sábado, 10 de febrero de 2018

The Florida Project: Una mirada a la pobreza estadounidense.

El pasado viernes 9 de febrero se estrenó en las carteleras españolas "The Florida Project", una película de Sean Baker que recientemente ha sido nominada a los premios Oscar, concretamente para un Willem Dafoe que opta por tercera vez en su carrera como mejor actor de reparto, tras "Platoon" (1986) y "La sombra del vampiro" (2000).

La premisa de "The Florida Project", inspirada en hechos reales, se centra en Moonee (Brooklynn Prince), una niña que sueña con ir a Disney World; sin embargo, lo más cerca que ha estado del emblemático país de los sueños es en un motel de las afueras de Orlando (Florida), llamado Magic Castle Motel. Allí vive con su joven madre Halley (Bria Vinaite), una mujer soltera y a la deriva que se busca la vida siempre al borde de la legalidad. Moonee se pasa el día jugando con su amiga Jancey (Valeria Cotto) en este escenario donde el alcohol, las drogas y la prostitución son el telón de fondo. Lo más parecido que Moonee tiene a un padre es Bobby (Willem Dafoe), el gerente del motel, un hombre cauto y diligente que es un auténtico ángel guardián. Sin duda este promete ser un verano inolvidable para Moonee.


El cineasta Sean Baker y su equipo con Willem Dafoe y Bria Vinaite en el set de rodaje.
"Me gusta describir The Florida Project como un 'Our Gang' de nuestro tiempo", dice el co-guionista y director Sean Baker. "Esta obra, también llamada 'The Little Rascals', estaba compuesta por una serie de cortometrajes cómicos que produjo Hal Roach en los años 20 y 30, centrada en los niños que vivían en la pobreza durante la Gran Depresión. Su situación económica no era más que el telón de fondo: lo importante eran las aventuras de los niños."

Cuando el co-guionista y productor Chris Bergoch ayudaba a su madre en su mudanza a Florida, a menudo recorría la Irlo Bronson Memorial Highway, también conocida como US Highway 192, una de las principales carreteras que conducen a Walt Disney World Resort, el palpitante corazón económico de Florida. Pronto percibió que, en las propias puertas de Disney, las condiciones de vida no eran tan mágicas. Se sorprendió al darse cuenta de que muchos de los moteles que veía no alojaban a turistas, sino a familias enteras.


Los moteles están a ambos lados de la carretera, y muchos de ellos explotan la magia de Disney con adornos tales como piratas y castillos. Hace una década estaban llenos de turistas. Aún hay resquicios de esos días, como los establecimientos que cobran 35 dólares por un paseo en helicóptero, o las tiendas de souvenirs donde muchas camisetas de imitación lucen a las princesas más populares. Sobre eso Bergoch comenta: "Recuerdo que fue en 2011, cuando estaba de camino a EPCOT, y le hablé de esto a Sean... de estos niños que vi jugar junto a la carretera, a minutos del parque temático... No nos lo podíamos quitar de la mente. Elaboramos un esquema a principios de 2012 para tratar de encontrar financiación y poder llevar a cabo esta idea. Después, la producción de Starlet se hizo realidad, y pasamos de Florida a San Fernando Valley. Cada vez que regresaba a Orlando, pasaba por los moteles y la idea nunca se me iba de la cabeza. La situación de pobreza crecía y, paralelamente, también lo hacía la idea de contar una historia con este telón de fondo."

Starlet llevó a Tangerine, y una vez que la producción se completó en 2014, Baker y Bergoch revisitaron el esquema original. Baker comenta: "Lo diseccionamos, reordenamos las escenas, desechamos el final original, pero siempre supimos que queríamos contar la historia desde el punto de vista de un niño." Bergoch añade, "...Y cómo, a pesar de no poder pagar un billete al parque temático, ese joven personaje se divertía y vivía aventuras."


Como en todas sus colaboraciones, la investigación fue clave. Baker y Bergoch se sumergieron en el corazón de Kissimmee (Florida), viajando varias veces a la zona durante tres años, y alojándose en algunos de los moteles del US 192. Baker explica: "Siempre comenzamos a trabajar nuestras películas de la misma manera: preguntamos a la gente del barrio si quieren participar y, en ese caso, si tienen interés en compartir su historia de cuando vivían en los moteles."

El sueño de llevar 'The Florida Project' a la pantalla se acercó más a la realidad cuando June Pictures se unió al proyecto a principios de 2016. "Andrew Duncan y Alex Saks de June Pictures me dieron plena libertad creativa, y me apoyaron en todos los sentidos. Estoy muy feliz de que se incorporaran", afirma Baker.


"En enero de 2016 escuchamos hablar por primera vez del nuevo proyecto de Sean, simultáneamente a la creación de June Pictures", dicen Andrew Duncan y Alex Saks de June Pictures. "Habíamos estado hablando de los valores de nuestra nueva compañía, y ambos estábamos de acuerdo en que nuestra prioridad era apoyar a los cineastas que contasen historias diversas y significativas. Habíamos estado trabajando en un proyecto documental llamado 'Joshua: Teenager vs. Superpower', sobre un joven llamado Joshua Wong que defendía la democracia y los derechos humanos en Hong Kong. Nos sentíamos orgullosos, porque a través del documental estábamos llamando la atención sobre la injusticia social y política en todo el mundo, y tras hablar con Sean, nos dimos cuenta de que esta película nos daba la oportunidad de hacer lo mismo en Estados Unidos. Sean es un narrador único y talentoso, que crea mundos en la gran pantalla que viven y respiran de la misma manera que en la vida real. Sus personajes y su universo son poderosos y honestos. Crea ese tipo de arte que nos cuestiona, saca a flote nuestra humanidad y nos permite comprender mejor el mundo en que vivimos. Ha sido una experiencia increíble el trabajar con Sean y apoyar su visión en 'The Florida Project'."

Cuando pasó la primavera de 2016, y el tiempo para conseguir la financiación a tiempo era cada vez menor, el equipo comenzó a buscar a los actores principales. La nativa de Florida Brooklynn Prince respondió a un anuncio, y terminó interpretando a Moonee: "Estoy muy agradecido de que Brooklynn Kimberly Prince pasara casting para 'The Florida Project'. No sólo interpretó a Moonee; ella mejoró el personaje que estaba escrito. Es uno de los mejores actores, de cualquier edad, con los que he trabajado", elogia Baker, a lo que Bergoch añade: "En el momento en que entró en aquel cuarto, recuerdo haber mirado a Sean y a Shih-Ching (Tsou)... Tenían la misma mirada de sorpresa. Brooklynn era la Moonee que llevábamos viendo en nuestra mente durante años, y ahí estaba, cobrando vida ante nuestros ojos."


La co-protagonista, Valeria Cotto, es un ejemplo más del proceso de casting nada convencional que Baker emplea. "Siempre hay algo de casting de calle en mis películas, y el descubrimiento del que estoy más orgulloso en esta película es Valeria Cotto. Una noche la vi, a ella y a su madre, en una tienda de Kissimmee Target. De Valeria me llamó la atención su vibrante pelo rojo. Le di a su madre mi tarjeta, y recé para que me llamara y pudiera hacer una audición con su hija. Lo hizo, y Valeria consiguió el papel de la mejor amiga de Moonee Janceydice Baker.

Baker, Bergoch y sus compañeros productores Shih-Ching Tsou y Kevin Chinoy vieron a niños de toda Florida. Christopher Rivera hizo la audición cuando vivía con su familia en uno de los moteles de la Ruta 192, y clavó al niño, el amigo de Moonee Scooty. Al igual que hizo con 'Tangerine', donde lanzó casting desde varias redes sociales como Vine, Baker usó Instagram más tarde, durante el proceso de casting. Fue allí donde Bria Vinaite le llamó la atención. "Había algo diferente que hacía que Bria destacase entre otros miles de Instagramers. No se tomaba en serio a sí misma. Resultaba despreocupada y muy divertida, las cualidades que teníamos en mente para el personaje de Halley. Ella voló a Florida para conocer a los niños que habíamos escogido. Improvisamos algunas escenas y, al final del fin de semana, estaba seguro de que podía aportar algo único y fresco al personaje."


"Cuando leí el guión por primera vez, lloré. Sentí una gran conexión con Halley", revela Bria. "Fue una experiencia hermosa traerla a la vida. Aprendí mucho de todo aquello y una parte de Halley siempre vivirá dentro de mí."

Finalmente, tuvo lugar el casting de Bobby, el director del Magic Castle Motel, y guardián en la sombra de los residentes del motel. "Soy muy afortunado de haber tenido la suerte de trabajar con Willem. No sólo su actuación fue increíble, sino que estaba dispuesto a experimentar y a ayudar a encontrar el personaje. Muchas de sus escenas son con actores y no profesionales por primera vez y él logró mezclarse con caras frescas, sin dejar de fundamentar los momentos con su dominio del arte", dice Baker.

Para lograr las imágenes vibrantes de la película, Baker pidió al galardonado director de fotografía, Alexis Zabé, que se uniera a 'The Florida Project'. Zabé describe la estética como "un helado de arándanos con un toque agrio".


Para concluir, Baker espera que su nueva película emocione al público por medio del humor y la nostalgia: "Quiero que los espectadores se rían, amen y abracen a estos personajes, y que cuando vuelvan a casa, se metan en Internet para investigar cuántas familias y niños estadounidenses viven en moteles por todo el país. Eso sería mágico."

Fuentes:
Texto extraído del Pressbook.
Pressbook e imágenes cortesía de © Diamond Films
https://image.net  By © Getty Images

© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras.
Sin ánimo de lucro. Las imágenes publicadas solamente tienen la finalidad de complementar este artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario