con el firme propósito de entretener al personal. Si no os gusta, hay muchos filmes más, y de diferentes características y géneros, para elegir. No perdamos el tiempo, ni malgastemos nuestras energías, en batallas insignificantes que no conllevan a nada. Lo dicho, seamos serios.


El director Rian Johnson bromeando con John Boyega y Oscar Isaac en el set de rodaje.
Con todo y en síntesis, "Los últimos Jedi" es una película notable, que marca un punto de inflexión en la saga galáctica... que aunque no llegue a la solemnidad de su trilogía clásica (ni falta que le hace), es un filme espectacular y completamente disfrutable. ¿Un consejo? Déjense de tantos prejuicios y fanatismos varios... y dejen salir a vuestro niño interior... no os arrepentiréis.



LO MEJOR: La valentía que derrocha su director y guionista Rian Johnson de romper con lo establecido y mirar hacia el futuro, que tanta falta le hacía a una grandilocuente saga galáctica con sus fórmulas prácticamente agotadas y repetidas hasta la saciedad.

LO PEOR: Que esos mismos cambios enfurezcan a algunos fans demasiado 'ciegos', y lleven a cabo campañas estúpidas sin venir a cuento; es decir, que no distingan entre lo que es realmente importante y lo que no. Solo es una película, seamos serios. 

PUNTUACIÓN: 


BIBLIOGRAFÍA:

(1) LA MENTE ES MARAVILLOSA: La vida es un proceso de cambio constante. (Escrito por Yamila Papa).

(2) Antes de encargarse de dirigir este 'Episodio VIII' de Star Wars, Rian Johnson tiene en su haber tres trabajos tras las cámaras, las estimables "Brick" (2005) "Los hermanos Bloom" (The Brothers Bloom, 2008) y "Looper" (2012); además, es necesario indicar que ha dirigido algunos episodios de esa obra maestra de la pequeña pantalla como es "Breaking Bad" (Vince Gilligan, 2008-2013). Fuente: IMDB: Rian Johnson.

(3) La guerra de las galaxias, una de las sagas cinematográficas de ciencia ficción más valoradas, ha expandido su mundo mucho más allá de lo que conocíamos hace unos años. La compra de Lucas Film por parte de Disney dio continuación a un catalogo que ya de por sí era extenso. Un mundo del cual siempre queremos saber más y que siempre tiene cosas para entretenernos. Debemos señalar que Rogue One no es el primer spin off de la aclamada saga espacial ya que existen varias anteriores, tales como "La aventura de los Ewoks" (Caravan of Courage: An Ewok Adventure, 1984) de John Korty y "La batalla del planeta de los Ewoks" (Ewoks: The Battle for Endor, 1985) de Jim Wheat y Ken Wheat. La aventura de los Ewoks o Caravana de Valor fue lanzada en 1984 para televisión, más precisamente para la cadena ABC. Dirigida por John Korty y con guión de George Lucas y Bob Carrau, esta historia nos ubica en el hogar de los Ewoks, la Luna de Endor... y nos relataba una aventura que sucedía entre "El Imperio Contrataca" y "El Retorno del Jedi". Por otro lado, "La batalla del planeta de los Ewoks" es una secuela directa de la antes mencionada, dirigida por los hermanos Jim y Ken Wheat y nuevamente con guión de George Lucas. Ambas cintas sirven para expandir el mundo Star Wars y darnos a conocer un poco más sobre la vida de estos pequeños bípedos que viven en la lejana luna de Endor. Si deseas saber más sobre estas películas, puedes hacer mediante el post de la web NEOTEO: Star Wars: El despertar de los spin-off. (Escrito por Santi Pecollo).

Fuentes:
Cartel e imágenes obtenidos de la web Sensacine.
http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-215099/

© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras.
Sin ánimo de lucro. Las imágenes publicadas solamente tienen la finalidad de complementar este artículo.

Si le ha gustado esta crítica, le invito a que escuches el programa 4x18 de nuestro podcast "El Perfil de Hitchcock", en el cual os hablo de esta última entrega de la saga galáctica; asimismo, también comentamos la cinta de terror ochentera "De origen desconocido" de George Pan Cosmatos, dentro de la sección 'Culto en la Noche' y el clásico del cine francés "La fortuna de vivir" de Jean Becker... NO SE LO PIERDA!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario