viernes, 30 de agosto de 2019

Cine y Cocina: Las mejores películas sobre gastronomía.


Recientemente ha aterrizado en las carteleras españolas "El cocinero de los últimos deseos", una película dirigida por el cineasta japonés Yōjirō Takita y que nos relata la historia de un cocinero de talla mundial llamado Mitsuru Sasaki. En relación con la gastronomía, cabe decir que siempre ha estado muy presente en el mundo del cine. Las escenas en torno a los fogones, ya sea del hogar o de un restaurante, han sido un tema recurrente desde los inicios del séptimo arte, y mucho más ahora, cuando la gastronomía está tan de moda en todo el mundo.

La cocina son olores, sensaciones, emociones... de ahí que no sea de extrañar que el mundo del cine beba en numerosas ocasiones de esta fuente inagotable. El número de películas cuyo 'ingrediente' principal es la cocina es enorme y nos resultaría imposible hacer un recorrido por todas ellas sin dejarnos alguna en el cajón. Por eso, y aprovechando el reciente estreno de la fantástica película japonesa, hemos querido realizar una pequeña selección sobre algunas de las mejores películas sobre el mundo de la cocina, para que tu 'yo' gastrónomo y cinéfilo disfrute al máximo.


TAMPOPO (Id., 1985) de Jūzō Itami

Empezamos con esta extraña comedia japonesa de la que es fácil empaparse, llena de elementos curiosos y con un tono desenfadado. Su argumento gira en torno a un camionero y su compañero que prueban la sopa de una viuda, y al ser de las peores que han comido nunca, la cocinera les pide ayuda para mejorar en la elaboración de la sopa, con el propósito de buscar la receta maestra. Una historia sencilla pero trufada de intrahistorias, donde van desfilando pintorescos personajes que le imprimen un clima bastante optimista, todo ello con el telón de fondo del amor platónico entre el maestro y la alumna, una historia de amor de miradas dulces y entrañables. Así como el amor por el ramen, en el que también nos muestra desde la manera de comerse los fideos, cómo beberse la sopa, los ingredientes que lo componen, sean vegetales o cárnicos, hasta abarcar todo lo que tiene que ver con la gastronomía específica japonesa. En "Tampopo" no hay cocinas occidentales, nuestra protagonista trabaja en dos metros cuadrados. No se parece en nada a una cocina de grandes chefs europeos, pero tiene su encanto.

EL FESTÍN DE BABETTE (Babettes gæstebud, 1987) de Gabriel Axel

Basado en un cuento de Isak Dinesen (misma autora de la novela "Memorias de África"), y ganador del Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1987, este clásico danés cuenta la historia de Babette que, huyendo de la guerra civil que se está produciendo en París (en el siglo XIX) llega a una remota aldea de Dinamarca donde domina el puritanismo y una rígida educación. Allí gana un premio en la lotería y se propone agradecer la acogida que le ha brindado el pueblo, preparando una opulenta cena con los mejores platos y vinos de la gastronomía francesa. Aunque todos aceptan el regalo, se ponen de acuerdo para ser recatados durante la velada en función de esas rígidas normas a las que están acostumbrados. Pero… ¿lo conseguirán? ¿O Babette y su gastronomía cambiará sus vidas? Desde luego, ninguna película ha reflejado mejor el amor a la cocina, al placer de la comida y la bebida. Hedonismo en tu mesa.

EL COCINERO, EL LADRÓN, SU MUJER Y SU AMANTE (The Cook, the Thief, His Wife and Her Lover, 1989) de Peter Greenaway

El cocinero, el ladrón, su esposa y su amante: su titular es una sinopsis en sí misma. La premisa se centra en Albert, el sádico dueño de un restaurante. Su fuerte carácter y las tiránicas formas que aplica en el trabajo hacen que todos los empleados estén sometidos a un continuo régimen de esclavitud, incluida su esposa, Giorgina, a quien ridiculiza. Una excelente interpretación de Michael Gambón (que obtuvo el premio al mejor actor en el Festival de Sitges) y Helen Mirren forman parte de este paranoico sueño de Greenaway, en el que se dan rienda suelta al sexo, las filias, el terror, la culpa y los excesos. Todo ello recubierto por un ambiente muy 'creepy' y sentados en torno a la mesa. Una inclasificable, interesante y excesiva película no apta para paladares sensibles.

COMO AGUA PARA CHOCOLATE (Id., 1992) de Alfonso Arau

Este filme combina a la perfección amor y gastronomía, una de las grandes recetas para elaborar una película de éxito. Ambientada en México a principios del siglo XX, "Como agua para chocolate" nos narra la historia de unos jóvenes enamorados que deben renunciar a su amor porque la madre de ella decide que, al ser la menor de sus hijas, está obligada a quedarse soltera para cuidar de ella durante toda su vida, y especialmente cuando llegue a su vejez. La joven le obedecerá, pero el amor de su juventud no lo puede olvidar tan fácilmente. Entre los olores y sabores de la cocina tradicional mexicana, nuestra protagonista sufrirá durante muchos años por un amor que perdurará más allá del tiempo. Esta fantástica historia de realismo mágico está basada en el libro homónimo escrito por Laura Esquivel, con la cual batió todos los récords de ventas en su país.

COMER BEBER AMAR (Yin shi nan nu, 1994) de Ang Lee

"Comer beber amar" es una de las mejores películas de Ang Lee; y se desarrolla en la mesa. En esta agridulce comedia vemos la cocina como metáfora de la ruptura de dos generaciones. Por un lado Chu (célebre chef de Taipei) y por el otro sus tres hijas: Jen, Chien y Nin, muy distintas entre sí pero con algo en común: la rebeldía. Dos maneras diferentes de ver el mundo (y la cocina) y claro: problemas... una gruñona viuda se muda al apartamento de al lado, alguien se queda embarazada, alguien cae en una profunda depresión, alguien muere y alguien encuentra el amor verdadero. Con este largometraje Lee volvió a su Taiwán natal para contar otra historia de sentimientos y emociones. Una filosofía emplatada con el mejor aliño.

BIG NIGHT: UNA GRAN NOCHE (Big Night, 1996) de Stanley Tucci y Campbell Scott

Como si se tratase de un plato delicioso de cocina tradicional elaborado con los ingredientes más sencillos, la ópera prima del neoyorquino Stanley Tucci se cuece a fuego lento. El ritmo pausado y constante no lastra la acción, que en gran parte de la obra transcurre dentro del restaurante. De este modo, los acontecimientos se desarrollan a partir de los personajes principales y una amplia gama de secundarios de lujo, entre los que destacan Ian Holm, Isabella Rossellini, Minnie Driver y el cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony. Su argumento nos trae a dos hermanos que viajan desde Italia hasta New Jersey, con el objetivo de abrirse camino en la vida gracias a un restaurante de auténtica y selecta comida italiana. La suerte no les acompaña y las deudas les asedian, por lo que deciden contratar a un gran músico de jazz en quien depositan su esperanza de sacar a flote el negocio. La noche se presenta muy bien y todo está preparado para la gran actuación, pero algo inesperado ocurre y el artista no se presenta. Después de ver esta comedia sólo querrás cocinar. Así es esta película. Una delicia para el paladar sin deconstrucciones inverosímiles.

CHOCOLAT (Id., 2000) de Lasse Hallström

Preciosa película que nos habla de las emociones vinculadas a los sabores y de cómo la pasión por la cocina puede con todo. La historia transcurre en el año 1959 en A Lansquenetun pequeño pueblo francés donde sus habitantes son muy tradicionales y poco abiertos a las novedades y cambios que alteren la rutina del pueblo. Vianne Rocher (interpretada por Juliette Binoche) y su hija son dos nuevas habitantes en la localidad que llegan con ideas frescas, algo que creará polémica entre los sectores más tradiciones de la población. Al poco de llegar, Vianne inaugura una chocolatería donde pone a prueba su capacidad para leer los gustos chocolateros de los clientes. Esto le hará ganar muchos amigos, pero también muchos enemigos al considerar su forma de vida una amenaza para las tradiciones de la ciudad. La vida de Vianne en el pueblo se verá endulzada por una historia de amor con Roux, interpretado por Johnny Deep. Sin lugar a dudas, se trata de todo un clásico imprescindible, que no puede faltar en cualquier lista sobre cine gastronómico que se precie.

DELICIOSA MARTHA (Bella Martha, 2001) de Sandra Nettelbeck

El prestigioso chef español Ferrán Adriá, regente del célebre restaurante de cocina creativa 'El Bulli', dijo sobre "Deliciosa Martha" que es la película que mejor muestra el funcionamiento de una cocina profesional. Por supuesto, este filme también es todo un clásico dentro de las películas de temática gastronómica. Su protagonista, Martha (encarnada por una maravillosa Martina Gedeck), es una cocinera que tiene un restaurante en Hamburgo. Vive por y para la cocina, sin tiempo para el amor ni para las relaciones personales. Su vida da un giro de 180 grados cuando su hermana, madre soltera, fallece en un accidente. A Martha le toca hacerse cargo de su sobrina de 8 años, una labor que se le hará muy cuesta arriba de no ser por la ayuda de Mario (interpretado por un sensacional y divertido Sergio Castellitto), un chef italiano que trabaja con ella en la cocina. Cabe mencionar que tuvo un remake estadounidense titulado "Sin reservas", dirigido en 2007 por Scott Hicks y protagonizado por Catherine Zeta-Jones, Aaron Eckhart y Abigail Breslin.

UN TOQUE DE CANELA (Politiki kouzina, 2003) de Tassos Boulmetis

Este largometraje, de notable belleza fotográfica, nos cuenta la historia de un prestigioso profesor de astrofísica afincado en Grecia, que recibe la noticia de la próxima visita de su abuelo Vissilis, que vive en Estambul, lo que despierta sus recuerdos. No lo ve desde que a los 7 años se viera obligado a salir de Turquía. Se ha llegado a definir esta película como la versión mediterránea de "Como agua para chocolate". "Un toque de canela" pone rostro a uno de los grandes dramas colectivos: la expulsión de los ciudadanos griegos de Turquía… y lo hace con magia y emoción. El hilo conductor de este drama y comedia al mismo tiempo es el amor por la cocina… de hecho el guion se estructura como un menú: con entrantes, plato principal y postres. Una cinta que gira alrededor de la comida... que combina con gusto los sentimientos y las 'especias' adecuadas para satisfacer el mayor número de corazones y paladares.

ESTÓMAGO (Estômago, 2007) de Marcos Jorge

El mundo se compone de los que comen y de los que son comidos. En cambio, Raimundo Nonato, el protagonista de esta cinta brasileña, encuentra una vía alternativa: cocinar. Primero lo hace en un bar, luego en un restaurante italiano y, finalmente, en la cárcel. Raimundo cocina mientras aprende a defenderse y descubre una serie de normas que utiliza en beneficio propio: antes o después el cocinero también quiere su ración y nadie mejor que él sabe qué porciones son las más ricas. "Estómago" es el tipo de película que no convence al crítico, pero que seduce al gran público. Un cuento para adultos que aborda los temas del poder, el sexo y la gastronomía de manera inteligente, original y divertida… Eso sí, no es apta para estómagos delicados.

RATATOUILLE (Id., 2007) de Brad Bird

¿Cómo olvidar a uno de los personajes más entrañables y simpáticos de la pantalla grande? Por supuesto, se trata de Remy, una rata con un agudo pero exquisito olfato para la alta cocina. En esta oportunidad Pixar cuenta la historia de este roedor que sueña con convertirse en chef, pero no será nada fácil tomando en cuenta el mercado que intenta conquistar, en el cual los de su especie no tienen cabida; no obstante, Remy no se da por vencido y se alía con Alfredo Linguini, el lavaplatos del restaurante Gusteau’s. Las habilidades del jovencito no es que sean las mejores para la cocina, pero con la ayuda de Remy consigue el éxito que tanto ha anhelado. Este largometraje de Disney (cuando aun creaba historias originales y no los refritos que inundan las carteleras en estos últimos tiempos) es una excelente metáfora de superación. ¿Quién no ha pensado alguna vez que no era capaz de hacer algo, pero ha logrado sorprenderse así mismo? Además, contiene una escena memorable para recordar: aquella en la cual Mr. Ego rememora su infancia gracias al ratatouille de Remy. Recordando en un maravilloso ejercicio Proustiano los sabores, aromas y emociones de su infancia, de la cocina de su madre. Esa es la cocina que de verdad importa.

JULIE Y JULIA (Julie & Julia, 2009) de Nora Ephron

Esta película es un tanto especial para mí, ya que fue la que me dio la idea para crear un blog en su momento. Protagonizada por Meryl Streep, como Julia, y Amy Adams, como Julie, narra dos historias entrelazadas en tono comedia. Julie Powell es una joven que siente que está desperdiciando su vida. La rutina le agobia, por ello decide preparar en un año las 524 recetas del libro escrito por Julia Child, a quien admira profundamente: "Mastering the Art of French Coooking", el libro de cocina más vendido de la historia; algo así como el '1080 recetas' de Simone Ortega pero a la francesa. De manera simultánea, se desarrolla la trama que narra los comienzos de la misma Julia Child en la cocina, para quien no fue fácil dar estos primeros pasos; sin embargo, la perseverancia hizo que fuera reconocida como una de las grandes de la industria gastronómica.

BON APPÉTIT (Id., 2010) de David Pinillos

Pequeña joya de David Pinillos que triunfó en el Festival de Málaga y que obtuvo el premio Goya a la Mejor Dirección Novel. A pesar de su título, "Bon Appétit" es una película 100% española, y nos relata las andanzas de Daniel (Unax Ugalde) un ambicioso chef español que consigue una plaza en el prestigioso restaurante de Thomas Wackerle, en Zúrich. Sin pensarlo dos veces, prepara sus maletas y se va a Suiza. Allí conoce a Hugo, un cocinero italiano, y a Hanna, una experta en vinos alemana, de la que se enamora. Una historia de amigos que se atreven a cruzar esa delgada línea que separa la amistad del amor y que les cambia la vida para siempre. Repleta de buenos diálogos y una sensacional banda sonora que aporta dinamismo a una comedia romántica deliciosa.

CHEF (#Chef, 2014) de Jon Favreau

#Chef no es sólo una película de aventuras. La cinta nos habla de cómo nuestras decisiones personales afectan a nuestro entorno, ya sea para bien o para mal; también trata de la importancia de aprender a valorar lo que tenemos y a disfrutar de la vida. Tal cual, pero con menos glasé. A su vez, cuenta con unos molones Scarlett Johansson, Robert Downey Jr., John Leguizamo y Sofía Vergara quienes secundan al protagonista y también director Jon Favreau. La premisa nos trae la historia de superación del chef Carl Casper, tras perder su trabajo en un restaurante de alta cocinaEn esta situación, decide buscar un nuevo rumbo en su trayectoria profesional, concretamente en Miami, donde coincidirá con su ex esposa, su mejor amigo y su hijo. Juntos, convierten un viejo camión en un puesto de venta ambulante de comida cubana. Así, arranca una nueva vida para todos: el chef redescubrirá su pasión por la gastronomía y, al mismo tiempo, intentará que su familia vuelva a ser lo que era. El poder de las redes sociales, y el entusiasmo por la cocina que se hace desde el corazón, se convierten en el secreto del éxito.

UN VIAJE DE DIEZ METROS (The Hundred-Foot Journey, 2014) de Lasse Hallström

Y terminamos con un maridaje en la cocina: "Un viaje de diez metros". La película reúne al director de "Chocolat", más el apadrinamiento de Steven Spielberg, Oprah Winfrey y la actuación de la ganadora del Oscar, Helen Mirren. El título hace referencia a la distancia existente entre dos restaurantes de cocina. Uno es 'Le Saule Pleureur': francés y sobrio, certificado por la apetecida estrella Michelin*, que dirige la estricta Madame Mallory (Mirren). El otro, excéntrico e hindú, a cargo del cascarrabias Papa Kadam (Om Puri), que debido a una inesperada tragedia familiar deja su Bombay natal por los Alpes franceses. La llegada de estos forasteros causa un gran revuelo entre los habitantes del pequeño pueblo de Saint-Antonin-Noble-Val, especialmente tras descubrir que el joven Hassan cuenta con mejores dotes culinarios que Mallory. La competencia de sabores trasciende la pantalla, el aderezo viene marcado por una bonita historia de amor.


Hasta aquí llega nuestra particular lista... Hay muchísimas películas que tocan el tema gastronómico que se han quedado en el tintero, y que probablemente también podrían formar parte de esta pequeña selección. Si deseas, puedes compartir con nosotros tus opiniones o citar tus preferidas, escribiendo un comentario, tanto aquí en el blog como en las redes sociales...


WEBGRAFÍA Y FUENTES:

FILMAFFINITY: Crítica de Tampopo: Apología de la gastronomía japonesa!!! Y está bien!! (Escrita por Luisito).

FILMAFFINITY: Crítica de Big Night: Una gran noche: Esponjosa. (Escrita por Diana_Barrie).

DEMOS LA VUELTA AL DÍA: Cine gastronómico: películas para comérselas.

EL ESTÍMULO: Las 7 películas sobre cocina que tal vez no has visto. (Escrito por Jovan Pulgarín).

HACIENDA GUZMÁN: Cine y gastronomía: 10 películas ideales para foodies.

LA DESPENSA DE DULCINEA: Las 10 Mejores Películas Gastronómicas ¡Pasión por la Cocina!

CONDÉ NAST TRAVELER: 51 películas que dan ganas de comer (y beber). (Escrito por Jesús Terrés).

RESTAURANTE AITZGORRI: 10 Películas con la gastronomía como principal protagonista.

REVISTA GQ: Las mejores películas sobre gastronomía.

CULTURA COLECTIVA: 11 películas que todo amante de la gastronomía y la comida debería ver. (Escrito por Maria Andreina Rojas D Amico).

© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras.
Sin ánimo de lucro. Las imágenes publicadas solamente tienen la finalidad de complementar este artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

UNIVERSAL MONSTERS INC. & TOYS AND MERCHANDISING

UNIVERSAL MONSTERS INC. & TOYS AND MERCHANDISING
Un libro de Miguel Ángel Plana Fernández y Jose Gracia.